En directo
    Prensa

    El bolsillo de Fabio Capello, bajo la mira de diputados rusos

    Prensa
    URL corto
    0 401

    Los parlamentarios rusos están decepcionados con el desempeño del técnico de la selección de fútbol de Rusia, el italiano Fabio Capello, e instan a que la remuneración de los seleccionadores rusos se calcule en función de los resultados de sus discípulos, escribe este jueves el diario Izvestia.

    Los parlamentarios rusos están decepcionados con el desempeño del técnico de la selección de fútbol de Rusia, el italiano Fabio Capello, e instan a que la remuneración de los seleccionadores rusos se calcule en función de los resultados de sus discípulos, escribe este jueves el diario Izvestia.

    El periódico cita una interpelación presentada por el diputado del Partido Liberal-Demócrata y jefe adjunto del Comité parlamentario de Deporte, Dmitri Svischev, al presidente de la Unión del Fútbol de Rusia (UFR), Nikolái Tolstij.

    "Todos estos entrenadores se consideran "grandes". Por lo tanto, si les ofrecemos una remuneración que dependa del resultado, favorecerá a cualquier club y a cualquiera selección", comentó Tolstij a Izvestia.

    Fabio Capello es actualmente el seleccionador mejor pagado del mundo, con un salario anual de 9 millones de euros, una cifra muy superior a la remuneración de Joachim Löw de la selección alemana, campeona mundial de Brasil 2014 (poco más de 2 millones), o la del antiguo técnico de la selección de Argentina —subcampeona de Brasil 2014— Alejandro Sabella, que había ganado unos 500.000 euros al año.

    En Brasil 2014, Rusia no consiguió salir de la fase de grupos después de haberse clasificado para un Mundial por primera vez en 12 años. Asimismo, empató por 1-1 en dos últimos partidos clasificatorios para la Eurocopa 2016, contra Suecia y Moldavia.

    El contrato entre El Sargento y la UFR expira en 2018. En caso de una rescisión anticipada, recibirá una compensación de 25 millones de euros.

    El renombrado italiano lleva ya más de cuatro meses sin remuneración, recuerda Izvestia.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik