En directo
    Prensa

    Poroshenko cedió ante el “partido de la guerra”

    Prensa
    URL corto
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    0 3 0 0

    El 30 de junio Kiev reanudó la operación especial contra los independentistas del este del país y en breve el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, presentará a los diputados las candidaturas del titular de Defensa y el jefe del Estado Mayor que se encargarán de llevarla a cabo. Mientras, algunos grupos parlamentarios exigen del mandatario declarar la ley marcial en las provincias rebeldes de Donetsk y Lugansk, escribe Nezavisimaya Gazeta.

    El 30 de junio Kiev reanudó la operación especial contra los independentistas del este del país y en breve el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, presentará a los diputados las candidaturas del titular de Defensa y el jefe del Estado Mayor que se encargarán de llevarla a cabo. Mientras, algunos grupos parlamentarios exigen del mandatario declarar la ley marcial en las provincias rebeldes de Donetsk y Lugansk, escribe Nezavisimaya Gazeta.

    El "partido de la guerra" en el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa (SNBO) insistió en que en los diez días que duró la tregua los milicianos del este atacaron 108 veces las posiciones de las tropas oficiales, que perdieron 27 efectivos y 69 otros resultaron heridos.

    El lunes, en conversaciones telefónicas con la canciller de Alemania, Angela Merkel, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el presidente de Francia, François Hollande, Poroshenko indicó que no prolongaría la tregua pero subrayó que Kiev estaría dispuesta a cesar el fuego si los milicianos depusieran las armas y liberaran a todos los rehenes a la vez que la OSCE comenzara a controlar la frontera con Rusia para evitar que en Ucrania entraran voluntarios rusos.

    El mismo día se celebró una conferencia telefónica entre los presidentes de Ucrania, Rusia, Francia y la canciller alemana donde Moscú insistió en la prórroga del alto el fuego y rechazó las acusaciones ucranianas de no contribuir a la paliación del conflicto que el Kremlin considera interno.

    Sin embargo, el Ministerio de Defensa y el Servicio de Fronteras de Ucrania siguió insistiendo en que voluntarios rusos armados entran en Ucrania para combatir junto con los independentistas. El comandante de las tropas de la OTAN en Europa, Philip Breedlove, también afirmó que los milicianos utilizan armamento y equipos rusos.

    Washington apoyó al "partido de la guerra" ucraniano al indicar que la decisión de prolongar o no la tregua le incumbía solo a Ucrania mientras que los países europeos abogaron por una solución más sopesada.

    Mientras, en Kiev comenzaron acciones de protesta para exigir el fin de la tregua porque no la cumplían los independentistas. En estas condiciones, la decisión de poner fin al alto el fuego prácticamente no tenía alternativa. 

    Tema:
    Arreglo de la crisis en Ucrania (2382)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik