08:57 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Sistema de misiles pakistaní NASR

    ¿Amistades peligrosas? Las amenazas y las oportunidades del acercamiento entre Pakistán y Rusia

    © AFP 2019 / Aamir Qureshi
    Prensa
    URL corto
    Por
    5180
    Síguenos en

    Islamabad está buscando consolidar sus relaciones con Moscú tras el brusco enfriamiento de sus relaciones con Washington, opina el periodista Alexandr Braterskiy.

    "Últimamente Islamabad y Moscú han intensificado su cooperación bilateral. Desde hace mucho tiempo Pakistán y Rusia vienen dialogando sobre la situación en Afganistán", escribe el columnista en su artículo para el portal Gazeta.ru.

    Precisamente este tema, junto a la lucha contra el terrorismo y la cooperación dentro de la Organización de Cooperación de Shanghái, fue abordado el 20 de febrero durante la reunión de Khawaja Muhammad Asif, ministro de Asuntos Exteriores de Pakistán, con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

    El periodista recordó que Pakistán sigue manteniendo su influencia sobre el movimiento Talibán —organización terrorista proscrita en Rusia—. 

    "Por su parte, Rusia brinda apoyo desde hace años a grupos que luchan contra los talibanes", recalca el autor del artículo.

    El 'baile' con EEUU

    Alexandr Braterskiy considera que Pakistán pasó a consolidar sus lazos con Rusia después de que sus relaciones con Washington se deterioraran.

    Recientemente, el periódico The New York Times informó de que el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, no esconde su mirada de halcón hacia Pakistán, al que acusa de apoyar a los terroristas.

    Le podría interesar: China refuerza su apoyo a Pakistán como contrapeso a EEUU

    De acuerdo con el rotativo, Washington dejó claro que próximamente Pakistán podría ser incluido en la lista de países que, según el Gobierno estadounidense, no toman las medidas necesarias para luchar contra el terrorismo. Anteriormente, Washington congeló una ayuda financiera de 1.300 millones de dólares destinada al país asiático. 

    Al mismo tiempo, en Pakistán consideran que Washington no puede imponerse en la guerra en Afganistán y quiere convertir a Islamabad en un cabeza de turco.

    Sin embargo, no es la primera vez que Pakistán intenta cambiar sus relaciones con EEUU. Vladímir Shebashin, diplomático soviético y agente de inteligencia de la URSS, escribió en su libro 'La mano de Moscú' que Islamabad ya había tratado de reducir la influencia de Washington en el pasado.

    "Un EEUU que mantenía a Pakistán encerrado en su puño de hierro, un EEUU poco fiable, que miraba por su interés propio y era arrogante era lo que más preocupaba [a las autoridades paquistaníes]", recoge Shebashin. 

    Además, las relaciones entre EEUU y Pakistán estuvieron a punto de romperse tras el ataque erróneo de la aviación norteamericana contra una base militar pakistaní que se saldó con 24 soldados muertos.

    Lea más: Trump advierte a Pakistán que perderá mucho si acoge a los terroristas

    Actualmente, la presión ejercida por Washington sobre Pakistán empuja al país asiático a buscar nuevos aliados, entre los que se encuentran Rusia y China, opina Andréi Serenko, experto del Centro del Afganistán moderno. Las autoridades paquistaníes, además, han mostrado interés en adquirir equipos militares rusos. 

    Según Serenko, Pakistán puede convertirse en "un análogo de Irán" —un aliado táctico con el que Moscú coopera en Siria— para Rusia en la región del sur de Asia. 

    Por su parte, Artur Jetagúrov, en un artículo para el Consejo Ruso de Asuntos Internacionales destacó que es poco probable que Islamabad cambie de socios y apueste por la cooperación estratégica con Moscú. No obstante, el experto considera que para las autoridades paquistaníes es muy importante enviar una señal de advertencia a Washington sobre la posibilidad de cooperar con Moscú y Pekín.

    Andréi Serenko considera que para Rusia lo principal en lo que respecta a Pakistán es no empeorar las buenas relaciones que mantiene con su viejo aliado: la India. Esta tarea es bastante compleja, dado que ambos Estados —miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái— mantienen unas tensas relaciones.

    En septiembre de 2017 los enfrentamientos en la frontera entre Pakistán y la India acabaron con la vida de 6 personas y dejaron 30 heridos.

    Lea también: Cancillería: Rusia ayudará a Pakistán a reforzar potencial antiterrorista

    A pesar de estas dificultades, Serenko recalcó que Rusia podría ofrecer a Islamabad y Nueva Delhi un campo para la cooperación y la lucha contra los grupúsculos de Daesh en el sur de Asia podría convertirse en ese campo, dado que la actividad del grupo terrorista en Cachemira representa un serio peligro para ambos países.

    Cachemira es una zona en disputa entre la India y Pakistán poblada en su mayoría por musulmanes. En la región operan grupos separatistas, entre ellos Jaish-e-Mohammed, que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar a estos grupos.

    Además:

    Pakistán pretende intensificar la cooperación con Rusia en defensa y energía
    Pakistán advierte que medidas de EEUU le harán cooperar con enemigos de Washington
    Trump promete cortar la ayuda a Pakistán por dar refugio a terroristas
    Etiquetas:
    política exterior, relaciones, Pakistán, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik