08:28 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Prensa

    Las discrepancias entre la OTAN y Rusia ya son tradicionales

    Prensa
    URL corto
    0 10

    La reciente reunión del Consejo Rusia-OTAN ha demostrado que las partes siguen discrepando sobre cuestiones fundamentales, escribe hoy Rossiyskaya Gazeta.

    La reciente reunión del Consejo Rusia-OTAN ha demostrado que las partes siguen discrepando sobre cuestiones fundamentales, escribe hoy Rossiyskaya Gazeta.

    Los más variados programas de cooperación, desde simulacros de salvamento en las aguas internacionales hasta iniciativas conjuntas para la seguridad del transporte, no eliminan las desavenencias que ya son tradicionales en asuntos de mayor importancia para Moscú. Se trata del sistema europeo de defensa antimisiles y la expansión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia.

    El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, recordó a sus colegas de la OTAN que el control internacional sobre el programa nuclear de Irán eliminaría la necesidad de crear en Europa un escudo antimisiles, pero su comentario se quedó otra vez sin respuesta.

    El titular de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, reconoció en una reciente entrevista televisiva que las principales amenazas para Rusia son “el terrorismo y el acercamiento de la OTAN a las fronteras rusas”. “Seguimos hablando y sonriendo pero todo sigue igual. El trabajo conjunto no marcha y nuestras preocupaciones son desatendidas”, constató el ministro en aquella ocasión.

    Sonrisas, apretones de manos y conversaciones cara a cara en la última sesión del Consejo Rusia-OTAN daban la impresión de un encuentro de amigos. Esta ilusión se desvanece si recordamos que, paralelamente al evento, más de 6.000 militares de la Alianza realizaban ejercicios al noroeste de Rusia simulando la respuesta a un Estado que amenaza a las naciones bálticas y Polonia tras ocupar Finlandia y Suecia. No cuesta mucho adivinar qué país los analistas de la OTAN sobrentienden por “hipotético agresor”.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik