En directo
    Prensa

    Ucrania un año después del Euromaidán

    Prensa
    URL corto
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    0 17910

    La secesión de Crimea, la guerra en el Este de Ucrania y la profunda crisis económica que vive ese país hacen reflexionar sobre el precio del triunfo de las protestas que estallaron hace exactamente un año en Kiev, escribe el diario ruso Vedomosti en su editorial de este viernes.

    La secesión de Crimea, la guerra en el Este de Ucrania y la profunda crisis económica que vive ese país hacen reflexionar sobre el precio del triunfo de las protestas que estallaron hace exactamente un año en Kiev, escribe el diario ruso Vedomosti en su editorial de este viernes.

    El 21 de noviembre de 2013 pocos repararon en una acampada organizada por varios centenares de estudiantes y activistas opositores en el Maidán (Plaza) de la Independencia de la capital ucraniana, descontentos con la repentina suspensión de la asociación de Kiev con la UE.

    La brutal represión de la protesta en la madrugada del 30 de noviembre —continúa su crónica de los acontecimientos el diario— derivó en algo que no esperaban sus autores ni tampoco el presidente Víctor Yanukóvich: el 1 de diciembre eran ya centenares de miles las personas que exigían en Kiev la dimisión del Gobierno, las elecciones anticipadas al Parlamento y el castigo a los que dispersaron la acampada.

    El empeño de Yanukóvich y su entorno en aplastar las manifestaciones provocó enfrentamientos con numerosas víctimas y, en fin, el derrocamiento del presidente.

    Muchas exigencias políticas del Euromaidán se vieron cumplidas: Yanukóvich y sus partidarios abandonaron no solo sus cargos sino el país. Las elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas alteraron bruscamente la correlación de las fuerzas políticas en Kiev.

    En septiembre de 2014, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania ratificó el Acuerdo de Asociación con la UE.

    Sin embargo, constata Vedomosti, la adhesión de Crimea a Rusia, la guerra en Donbás y los problemas económicos hacen preguntarse si acaso la del Euromaidán fue una victoria pírrica.

    Si continúan las hostilidades en el Este y también la tensión entre Ucrania y Occidente por un lado y Rusia por el otro, la sociedad ucraniana puede vivir otro brote de descontento que una vez más reasignará los papeles de los vencedores y los vencidos, advierte el periódico.

    Tema:
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik