En directo
    Comida basura

    ¡Manos fuera de la comida basura!

    CC BY 2.0 / Zepfanman.com / Snack machine at work
    Prensa
    URL corto
    Kommersant
    181

    Al Gobierno ruso no le gusta la idea de vetar la publicidad que incite a consumir comida basura, escribe este martes Kommersant.

    El Servicio Antimonopolio ruso (FAS), el Ministerio de Sanidad y el Servicio ruso de Protección de los Derechos del Consumidor, Rospotrebnadzor, no recomiendan a la Duma rusa aprobar enmiendas a la ley de publicidad que vetarían a refrescos, dulces, chips de patata, margarina y algunos embutidos.

    Según el diario, las pérdidas que podrían ocasionar semejantes cambios al mercado de publicidad ruso ascienden a unos 20.000 millones de rublos (300 millones de dólares). Además, las nuevas restricciones amenazan al presupuesto del Mundial de Rusia 2018 cuyos socios son Coca-Cola y McDonald's, que serían los primeros afectados.

    Las restricciones casi similares a las que actualmente afectan a los anuncios del alcohol pretenden "mejorar la cultura alimentaria entre los jóvenes para evitar obesidad e hipertensión arterial".

    Más aquí: Cada tercer niño de Rusia sufre de exceso de peso

    Uno de los promotores de la medida es Vasili Shestakov, diputado del partido oficialista Rusia Unida y coautor con el presidente ruso, Vladímir Putin, de dos libros sobre judo.

    Etiquetas:
    comida basura, Copa Mundial de Fútbol de 2018, Servicio Antimonopolio Federal, Ministerio de Sanidad de Rusia, Rospotrebnadzor, Vasili Shestakov, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik