01:24 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Edificio de la presidencia de la Academia de Ciencias de Rusia en Moscú

    Los rusos se dividen a favor y en contra del Estado para dirigir la ciencia

    © Sputnik / Alexei Naumov
    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    La mayoría de los rusos opina que el éxito de un país es imposible sin una ciencia desarrollada, aunque se dividen sobre quién debe dirigir el sector, los propios investigadores o el Estado, escribe hoy Kommersant.

    La mayoría de los rusos opina que el éxito de un país es imposible sin una ciencia desarrollada, aunque se dividen sobre quién debe dirigir el sector, los propios investigadores o el Estado, escribe hoy Kommersant.

    Según un sondeo del centro VTsIOM que cita el diario, el 78% de los rusos relaciona directamente la prosperidad de un país con avances científicos, frente tan solo al 10% que no los cree necesarios.

    Al mismo tiempo, los encuestados se muestran mucho menos unánimes sobre la reforma  de la Academia de Ciencia de Rusia que el Gobierno lanzó el verano pasado y que transfiere la gestión de la totalidad de su patrimonio inmobiliario (edificios y solares) a una agencia federal creada a tal fin. La misma entidad se ocupará también de definir las misiones que se encarguen a los investigadores.

    El estudio del VTsIOM revela que el 41% de los consultados está de acuerdo con que el sector de la ciencia sea gestionado por una autoridad especial, mientras que casi el mismo porcentaje, el 44%, opina que lo deben hacer los propios investigadores. La misma disparidad de opiniones, que resultó sorprendente para los sociólogos, se manifiesta respecto a la gestión del patrimonio, asunto que el 44% prefiere ver en manos del Estado y el 42%, en las de los científicos.

    El proyecto de ley para reformar la Academia de Ciencias se debatió el verano pasado en el Parlamento ruso en medio de una campaña por parte del Gobierno que “desprestigió bastante a la comunidad científica”, señala el director de VTsIOM, Valeri Fiódorov.

    “Se les acusó de ineptitud y se afirmó que no eran capaces más que de alquilar sus locales”. Es por eso que los sociólogos esperaban que la opinión pública estuviera del lado de la Academia, ya que los rusos “respetan a los científicos y suelen solidarizarse con los “acosados” por el Gobierno.

    No obstante, las encuestas revelaron una realidad bastante  distinta que, según Fiódorov, evidencia la “eficacia del lobby anti Academia que desde hace años se empeña en desprestigiar” a la comunidad científica.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik