18:08 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Titulares de la prensa rusa

    Prensa rusa al día

    © Flickr/ James P. Wells
    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    Putin, un año en primera línea/Las universidades rusas, acusadas de incentivar a los estudiantes a marchar a favor del Gobierno/Rusia y Japón estrechan sus relaciones

    Rossiyskaya gazeta, Nezavisimaya gazeta, Moskovski komsomolets

    Putin, un año en primera línea

    Mientras se cumple un año de la reelección de Vladimir Putin para un tercer mandato presidencial en Rusia, los medios de comunicación analizan los acontecimientos en la vida política y social de Rusia durante este año, escriben hoy los periódicos Rossiyskaya gazeta, Nezavisimaya gazeta y Moskovski komsomolets.

    Varios expertos destacan los cambios en el estilo del gobierno de Putin. Otro estiman que el país está atravesando un nuevo período de estancamiento.

    Cuando Putin era candidato a la presidencia de Rusia en las elecciones que se celebraron aquel 4 de marzo, esbozó las tareas prioritarias para su nuevo mandato presidencial en siete artículos electorales dedicados a todos los aspectos políticos y publicados en diversos medios de comunicación. El primer artículo fue una especie de prólogo a su programa electoral y los siguientes trataron sobre relaciones interétnicas, economía, democracia y desarrollo institucional, así como política social, seguridad nacional y política exterior. Tras la victoria de Putin en las elecciones, esta tareas pendientes -que se hicieron públicas a través de los medios de comunicación- se convirtieron en órdenes del jefe de Estado.

    Durante los años de la presidencia de Putin, se manifestó una de las peculiaridades de su estilo de gobierno: la intervención personal en la solución de problemas concretos que han tenido una amplia repercusión en la sociedad.

    El año pasado, esto ya pasó tras las inundaciones que en julio pasado causaron daños a las ciudades de Guelendzhik, Krimsk y Novorossiysk, en la región de Krasnodar, en el sur de Rusia, así como a varios poblados de la región, donde miles de personas se quedaron sin hogar en cuestión de minutos. Las autoridades locales fueron incapaces de prestar la ayuda necesaria a los damnificados hasta que el mandatario del país intervino en la situación.

    La propia intervención de Putin tiene en reiteradas ocasiones una amplia repercusión, al sacar a la luz pública uno u otro problema. Se puede recordar por ejemplo la destitución del exministro ruso de Defensa, Anatoli Serdiukov; o un escándalo de corrupción de millones de dólares en RusHydro, la mayor generadora de energía eléctrica en el país y la segunda a escala global. En este último caso el presidente Vladímir Putin manifestó su descontento con el jefe de la entidad, Evgueni Dod, al reprocharle que “no cree conveniente defender sus intereses”.

    Según el politólogo Pavel Danilin, a principios de la década de 2000, cuando Putin llegó al poder, en Rusia triunfaba el liberalismo salvaje que reprimía las exigencias y la voluntad de la mayoría de la población. En 2012, Putin logró ganar las elecciones gracias al apoyo de la mayoría conservadora. Esto puso a los liberales al margen de la vida política en Rusia y determinó el rumbo conservador tomado por el presidente Putin.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

     

    RBK-daily, Rossiyskaya gazeta, Novie izvestia, Moskovski komsomolets

    Las universidades rusas, acusadas de incentivar a los estudiantes a marchar a favor del Gobierno

    Dos marchas, una a favor del Gobierno y la otra en contra del mismo, se celebraron en la capital rusa el pasado sábado 2 de marzo sin conseguir movilizar a muchos ciudadanos, escriben en su edición de hoy los periódicos RBK-daily, Rossiyskaya gazeta, Novie izvestia y Moskovski komsomolets.

    Los participantes en la acción pro Kremlin llamada 'Marcha en defensa de los niños' reclamaban la prohibición de adoptar menores rusos por parte de extranjeros y el retorno del hermano de Maxim Kuzmin, el niño ruso adoptado que murió el pasado mes de enero en Estados Unidos. La muerte de Maxim, de tres años de edad, dio alas a los defensores de la polémica ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por familias de Estados Unidos, aprobada el pasado mes de diciembre en Rusia.

    La acción pro Kremlin reunió, según diferentes fuentes, de 10.000 a 20.000 personas. Según el coordinador del grupo activista Rosagit, Vadim Korovin, el 80% de los manifestantes acudió a la marcha “incentivados” por las organizaciones y empresas estatales donde trabajan.

    “Se formaron grupos de 200 personas cada uno, con su respectivo 'jefe', que llevaba listas de los presentes y les pagaba por haber acudido”, dijo Korovin a Novie izvestia.

    Moskovski komsomolets escribe que muchos de los estudiantes que habían asistido a la marcha progubernamental confesaron que lo hacían por mejorar las notas. El Consejo de los Rectores de Moscú ya anunció que estudiará esta información para tomar medidas al respecto.

    Al mismo tiempo, en otra movilización denominada 'Marcha Social', convocada por el Frente de Izquierda de Rusia, los participantes criticaron las políticas del ayuntamiento de la ciudad de Moscú, que según ellos ignora los derechos políticos y sociales de los ciudadanos.

    La policía de la capital rusa estimó que unas mil personas estaban presentes en la marcha que tuvo lugar en el centro de Moscú, pero los organizadores hablan de 5.000 participantes.

    Los participantes en la marcha ofrecieron una larga lista de demandas sociales dirigidas a las necesidades de los moscovitas, incluyendo aumentos salariales y de pensiones, una renovación del sistema de pagos de servicios públicos, una revisión del plan de desarrollo de la ciudad, una reforma administrativa y soluciones a los problemas ambientales y de tráfico de una ciudad con 12 millones de habitantes.

    Según los organizadores, el evento del sábado se considera como un punto de partida para la campaña de la oposición rusa de cara a las próximas elecciones legislativas y las elecciones a la alcaldía de Moscú en 2015.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

     

    Rossiyskaya gazeta

    Rusia y Japón estrechan sus relaciones

    El I Foro de Cooperación ruso-japonés -que se celebró en Tokio- fue un éxito, según escribe el periódico gubernamental Rossiyskaya gazeta.

    Según uno de los participantes del foro, el experto del Instituto de Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia Serguei Luzianin, es un evento de suma importancia para los diplomáticos y ministros de Rusia y de Japón. Esto permitirá ampliar los acuerdos y protocolos oficiales con  proyectos conjuntos en el ámbito de la cultura, la economía y el deporte.

    El foro organizado por el periódico ruso Rossiyskaya gazeta y el el diario japonés Mainichi contó con un número récord de participantes. En la antesala de su inauguración se esperaba que unos 400 personas acudiesen al foro, pero el foro congregó a casi 600 participantes.

    Mientras, decenas de millones de lectores de las ediciones digitales de ambos periódicos se informaron sobre el evento. Durante el foro, se celebraron varias mesas redondas en las que se abordaron los problemas en el ámbito de la explotación de recursos naturales, energía, tecnologías de información, exploración espacial, judo y hasta el arte de preparar té.

    Entre todos los países existen discrepancias que en reiteradas ocasiones impiden la cooperación. Esto no pasó en el foro, gracias al exprimer ministro japonés, Yoshiro Mori. Según Serguei Luzianin, su discurso dio impulso a la comunicación entre los participantes.

    Los expertos de Japón y Rusia que discutieron los temas dedicados a los recursos naturales y la energía coincidieron en que es necesario garantizar la seguridad energética común en la región de Asia-Pacífico. Pero ¿cómo es posible conseguirlo? Los expertos rusos opinan que se puede crear un llamado ‘Anillo energético’ en la región, es decir, realizar un proyecto de integración de sistemas energéticos de Rusia, Japón, China, Corea del Sur y Mongolia.

    Los japoneses dijeron que es una idea interesante, pero que quieren centrar la atención en otro problema. Se proponen ampliar el círculo de los suministradores de petróleo y gas y continuar la exploración del Lejano Oriente, junto con Rusia y otros países. Tokio quiere reducir el precio del transporte de recursos, buscando rutas más cortas. Rusia es el vecino de Japón más próximo y es indispensable para resolver estas cuestiones geoeconómicas.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik