Widgets Magazine
01:20 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Kim Jong-un, líder norcoreano durante una explicación sobre armas nucleares

    En el filo de la navaja: 1001 factores capaces de desencadenar una guerra nuclear

    © REUTERS / KCNA
    Prensa
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    El empeoramiento de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, la imprevisibilidad de Corea del Norte y el posible rechazo de Donald Trump al acuerdo atómico iraní —además de un agravamiento de las relaciones entre India y Pakistán— son factores que pueden conducir inevitablemente a un conflicto nuclear.

    Durante la X Conferencia del Foro Internacional de Luxemburgo sobre Prevención de Catástrofes Nucleares expertos mundiales, jefes de organizaciones internacionales y políticos abordaron la seguridad nuclear de nuestro planeta.

    2017 ha sido un año especialmente incierto en cuanto a la seguridad nuclear mundial, señala Valentín Lóguinov en un artículo para Gazeta.

    Relaciones tensas entre las potencias nucleares

    Uno de los principales problemas es el estancamiento de las negociaciones para la reducción de los arsenales nucleares de dos superpotencias nucleares como son Rusia y Estados Unidos.

    Lea más: Washington destruye a conciencia las relaciones con Moscú

    En 2018, Moscú y Washington deben completar la disminución de sus armas estratégicas de acuerdo con los términos del Tratado START III de Praga, pero el futuro de este documento, dado el estado actual de las relaciones entre ambos países, es incierto, destaca Lóguinov.

    Además, también está sobre la mesa la aplicación del Tratado sobre la eliminación de misiles de alcance intermedio y de menor alcance, uno de los pilares del sistema actual de seguridad nuclear.

    El autor del artículo señala que el mayor problema de la falta de compromisos y trabajo conjunto entre Moscú y Washington es que se dé inicio a una nueva carrera armamentística incontrolada.

    "Ahora, en Estados Unidos prevalece el punto de vista de que es imposible negociar con los rusos. Esto determina el comportamiento de los congresistas estadounidenses. Incluso en los difíciles años de la Guerra Fría hubo un diálogo, hoy prácticamente inexistente", dijo en una conversación con Gazeta el profesor de la Universidad de Maryland y exdirector del Instituto de Investigaciones Espaciales de la Academia de Ciencias de la URSS, Roald Sagdéev.

    Lea también: Rusia y EEUU viven el "período más difícil en sus relaciones desde la Guerra Fría"

    Sin embargo, las relaciones entre Moscú y Washington han comenzado a deteriorarse gradualmente y Estados Unidos fue el primero en optar por ahondar en el empeoramiento, defiende el exsecretario de Defensa estadounidense William Perry.

    "Primero, se tomaron medidas para expandir la OTAN y se estableció un sistema de defensa antimisiles en Europa del Este. Entonces, cuando Estados Unidos apoyó las revoluciones de colores, por ejemplo, en Ucrania, apareció en Rusia el temor de que ese apoyo también se proporcionaría a una posible revolución de colores en Rusia. Cuando se produjeron las protestas masivas en Rusia, en la primavera de 2012, el presidente ruso Vladímir Putin creyó que Estados Unidos estaba detrás de ellas, y actuó en consecuencia", dijo Perry, en una entrevista para Gazeta.

    Según Lóguinov, para los países que ya tienen armas nucleares o las desean tener, estas armas son un elemento de disuasión o una forma de mejorar la posición de sus propios Estados y regímenes políticos. Este sería el caso de Corea del Norte.

    Por otra parte, Irán en posesión de un arsenal nuclear también podría representar un problema. Donald Trump ha declarado en repetidas ocasiones que tiene la intención de revisar el acuerdo nuclear firmado con Teherán en este sentido.

    Al mismo tiempo, el fracaso del acuerdo iraní podría traducirse en un mayor descontrol mundial en cuanto a los arsenales nucleares.

    Lea también: Trump desmiente haber pedido aumentar el arsenal atómico

    La línea roja

    Las relaciones actuales de Rusia con los países occidentales ya están empezando a ser calificadas como una nueva Guerra Fría. Sin embargo, incluso cuando estas relaciones estuvieron en sus momentos más bajos, los contactos entre Moscú y Washington se mantuvieron. La interrupción de estos canales de comunicación puede tener consecuencias todavía más negativas.

    "Si estamos de nuevo en una situación crítica, como ocurrió, por ejemplo, durante la crisis cubana, entonces, aparte de la línea roja entre el Kremlin y la Casa Blanca, ya no hay otros mecanismos de contención. Pero ni siquiera este [canal de comunicación] ha sido muy eficaz últimamente", dijo Sagdéev.

    Debido a este deterioro de la situación global, según Perry, existe el peligro de que grupos terroristas puedan hacerse con armas nucleares. En segundo lugar, existe el peligro potencial de que se reactive el conflicto entre la India y Pakistán. Por último, Corea del Norte afirma que en cuanto su régimen se sienta amenazado, estará lista para atacar a Japón o Corea del Sur.

    Le puede interesar: China también presiona a Corea del Norte

    "La guerra nuclear en Corea, así como un conflicto nuclear entre la India y Pakistán, pueden llevar a la pérdida de vidas humanas en un número comparable a las de la Segunda Guerra Mundial, con la única diferencia de que estas personas morirían en seis horas en lugar de en seis años", dijo Perry.

    Además:

    ¿Cuántas personas morirían en una potencial guerra nuclear total? (vídeo)
    Cómo prepararse para la III Guerra Mundial y qué hacer en caso de un ataque nuclear
    Pánico a la guerra nuclear: se dispara al doble la construcción de búnkeres en EEUU
    La guerra nuclear en el horizonte: ¿Pueden EEUU y China empezar el armagedón?
    Etiquetas:
    arsenal nuclear, tratado, guerra nuclear, armas, la India, Corea del Norte, Pakistán, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik