03:46 GMT +312 Diciembre 2017
En directo
    Prensa

    La belleza sí que hace feliz pero solo a los varones

    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    Un grupo de investigadores de Finlandia demostró que la belleza es un indicio de la salud, escribe el diario Rosiyskaya Gazeta. Pero esta afirmación es válida solo para los hombres: los guapetones suelen ponerse enfermos menos veces ya que tienen un sistema inmune más fuerte. En cambio, en las mujeres no se encontró ninguna relación entre las defensas y el físico.

    Un grupo de investigadores de Finlandia demostró que la belleza es un indicio de la salud, escribe el diario Rosiyskaya Gazeta. Pero esta afirmación es válida solo para los hombres: los guapetones suelen ponerse enfermos menos veces ya que tienen un sistema inmune más fuerte. En cambio, en las mujeres no se encontró ninguna relación entre las defensas y el físico.

    Nos brinda más ejemplos el mundo animal donde un buen aspecto normalmente corresponde a una buena salud. Por lo tanto, a la hora de elegir a una pareja los animales suelen fijarse en si su cuerpo es simétrico (la asimetría indica a menudo la presencia de enfermedades o un fallo en los genes). Los humanos también prefieren los rostros simétricos, sobre todo en los países donde hay muchos casos de infecciones.

    Sin embargo, la obsesión de los humanos por la belleza no se explica tan solo por razones médicas. El profesor británico Semir Zeki hizo una tomografía a voluntarios mientras observaban los cuadros de los grandes maestros. Resultó que este proceso activa la corteza orbitofrontal que responde por el sentimiento de placer. Zeki afirma que los artistas sin saberlo recurren a métodos que estimulan esta zona.

    Hace poco se creó una nueva rama de ciencia, la neuroestética, que estudia la belleza. Descubrió que el cerebro califica la imagen como bella o no inconscientemente ya en los primeros 100 a 200 milisegundos. El procesamiento de la fealdad requiere más tiempo, por lo tanto se puede decir que por naturaleza estamos dotados de un detector de belleza.

    Este descubrimiento hace pensar en los concursos de las “miss”. De poder contabilizar los procesos en los cerebros de los miembros de los jurados sería posible saber cuál de las concursantes es matemáticamente la más bella.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik