07:46 GMT +319 Noviembre 2017
En directo
    Prensa

    Moscú busca más apoyo de los socios asiáticos

    Prensa
    URL corto
    0 3 0 0

    Moscú podría estar preparando una respuesta geopolítica a la presión de Occidente por la crisis de Ucrania. Las declaraciones del canciller Serguéi Lavrov de que Rusia tiene muchos aliados en Asia coincidieron con dos simulacros internacionales de envergadura, Misión de Paz y Aviaindra, que se desarrollan estos días en Rusia y China, escribe Nezavisimaya Gazeta.

    Moscú podría estar preparando una respuesta geopolítica a la presión de Occidente por la crisis de Ucrania. Las declaraciones del canciller Serguéi Lavrov de que Rusia tiene muchos aliados en Asia coincidieron con dos simulacros internacionales de envergadura, Misión de Paz y Aviaindra, que se desarrollan estos días en Rusia y China, escribe Nezavisimaya Gazeta.

    Los simulacros son de carácter antiterrorista pero en el sentido global se realizan para impedir las llamadas revoluciones de color que habían explotado en varios países del espacio postsoviético y otras regiones del mundo.

    Ayer comenzó la fase activa del ejercicio ruso-indio Aviaindra 2014 que prevé vuelos de tripulaciones mixtas en cazas y helicópteros en los polígonos de Pogónovo y Ashuluk. El primero está situado no lejos de la frontera ruso-ucraniana y no se descarta que el simulacro sea un nuevo factor irritante para EEUU.

    El experto militar Yuri Netkachev considera que en un futuro cercano India podría incorporarse a la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), formada por China, Rusia, Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán.

    "Ya entonces Moscú y Nueva Delhi podrán planear operaciones militares y humanitarias conjuntamente con otros miembros de la OCS", señaló el teniente general.

    Mientras, las delegaciones militares de la OCS presenciarán este viernes la fase activa de otro simulacro antiterrorista conjunto, Misión de Paz 2014, considerado el de mayor envergadura de la historia de la OCS. Se desarrolla en el polígono de Zhurihe, en el territorio de China.

    Según destaca Nezavisimaya Gazeta, el guion de estas maniobras recuerda la situación que ya se había producido en varios países de la antigua Unión Soviética a raíz de manifestaciones separatistas y choques interétnicos.

    La OCS nunca ha intervenido en conflictos de esa índole pero ahora, de acuerdo al guion del simulacro, tiene la tarea de introducir sus tropas en un país donde estallaron enfrentamientos interétnicos.

    El general mayor ruso Mijaíl Nosúlev comentó en el polígono de Zhurihe que el ejercicio Misión de Paz tiene importancia ante todo como un "antídoto" contra amenazas terroristas.

    "Al desarrollar un simulacro de tal envergadura demostramos al mundo que la Organización de Cooperación de Shanghái sabrá rechazar a cualquier enemigo agresor", manifestó el experto. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik