17:19 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    El portaviones ruso Almirante Kuznetsov (archivo)

    El destino de los gemelos del Almirante Kuznetsov: ¿qué fue de ellos?

    © Sputnik / Sergey Yeshenko
    Prensa
    URL corto
    Por
    0 309
    Síguenos en

    Es bastante temprano para hablar sobre la decadencia de la época de la flota de portaviones rusa, como los hacen algunos países occidentales, aseguró el presidente de la Corporación de Construcción Naval, Alexéi Rajmánov, a la cadena Zvezda.

    Según el experto, no es necesario cambiar de manera conceptual el portaviones Almirante Kuznetsov. En el marco del futuro mantenimiento el portaviones será llevado a un nuevo nivel del sistema de control. Además, se verá reforzada el ala aérea de la nave.

    Aviones en el portaviones Almirante Kuznetsov
    © Foto : Servicio de Prensa de la Flota del Norte
    Toda la familia

    Rajmánov recordó que junto con el Almirante Kuznetsov fueron construidos cinco portaviones más. Sin embargo, el último de ellos —el portaviones Variag—, construido en los astilleros de la ciudad ucraniana de Nikoláiev en 1993, pasó a Kiev conforme al acuerdo entre los dos países. Asimismo, fue construido en tan solo un 60%.

    En 1998 China adquirió el buque con el fin de convertirlo en un centro de entretenimiento con un casino flotante. No obstante, posteriormente los ingenieros del gigante asiático lo adoptaron para las necesidades del Ejército chino. El Variag recibió un nuevo nombre —Liaoning— y, gracias a él,  China se convirtió en una potencia que tiene a su disposición aviación naval.

    El primer portaviones pesado ruso fue el Kiev, botado a finales de 1972, apuntó el experto. Asimismo, explicó que la botadura de un buque no significa que su construcción se ha completado.

    "Hay que terminar la construcción de una nave y 'llenar' su interior cuando está a flote", detalló Rajmánov.

    No es un proceso rápido, y el portaviones Kiev entró en servicio cinco años después de su botadura. La construcción en los astilleros del segundo portaviones de la URSS —Minsk— se inició en 1972, pero entró en servicio de la Armada soviética tan solo en 1978.

    Lea más: Avión espía de EEUU se acerca al portaviones ruso Almirante Kuznetsov

    El tercer portaviones ruso, Novorosíisk, fue botado en diciembre del mismo año. Además, el mismo día se inició la construcción del cuarto buque de este tipo, Bakú, que fue renombrado como Almirante Gorshkov en 1990. El Almirante Kuznetsov es el quinto portaviones ruso, seguido por el ya mencionado Variag.

    Reveses de la fortuna

    El Kiev, tras haber participado en diez misiones y ocho maniobras, fue dado de baja en 1993, tras convertirse en el único portaviones ruso condecorado por su servicio militar. Entre los principales motivos de su retirada estaban los grandes costos de su mantenimiento. El buque fue vendido a unos empresarios  por un precio ridículo, y luego pasó a las manos del Gobierno chino.

    Cómo operan las aeronaves de combate rusas del portaviones Almirante Kuznetsov
    © Foto : Ministry of defence of the Russian Federation
    Posteriormente el crucero militar fue modificado y convertido en una atracción en el parque temático Binhai en la ciudad de Tianjin. En la actualidad funciona como hotel de lujo, realizando dos funciones: complementa una exposición como ejemplo del equipo militar soviético y acoge a los visitantes.

    Lo más curioso es que su exterior no ha cambiado mucho: todavía tiene una cabina de vuelo con un par aviones y helicópteros. Por supuesto, fue desmontado y no está apto para el combate.

    El portaviones Minsk ha tenido casi el mismo destino. Tras ser retirado del servicio en 1994, fue transportado a China y acogió dos museos: el de la historia de la Armada soviética de 1941-1991 y el del desarrollo de la cosmonáutica. Además, sirvió como parque temático que fue cerrado en 2016. En estos momentos, el Minsk se encuentra en el puerto de Zhoushan.

    El destino más triste le tocó al portaviones Novorosíisk, que fue vendido en 1994 a una compañía de Corea del Sur, remolcado a la ciudad de Pohang y desmontado.

    El periodo de servicio del quinto portaviones ruso, Almirante Gorshkov, fue el más corto. El 30 de diciembre de 1987 el buque entró en servicio de la Flota del Norte, cinco años más tarde fue remolcado al muelle del fabricante para las obras de mantenimiento, pero se produjo un gran incendio a bordo y no se pudo terminar la reparación.

    Vea también: Buques británicos siguen el recorrido del portaviones ruso Almirante Kuznetsov

    Sin embargo, el buque no murió. La India expresó su interés en su adquisición para las necesidades de su Armada. Así, en 2004, después de que terminaran los trabajos de restauración, el Almirante Gorshkov fue vendido. En la actualidad, tras someterse a una renovación completa, el portaviones sirve para la Armada de la India bajo el nombre de Vikramaditya.

    Carrera corta

    Una de las razones principales de la carrera tan corta de los portaviones soviéticos era el rápido deterioro de los materiales, causado por la falta de un buen sistema de emplazamiento y mantenimiento, destacó Rajmánov.

    "Ni un solo portaviones disponía de su propio lugar de atraque", profundizó.

    El grupo naval ruso, dirigido por el portaviones Almirante Kuznetsov
    © Sputnik / The Norwegian Armed Forces
    Tras volver de las misiones de combate, los buques de guerra se veían obligados a permanecer en el antepuerto sin la posibilidad de recibir energía ni vapor. Esto, por otra parte, significaba que los portaviones tenían que garantizar su propia actividad vital usando sus propias capacidades técnicas durante 24 horas diarias los 365 días del año.

    Además, la situación en la dura década de los 90 contribuyó al corto tiempo de servicio de los portaviones soviéticos. Un portaviones pesado, según el experto, es un "mecanismo muy complejo —tal vez, el más complejo de todos los conocidos a la humanidad—, que debe recibir servicios adecuados, repararse y utilizarse para los fines previstos".

    Análogos de EEUU

    Comparando los buques de combate rusos con los estadounidenses, Rajmánov explicó que un portaviones pesado es mucho más potente que sus análogos que solo desempeñan el papel de portador y aeródromo para los aviones y helicópteros de guerra, que es el caso de la mayoría de los estadounidenses.

    El primer portaviones de la Armada de EEUU —Langley— fue reequipado a partir de un buque de carga seca y puesto en marcha 50 años antes que el Kiev ruso.

    Le puede interesar: Una fuerza asombrosa: el portaviones Almirante Kuznetsov entra en acción en Siria

    Desde entonces, los estadounidenses han botado un portaviones casi cada año. De esta manera, en teoría un buque de guerra de este tipo debería estar presente en cada rincón del océano mundial, explicó el experto. No obstante, EEUU, por el momento, cuenta con tan solo diez portaviones, mientras que 56 fueron hundidos y excluidos de la Armada por varias razones.

    "Así, se puede sacar una sola conclusión: no es tan fiero el león como lo pintan", expresó Rajmánov.

    Además:

    La Armada rusa, apta para controlar cualquier mar u océano
    Las 11 armas más amenazadoras del Ejército ruso
    Lo que prepara Rusia para el 2025: ¿cómo será el 'cazasubmarinos' de la Armada?
    Etiquetas:
    URSS, portaaviones, buques de guerra, Almirante Kuznetsov (portaviones), Almirante Gorshkov (fragata), Variag, Armada de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik