En directo
    Portaviones ruso Almirante Kuznetsov (archivo)

    Las principales preguntas y respuestas sobre el novedoso portaviones ruso

    © Sputnik / Ministry of Defence (United Kingdom)
    Prensa
    URL corto
    Vzglyad
    14463

    Rusia prevé construir un nuevo portaviones que está llamado a convertirse en el elemento clave de la flota del país. Todavía hay poca información sobre el buque, si bien emergen las preguntas sobre sus objetivos, características y precio.

    El ingeniero naval Alexandr Shishkin intentó arrojar luz sobre estos aspectos en su artículo para el diario ruso Vzglyad.

    ¿Para qué?

    La primera pregunta que se hacen los analistas es para qué necesita Rusia un nuevo portaviones, que se prevé construir en los próximos 10 años. Para contestar a esta cuestión, Shishkin propone varias situaciones hipotéticas donde Rusia podría hacer uso de un grupo de portaviones.

    "¿Quién puede garantizar que los estadounidenses y sus socios de la OTAN no vuelvan a decidir liberar de un 'régimen totalitario' a un país socio de Rusia sin la aprobación del Consejo de Seguridad de ONU?", se pregunta.

    El autor opina que, en este caso, "sería mejor enviar a las costas del Estado un grupo de portaviones ruso en vez de una nota del Ministerio de Asuntos Exteriores y evitar una intervención armada".

    "Otro ejemplo: detienen un buque comercial o pesquero ruso con falta de respeto a la bandera rusa. También sería mejor enviar al lugar del incidente un portaviones desplazado cerca", señala el columnista.

    ¿Cómo sería?

    Su-33 y MiG-29K en la cubierta del crucero pesado Almirante Kuznetsov (Archivo)
    © Sputnik / Press service of the Northern Fleet
    El nuevo portaviones no puede ser más pequeño que el Almirante Kuznetsov, porque Rusia no podrá superar al potencial enemigo en cantidad. Por eso es crucial su calidad competitiva. Además, los pilotos rusos se formaron en la cubierta del Kuznetsov, de manera que las dimensiones de la cubierta de vuelo de 305 x 70 m es una referencia.

    Asimismo, por consideraciones de prestigio, Rusia no puede ceder ante los chinos o los británicos. Sin embargo, construir un portaviones más grande que los de EEUU sería demasiado caro e irracional, explica el autor.

    Entonces, lo más probable es que el desplazamiento total del portaviones del nuevo proyecto sea de 60.000 a 90.000 toneladas, es decir, aproximadamente 75.000 toneladas, como el del buque Ulianovsk del proyecto 11437, explica el ingeniero.

    Lea más: La gran ventaja de la Armada rusa ante cualquier rival

    En cuanto al grupo de aviones, está claro que debe llevar algunos Su-57. Parece razonable desplegar en el nuevo portaviones el mismo número de aeronaves que en el 11437, pero distribuirlos por analogía con los años de experiencia probada en combate y la estructura del ala del portaviones Nimits.

    "En este caso, tendríamos cuatro escuadras de 12 Su-57, cuatro aviones de alerta temprana y control aerotransportado, cuatro aviones especiales de guerra electrónica y catapultas electromagnéticas, una escuadra mixta de 12 helicópteros para diversos fines. En total, serían 68 aeronaves", calcula Shishkin.

    Teniendo en cuenta la decisión tomada de aplicar la instalación nuclear en nuevos destructores, está claro que el nuevo portaviones también será atómico. Según el ingeniero naval, es probable que cuente con un trampolín, catapultas electromagnéticas, tres elevadores de aviones y esté armado con sistemas de proyectiles teledirigidos y sistemas de misiles y cañones de corto alcance.

    ¿Cuántos?

    Para evaluar el número de portaviones necesario y suficiente para la Armada de Rusia, el autor se guía por una cantidad que garantice una proyección permanente de la fuerza en cualquier parte de los océanos del mundo. Obviamente, debería haber dos grupos de las flotas del Norte y del Pacífico. El primero controlaría el Atlántico y el Mediterráneo; el segundo, los océanos Índico y Pacífico.

    Para que un portaviones se mantenga siempre en el mar es necesario que otro esté listo para reemplazarlo cuando llegue el momento. El tercer portaviones, a su vez, debe someterse a una inevitable reparación a largo plazo, preferiblemente combinada con una modernización. Por lo tanto, para reaccionar rápidamente ante el desafío lanzado por alguien en aguas lejanas, es necesario tener seis portaviones en la flota.

    Lea también: Las sorpresas que prepara la nueva doctrina marítima de Rusia para EEUU

    En teoría, si el horario de las reparaciones está bien planificado, podrían ser suficientes cinco portaviones, pero uno de ellos tendría que desplazarse de una a otra flota.

    ¿Y el precio?

    El portaviones estadounidense USS Ronald Reagan en las aguas de la península de Corea
    © REUTERS / Mass Communication Specialist 3rd Class MacAdam Kane Weissman/U.S. Navy/Handout
    El columnista cita a Serguéi Vlásov, director general de la constructora naval rusa Nevskoe, quien en abril de 2014 marcó el límite superior del precio del novedoso portaviones para la Armada de Rusia en un nivel de entre 250.000 y 300.000 millones de rublos (4.500-5.000 millones de dólares).

    Teniendo en cuenta la inflación, en marzo de este año este precio sería de 340.000-400.000 millones de rublos (6.000-7.000 millones de dólares).

    Es decir, el portaviones ruso sería aproximadamente dos veces más barato que el estadounidense Ford, que costó 12.900 millones de dólares.

    Este precio no incluye el costo de los aviones. Por lo tanto, en caso de que falten recursos financieros, se podría sustituir las aeronaves por otras más baratas, como los cazabombarderos MiG-35K, sugiere el autor.

    También le puede interesar: Amenaza fantasma: el portaviones submarino nuclear ruso pondría en jaque la hegemonía de EEUU

    Tomando en consideración todo tipo de fuerza mayor externa e interna, es imposible estar seguros de que la construcción del portaviones no se posponga por otros 10 o incluso 20 años. Sin embargo, existe la sensación de que la decisión ya está tomada y no hay marcha atrás. Parece que el país tiene una clara idea de la necesidad de contar con una herramienta tan eficaz de política exterior como las escuadras de portaviones operativas permanentes en ambos hemisferios del planeta, concluye Alexandr Shishkin.

    Además:

    La joya de la Armada rusa: el portaviones Almirante Kuznetsov en un impresionante vídeo
    Las devastadoras capacidades del nuevo dron nuclear submarino de Rusia presentado por Putin (vídeo)
    Putin dobla la apuesta frente al hipermilitarismo nuclear de Trump
    Etiquetas:
    armas, portaaviones, defensa, Armada de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik