13:51 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    500 millones

    Caracazo: ¿un engendro del FMI?

    500 millones
    URL corto
    Por
    3121
    Síguenos en

    Una consecuencia inevitable de lo que sucede cuando un Gobierno neoliberal se entrega al FMI. Así explica el origen del Caracazo el analista internacional José Negrón Valera. Ya situados en el presente, al analista Miguel Antonio Jaimes le sorprende las medidas emprendidas por el Grupo de Lima por estar integrado por altos cargos estatales.

    27 y 28 de agosto. Año 1989. Caracas, Venezuela. Una serie de medidas económicas tomadas por el entonces presidente del país, Carlos Andrés Pérez, desata la desesperación de un pueblo, que se convierte indignación y dolor, y deriva en la ofuscación, la movilización, y la ira, que choca con las fuerzas del orden dejando como resultado unos 2.000 muertos según la versión oficial, unos números que merodean los 4.000, incluidos desaparecidos, según cifras extraoficiales.

    Las calles de Caracas se convirtieron repentinamente en el infierno en la tierra. Unas movilizaciones que se iniciaron en las zonas populares de Guarenas –situada a las afueras de la capital–, rápidamente se extendieron y corrieron como una chispa en un reguero de pólvora hacia las zonas populares de Caracas. Y todo fue saqueos, incendios, muertes. El Gobierno echó a las calles a la Policía Metropolitana, el Ejército y la Guardia Nacional. El objetivo: 'controlar' la situación.

    El analista internacional José Negrón Valera contextualiza el Caracazo.

    "Recordemos que el 16 de febrero [de 1989], unos días antes, Carlos Andrés Pérez anunció un paquete de medidas de estabilización macroeconómica que fueron puestas como condiciones para recibir 4.500 millones, un crédito del Fondo Monetario Internacional. Entre esas medidas estaba el aumento de la gasolina, la congelación de los salarios, y el aumento de los precios de bienes de primera necesidad".

    En este contexto, el experto incide que "durante los días previos al 27 de febrero comenzó a haber un proceso brutal de acaparamiento y especulación con los bienes de primera necesidad que prácticamente llevó a la gente a salir a las calles a saquear los comercios, tanto de Caracas como del interior del país".

    Negrón Valera subraya también que la dura represión que vivieron los movimientos de izquierda –dirigido especialmente por Washington– y lo que llamaron 'La escuela de las Américas', operativizado en ese país sudamericano por los partidos políticos que dominaron la escena venezolana, específicamente Acción Democrática y Copei, permitió que se impusiese un modelo neoliberal en Venezuela que afectaba a las capas más pobres y vulnerables de la sociedad. 

    "Tal como en su momento lo dijo el presidente Hugo Chávez, que la rebelión militar del 4 de febrero de 1992 fue también consecuencia de lo que se vivió el 27 de febrero de 1989, es decir, la respuesta del pueblo, de los pobres del país a la entrega por parte de las élites políticas al Fondo Monetario Internacional", explica José Negrón Valera.

    Mientras, la actualidad vuelve a situar la injerencia externa en Venezuela bajo la batuta de EEUU. Así, este lunes se reunió en Bogotá el Grupo de Lima, integrado por 14 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. Cabe destacar que México se ausentó en las últimas dos reuniones por no coincidir con llamamientos de este grupo a los que ha considerado injerencistas. Quien sí participó fue Juan Guaidó.

    Además: Protesta en Colombia contra la Cumbre de Lima sobre Venezuela

    La declaración final de 19 puntos, que fue leída por el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, en el punto 16 manifiesta: "Reiteran su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza".

    Una declaración que concretamente en este aspecto contó con el apoyo del presidente de Bolivia, Evo Morales.

    "Entre el Grupo de Lima y el autoproclamado Guaidó, nosotros [los venezolanos] nos preguntamos quién es más descarado de los dos, políticamente. […] Porque este muchacho venezolano se autoproclama de una manera vacía, sin sentido. Pero en el Grupo de Lima hay mandatarios, hay vicepresidentes, hay ministros, hay cancilleres, que dirigen y mantienen sus Gobiernos que fueron elegidos en elecciones, muchos de ellos fraudulentas", reflexiona el analista internacional Juan Antonio Jaimes.

    Etiquetas:
    injerencia, economía, Caracazo, Grupo de Lima, Fondo Monetario Internacional (FMI), Evo Morales, Carlos Holmes Trujillo, Juan Guaidó, Hugo Chávez, Carlos Andrés Pérez, Argentina, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik