05:42 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Prensa

    El nuevo “espionaje” al servicio de los grandes comerciantes

    Prensa
    URL corto
    0 4 0 0

    Los grandes comerciantes de materias primas están dispuestos a desembolsar cantidades ingentes de dinero para ser los primeros en obtener información sobre las ofertas en el mercado de petróleo, la producción de electricidad o el volumen de ventas, escribe hoy el diario Vedomosti.

    Los grandes comerciantes de materias primas están dispuestos a desembolsar cantidades ingentes de dinero para ser los primeros en obtener información sobre las ofertas en el mercado de petróleo, la producción de electricidad o el volumen de ventas, escribe hoy el diario Vedomosti.

    La creciente demanda de estos datos, muchas veces no susceptibles de ser divulgados, impulsa el nacimiento de nuevas agencias que emplean helicópteros o incluso satélites para recolectar información requerida por sus clientes. Genscape, uno de los líderes de este sector emergente, ingresa 90.000 dólares por cada informe anual sobre ofertas en el mercado de crudo. La empresa cuenta entre sus clientes con grandes bancos, fondos de inversión e incluso organismos públicos, como el Ministerio de Energía de EEUU o Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC).

    El ‘modus operandi’ de Genscape es el siguiente: un helicóptero suyo sobrevuela el centro de distribución de petróleo en Cushing, Oklahoma, uno de los mayores de EEUU, y hace fotos que permiten valorar el nivel de crudo en cada uno de los tanques. El aumento de ese nivel quiere decir que los suministros subirán y que por tanto el precio del crudo en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) puede bajar.

    Todas las semanas, la Agencia de Información Energética (EIA) divulga un informe sobre el nivel de las reservas de Cushing. Este informe suele salir a la luz dos días después de que Genscap facilita la misma información a sus clientes. Antes de publicar su documento, la EIA consulta los reportes de Genscap y si detecta importantes diferencias, revisa los datos proporcionados por las petroleras.

    Los analistas de Genscap también hacen el seguimiento de las cargas de petróleo en los puertos europeos, calculan el carbón que se quema en EEUU y evalúa la cosecha con ayuda de imágenes de satélite y radares.

    El director general de Genscape, Matthew Burkly, asegura que las actividades desarrolladas por su empresa hacen que los mercados dominados por gigantes energéticos sean más transparentes. “Nadie puede detenernos en lo que estamos haciendo”, asevera.

    Por su parte, el profesor de Finanzas Andrew Lo, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, advierte que, aunque el nuevo “espionaje” es capaz de aumentar la eficacia de los mercados, puede crear el riesgo de desigualdad, obligando a los inversores peor informados a retirarse del mercado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik