Widgets Magazine
21:14 GMT +315 Septiembre 2019
En directo
    Instalación de Rosneft

    Rosneft se asienta en Brasil

    © Sputnik / Vladimir Vyatkin
    Prensa
    URL corto
    01
    Síguenos en

    La petrolera rusa Rosneft se convierte en la operadora del proyecto brasileño Solimoes al incrementar su participación del 45% al 51% gracias a un contrato con la empresa local HRT O&G, escribe hoy el diario Vedomosti.

    La petrolera rusa Rosneft se convierte en la operadora del proyecto brasileño Solimoes al incrementar su participación del 45% al 51% gracias a un contrato con la empresa local HRT O&G, escribe hoy el diario Vedomosti.

    Esta adquisición, junto con la compra de cuatro perforadoras móviles, ronda 96 millones de dólares. Un portavoz de Rosneft señaló que Solimoes creará sinergia con los proyectos que la compañía viene desarrollando en Venezuela, pero rehusó ofrecer más detalles.

    El proyecto Solimoes incluye licencias para la explotación de 19 bloques en la cuenca del Amazonas. En su momento, la empresa certificadora Degolyer & MacNaughton estimó las reservas potenciales del yacimiento en 789 millones de barriles de petróleo equivalente. Las inversiones en el proyecto se evaluaron en 9.200 millones de dólares, o unos 14.000 millones de dólares si se toma en cuenta la construcción de los oleoductos.

    El representante de Rosneft afirmó que los recursos potenciales de Solimoes podrían en realidad alcanzar 1,5 billones de barriles de petróleo equivalente. Sin embargo, solo descubrió hasta la fecha el gas natural cuyas reservas probadas se aproximan a 30.000 millones de metros cúbicos.

    Para vender este hidrocarburo en Brasil, Rosneft baraja establecer una empresa conjunta con la compañía estatal Petrobras.

    El mercado gasista de Brasil es uno de los más prometedores de América Latina, considera el subdirector del Fondo de Seguridad Energética Nacional, Alexéi Grivach.  Anualmente, Brasil consume 30.000 millones de metros cúbicos, la mitad de los cuales proceden de importaciones, en parte, en forma del costoso gas natural licuado (GNL).

    Al mismo tiempo, el gas representa menos del 10% en la balanza energética de Brasil, mientras que al crudo le corresponde más de la mitad, lo que ofrece amplias oportunidades para sustituir las importaciones y fomentar la demanda.

    Además del gas, Rosneft pretende descubrir en Solimoes el crudo durante las obras de prospección geológica previstas para 2015 y 2016, declaró el portavoz de la empresa. Según las expectativas, será principalmente el petróleo ligero que tendrá amplia demanda en el mercado interno, dominado actualmente por el crudo pesado que se produce en yacimientos marinos.