23:41 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Al contado

    Petróleo: El diablo está en los detalles

    Al contado
    URL corto
    Por
    0 100
    Síguenos en

    Se trata de la guerra de cuotas. Y es que este miércoles la OPEP acordó establecer límites en la extracción de crudo, y aquí empieza el nuevo conflicto, básicamente entre dos enemigos íntimos: Arabia Saudí quiere que se congele en las cuotas actuales de cada país, pero Irán reivindica que no lo hará hasta alcanzar las cotas previas a las sanciones.

    El ministro saudí de Petróleo, Khalid al Falih, declaró: “las diferencias entre los países de la OPEP sobre los niveles a los que debemos congelar la extracción, se están reduciendo”. A renglón seguido explicó que se baraja permitir “que Libia, Nigeria e Irán produzcan a los niveles máximos que tenga sentido”. Y por supuesto, éstos estarían en torno a los actuales.

    “Estoy aquí por el Foro Internacional de la Energía y para una reunión informal y consultativa con el deseo de cambiar los puntos de vista”, atinó a decir el ministro iraní del Petróleo, Bijan Zanganeh.

    En este sentido, el profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, sostiene que “la situación actual de Oriente Medio no es la más favorable, donde hay una disputa por la hegemonía de la región, en la que los tres principales actores son Turquía, Arabia Saudí e Irán, más allá de los actores externos a la región”.

    En la medida en que haya una situación convulsa es muy difícil que en esa zona, una de las principales productoras de petróleo, se llegue a un consenso, salvo que otros grandes productores, como pueden ser Nigeria, Venezuela o Rusia, logren mediar en el conflicto que se plantea entre el interés petrolero que debería llevar a un acuerdo entre estas potencias para fijar cuotas, y el conflicto político que lleva más bien a lo contrario, es decir, que impida el acuerdo, opina el economista.

    Asimismo, Arriola explica que EEUU tiene dos estrategias: “una a corto plazo y otra a largo plazo. La primera está vinculada al juego de los precios y a la acumulación de reservas, y en este sentido no necesariamente coinciden los intereses de los productores norteamericanos, con los del Departamento de Estado de EEUU”.

    Por otra parte, Venezuela fue la principal impulsora de la medida. De hecho, los miembros de la OPEP accedieron a la propuesta venezolana y llegaron a este consenso para reducir la producción diaria de crudo. Así lo informó el mismo miércoles el ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino.

    José Rafael Revenga, analista internacional venezolano, señala que los medios en su país han reflejado un auténtico alivio por parte del Gobierno de Nicolás Maduro por el preacuerdo. No obstante, el experto indica que esta noticia “tiene un carácter de burbuja que puede ayudar a que los precios del crudo no desciendan por debajo de 45 dólares el barril”.

    Los países productores, opina José Rafael Revenga, “se acercaron tanto al borde del precipicio que se asustaron y llegaron al preacuerdo” que debe ratificarse el próximo 30 de Noviembre.

    Etiquetas:
    Biyán Zangané, OPEP, José Rafael Revenga, Eulogio del Pino, Joaquín Arriola, Khalid al Falih, EEUU, Rusia, Venezuela, Turquía, País Vasco, Irán, Nigeria, Libia, Arabia Saudí
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik