21:39 GMT +318 Diciembre 2017
En directo
    Prensa

    El multimillonario Musk desplaza a Rusia del mercado aeroespacial de EEUU

    Prensa
    URL corto
    Sanciones contra Rusia (946)
    0 10

    El estadounidense Elon Musk, fundador de la empresa SpaceX, intenta aprovecharse de las sanciones impuestas contra Moscú para hacerse con el mercado aeroespacial de EEUU, opina RBC Daily.

    El estadounidense Elon Musk, fundador de la empresa SpaceX, intenta aprovecharse de las sanciones impuestas contra Moscú para hacerse con el mercado aeroespacial de EEUU, opina RBC Daily.

    La semana pasada un tribunal de EEUU prohibió a la corporación United Launch Alliance (ULA) adquirir propulsores para cohetes rusos RD-180, alegando las sanciones que Obama impuso contra Rusia. La decisión no abarca los motores ya comprados.

    Sin embargo, no fueron las autoridades estadounidenses quienes presentaron la demanda sino la empresa Space Exploration Technologies (SpaceX) del multimillonario Elon Musk, que sueña con hacerse con estos encargos militares.

    Desde 2006 ULA mantiene el monopolio sobre la puesta en órbita de los satélites del Pentágono. En los últimos ocho años realizó unos 70 lanzamientos, varios con cohetes equipados con propulsores rusos.

    En la demanda de Musk se menciona el viceprimer ministro de Rusia Dmitri Rogozin, incluido en la lista de sanciones de EEUU, y que se ocupa en particular del sector espacial. De ahí, el multimillonario estadounidense concluye que las adquisiciones de los propulsores sirven “a los intereses de Rogozin”.

    Sin embargo, todo hace pensar que la indignación de Musk es tan solo una herramienta de su lucha por el mercado aeroespacial de EEUU. Su compañía, fundada en 2002, ya desarrolló portadores Falcon-1 y Falcon-9, así como la nave Dragon, y en 2012 se convirtió en la primera empresa privada que llevó un cargamento a la ISS. El contrato actual que tiene SpaceX con la NASA se eleva a 1.600 millones de dólares.

    El objetivo de Musk consiste en ampliar su presencia en el mercado espacial estadounidense donde predominan Boeing y Lockheed Martin. ULA firmó un contrato para lanzar 34 cohetes en los próximos cuatro años. Musk espera que de 2015 a 2017 el Pentágono convoque una licitación para 14 lanzamientos más, con un importe de 2.600 millones de dólares.

    La ventaja que puede presentar SpaceX son precios casi cuatro veces más bajos, sin embargo ULA es conocida por su fiabilidad.

    Musk también está dispuesto a lanzar un desafío a Rusia en cuanto al mantenimiento de la ISS. Ya declaró que puede llevar cargamentos a la Estación por 20 millones de dólares frente a los 70 millones que cobra Moscú.

    Tema:
    Sanciones contra Rusia (946)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik