En directo

    Inmigrantes y refugiados: ¿un buen negocio?

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 63
    Síguenos en

    Tras ganar las presidenciales, Donald Trump ratificó su intención de expulsar a unos 3 millones de inmigrantes irregulares. Volvieron a saltar todas las alarmas, pero las más perturbadoras tienen que ver con la economía. Y es que la fuerza de trabajo de los migrantes pesa mucho en el motor de la débil economía norteamericana.

    El profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, matiza que los inmigrantes indocumentados que planea expulsar Trump son los que han cometido delitos, muchos de los cuales están encarcelados y otros andan en pandillas por las calles. Pero lo que no está claro es que pretenda expulsar a todos los indocumentados que están en el país, y que superan los 12 millones de personas.

    El analista explica que estas personas cumplen una función económica que consiste en abaratar productos intensivos en mano de obra en los que la economía norteamericana por los salarios normales no es competitiva.

    "Al ser una economía tan grande y diversificada, los indocumentados en EEUU cumplen la función de mano de obra barata externa. Es la internalización dentro del territorio norteamericano del suministro de mano de obra que muchas multinacionales tienen que ir a buscar al exterior, y en particular es en sectores que no son externalizables, como es el caso de la agricultura, la industria, los servicios o el transporte", señala Arriola. 

    Por otro lado, la Unión Europea muestra una cara más amable y otorga asilo, aunque pocos hasta el momento, a las olas migratorias que llegan al viejo continente provenientes de países de Medio Oriente en conflicto. Muchos de ellos piden asilo como refugiados. Un dato: sólo en 2015, la Unión Europea registró un millón doscientas mil solicitudes. Mientras, este verano se tramitaron más de 300 mil de dichas solicitudes, lo que equivale a 600 por cada millón de europeos. Aunque también en el caso particular europeo se mezcla otro tipo de migración llegada desde el norte de África.

    Joaquín Arriola sostiene que la migración que llega a Europa es diferente a la de EEUU por dos razones. "Primero, en los sectores que demandan mano de obra dentro del país, en los sectores que no se pueden internacionalizar, en la UE están ya muy segmentados por países y tienen un peso muy importante en naciones de bajo coste salarial relativo, como pueden ser los países meditarráneos. Por lo tanto no hay esa necesidad de abaratar la  mano de obra con inmigrantes ilegales en Alemania, Francia o Gran Bretaña".

    "En segundo lugar, porque la UE ha tenido la oportunidad de abastecerse de mano de obra de un nuevo proletariado industrial con la caída del muro de Berlín y la ampliación de Europa hacia el Este. Y los países de Europa del Este han suministrado a la UE mano de obra barata y altamente cualificada", concluye Joaquín Arriola.

    Además:

    Erdogan amenaza con abrir fronteras con la UE para refugiados
    "La distribución de refugiados por Europa no funciona"
    Etiquetas:
    refugiados, inmigrantes, UE, Donald Trump, Joaquín Arriola, Reino Unido, Francia, Alemania, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik