En directo
    Banderas de Israel y EEUU en Jerusalén

    Rusia 'planta' a Israel en su fiesta por la Embajada de EEUU y este es el motivo

    © AP Photo / Ariel Schalit
    Prensa
    URL corto
    Kommersant
    Protestas en Gaza por el traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén (129)
    17652

    El embajador ruso en Israel, Alexandr Shein, se ha ausentado de la ceremonia solemne celebrada en el Ministerio de Exteriores de Israel en vísperas de la apertura de la Embajada de EEUU en Jerusalén.

    La ceremonia contó con la participación del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y su esposa, Sara. Sin embargo, casi un tercio de los embajadores acreditados en Israel, incluidos los embajadores de Rusia, la Unión Europea, Egipto y México, se ausentaron del acto, informa la corresponsal del diario ruso Kommersant en Jerusalén, Marianna Bélenkaia.

    La mayoría de los Estados, incluida Rusia, no reconoce oficialmente Jerusalén como la capital israelí y considera que el estatus de la ciudad es uno de los problemas centrales del conflicto en Oriente Medio.

    Como explicaron a Sputnik fuentes del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Moscú considera que Jerusalén Oeste es la capital de Israel, mientras que Jerusalén Este es la capital de Palestina. "Este es el enfoque de Rusia", y en este sentido Moscú "apoya todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y la Asamblea General, así como la Iniciativa de Paz Árabe".

    Aunque el Consulado de EEUU en Jerusalén se convertirá en Embajada el 14 de mayo, la mayoría de diplomáticos estadounidenses permanecerá en Tel Aviv al menos hasta finales de año. Esto se debe a que es físicamente imposible trasladar toda la misión diplomática estadounidense a Jerusalén sin disponer antes de un edificio apropiado.

    "No es una ciudad judía"

    Israel se anexionó Jerusalén Este, que estaba en territorio de Jordania, en 1967 durante la Guerra de los Seis Días. Esta acción no fue reconocida y además fue declarada ilegal por la comunidad internacional.

    Según Bélenkaia, la separación de Jerusalén en dos ciudades sigue vigente hasta nuestros días. En este aspecto, es especialmente simbólico que la ceremonia solemne que se celebrara en el Ministerio de Exteriores de Israel coincidiendo con el Día de Jerusalén en Israel. Este feriado estatal se estableció después de la victoria del país hebreo en la Guerra de los Seis Días, en 1967. Fue a partir de ese momento que Israel extendió su jurisdicción a ambas partes de la ciudad pero, de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, la parte oriental es un territorio ocupado.

    La mayoría de los residentes árabes de Jerusalén Este, que constituyen un tercio de la población de la ciudad, carece de ciudadanía israelí y simplemente tienen el estatus de residentes permanentes, un estatus que pueden perder en cualquier momento si, por ejemplo, deciden trabajar en otro país. La vida en los barrios árabes es diferente a la vida en los distritos judíos de la ciudad. Faltan hospitales y escuelas —se precisan más de 2.500 clases para niños—, hay escasez de electricidad y agua, las carreteras son malas y es extremadamente difícil obtener un permiso de obras para construir nuevos edificios, reporta la arabista rusa.

    Lea más: Los palestinos no aceptarán ningún plan de paz sin Jerusalén como capital

    "Jerusalén es un desafío para el Gobierno israelí. Es muy difícil tener un tercio de población árabe en una ciudad que las autoridades definen como la única e indivisible capital de Israel. Esta no es una ciudad judía. Pero el traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén realmente deja las manos libres a las autoridades israelíes", señala Aviv Tatarsky, investigador de la ONG Ir Yam (Ciudad de las Naciones).

    Según él, mientras los políticos israelíes están felices por la apertura de la nueva Embajada de EEUU en Jerusalén, los árabes están indignados.

    "En Jerusalén Este, la gente está muy enojada. Estados Unidos ya no es un mediador en la solución del conflicto, está completamente del lado de Israel", dijo el activista Aziz Abu Sara.

    La Asociación Palestina de Organizaciones y Asociaciones Nacionales de Jerusalén instó a la población árabe de la ciudad a cerrar todas las tiendas el 14 de mayo a partir de las 13.00 y marchar hasta la Embajada de Estados Unidos, hasta llegar "lo más cerca posible". "No interferiremos con la apertura de la Embajada. Pero debemos expresar nuestra opinión, hablarle al mundo sobre los problemas de la población árabe de la ciudad", dijo el activista palestino Imad Muna.

    Desde el 30 de marzo se celebran en Palestina manifestaciones y protestas que ya se han cobrado la vida de cerca de 30 palestinos.

    Tema:
    Protestas en Gaza por el traslado de la Embajada de EEUU a Jerusalén (129)

    Además:

    Alcalde de Jerusalén denominará plaza junto a futura embajada de EEUU en honor a Trump
    Israel debatió con al menos seis países el traslado de embajadas a Jerusalén
    "Cualquier paso en falso en Oriente Medio convertirá el conflicto político en confesional"
    Israel: 70 años entre conflictos y discordias
    Etiquetas:
    embajadas, Israel, Palestina, Jerusalén, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik