19:37 GMT +320 Septiembre 2017
En directo
    Titulares de la prensa rusa

    Prensa rusa al día

    © Flickr/ James P. Wells
    Prensa
    URL corto
    0 3 0 0

    El submarino ‘Yuri Dolgoruki’ se incorporará a la Armada de Rusia antes de fin de año/Empieza a funcionar el oleoducto que conecta Siberia con el Océano Pacífico/El deshielo en las relaciones entre Rusia y EEUU se detuvo en 2012

    Nezavisimaya gazeta

    El submarino ‘Yuri Dolgoruki’ se incorporará a la Armada de Rusia antes de fin de año

    El astillero Sevmash en Severodvinsk, al norte de Rusia, celebrará el próximo 30 de diciembre una ceremonia de suma importancia para la Marina de Guerra rusa, escribe hoy el periódico Nezavisimaya gazeta.

    Ese día, el submarino estratégico nuclear 'Yuri Dolgoruki', dotado con 16 misiles navales estratégicos Bulavá-30 (SS-NM-30 según la clasificación occidental), será incorporado a la Armada rusa. Es un submarino nuclear de cuarta generación y buque insignia del proyecto 955 ‘Borei’.

    Es posible que en la ceremonia de entrega del submarino a la Armada rusa asista el presidente y comandante en jefe de Rusia, Vladimir Putin; así como el viceprimer ministro que encabeza la Comisión Militar Industrial, Dmitri Rogozin; el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigú y otros altos cargos del departamento militar y representantes de la Marina de Guerra y la industria militar rusa.

    Esta noticia la comunicó ayer el viceministro de Defensa, Yuri Borísov, en una rueda de prensa dedicada a los resultados del cumplimiento de los pedidos militares en 2012 y los planes para 2013. "El 'Yuri Dolgoruki' deberá ser incorporado a la Armada rusa antes de fin de año, como también los misiles balísticos Bulavá a pesar de que sus ensayos continuarán en 2013", dijo Borísov.

    El funcionario anunció cifras concretas. Según él, la Fuerza Aérea de Rusia recibió este año 40 aparatos aéreos, incluidos cazas polivalentes Su-30МS, MiG-29К, bombarderos tácticos Su-34, así como 127 helicópteros (Mi-28N, Ка-52, Mi-24 y Mi-8 modernizados, etc.

    Borísov anunció que el contrato ruso-italiano sobre el ensamblaje de 358 vehículos blindados Iveco en planta rusa no se revisaría. Pero el destino de estos vehículos lo determinarán las pruebas comparativas de los carros italianos Iveco con los vehículos de la fabricación rusa Tigr (tigre) y Volk (lobo).

    Pero el anuncio de los planes de incorporar el submarino ‘Yuri Dolgoruki’ a la Armada rusa relegó al segundo plano otras noticias.

    El submarino portamisiles estratégico ‘Yuri Dolgoruki’ de cuarta generación fue puesto de quilla en 1996, pero el proceso de su construcción duró mucho más tiempo de lo previsto debido a varias causas, incluida la falta de recursos financieros después de la crisis en Rusia en 1998 y los problemas con el desarrollo del misil estratégico para este submarino.

    El buque insignia de la clase ‘Borei’ tuvo que incorporarse a la Marina de Guerra el año pasado. Posteriormente esta fecha fue aplazada hasta el verano de 2012, después hasta la primavera de 2013. Y ayer el viceministro de Defensa anunció que este acontecimiento tan esperado tendrá lugar en lo que reste del año en curso.

    Rossiyskaya Gazeta

    Empieza a funcionar el oleoducto que conecta Siberia con el Océano Pacífico

    El martes pasado comenzó a funcionar el oleoducto Siberia Oriental-Océano Pacífico (conocido por sus siglas en inglés ESPO - Eastern Siberia–Pacific Ocean), informa en su edición de hoy el diario Rossiyskaya Gazeta.

    El petróleo que circulará por sus tuberías está destinado fundamentalmente a los mercados asiáticos y de la cuenca del Pacífico. El tramo que se acaba de abrir conecta la ciudad de Skovoródino en la provincia de Amur con la costa del Pacífico, siendo el destino final el puerto de Kózmino. En este puerto se ha puesto simultáneamente en funcionamiento un nuevo muelle que permitirá descargas de hasta 120.000 toneladas de materia prima. Los destinos principales de la exportación del crudo siberiano a día de hoy son Japón (21%), China (24%) y Estados Unidos (22%).

    La primera parte del nuevo sistema de oleoductos fue puesta en funcionamiento ya en 2009 con el tramo que va desde Tayshet, en la región de Irkutsk, hasta Skovoródino. Durante este tiempo, sin embargo, el petróleo se transportaba por vía férrea desde esta última ciudad hasta el puerto de Kózmino.

    El tramo inaugurado el martes permite cerrar el sistema de transporte de petróleo en una red única. El cambio no es sólo cuantitativo, sino también cualitativo, ya que permite la exportación de una nueva categoría de petróleo, alternativa a la Urals, que es la tradicional de referencia de las exportaciones de petróleo ruso. La marca ESPO ha de garantizar una calidad estable del crudo. Su composición tiene características que lo acercan a los petróleos ligeros como el Brent. Su contenido de sulfuro lo hace de mejor calidad que los crudos procedentes de Dubái y de Arabia.

    En opinión de Andrei Ostrovsky, del Instituto del Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia, la marca ESPO podría acabar convirtiéndose en una de las de referencia a nivel mundial para la fijación de los precios internacionales del petróleo. Esto tendría indudables beneficios para la economía rusa, ya que daría más estabilidad a la formación de los precios de esta materia prima estratégica. Mucho más desde luego que la que ahora se tiene con la marca Urals.

    Desde el punto de vista cuantitativo, está previsto un aumento considerable de los volúmenes de exportación de este petróleo por el puerto de Kózmino. Si en 2012 la exportación de crudo alcanzó los 16 millones de toneladas, en 2013 se estima que esta cifra aumentará hasta los 21 millones de toneladas. Si a eso se suma el petróleo exportado directamente a China (15 millones de toneladas), resulta que las exportaciones totales de la marca ESPO alcanzarán en 2013 los 36 millones de toneladas. Ya existen planes, además, para aumentar la capacidad del nuevo oleoducto hasta los 80 millones de toneladas al año.

    Kommersant

    El deshielo en las relaciones entre Rusia y EEUU se detuvo en 2012

    Para las relaciones ruso-estadounidenses 2012 fue año de grandes esperanzas y de todavía más desengaños, escribe hoy el periódico Kommersant.

    La esperanza de que el presidente de EEUU, Barack Obama, en caso de lograr la reelección, pudiera eliminar barreras que impiden al desarrollo de las relaciones entre Moscú y Washington pasando por alto las opiniones de los adversarios republicanos del Congreso no se hizo realidad.

    A finales de 2012, las relaciones ruso-estadounidenses se deterioraron. La cooperación no realizada en el marco del proceso de ‘reinicio’ de las relaciones bilaterales cedió paso a una competición disimulada y a una guerra con uso de palabras y gestos.

    "A día de hoy observamos intentos de ‘resovietizar’ Europa del Este y Asia Central. Esto se denomina Unión Aduanera, Unión Eurasiática o de otro modo. Pero sabemos cómo es el objetivo principal de estos intentos y trataremos de encontrar medidas para frenar o prevenir este proceso”.

    Esta declaración no fue hecha por el candidato republicano a la presidencia de EEUU en 2012, Mitt Romney, que en reiteradas ocasiones acusaba a Rusia y a su presidente Vladimir Putin de sus ambiciones neoimperiales y sus intentos de restablecer el dominio del Kremlin en el espacio postsoviético.

    Esta declaración la hizo este mes de diciembre la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que hace tres años regaló al ministro de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, una pequeña caja con un botón rojo que decía "reset" (reinicio) como símbolo de la aspiración de la Casa Blanca a "reiniciar" las relaciones entre Washington y Moscú. Lavrov y Clinton pulsaron juntos el botón dando simbólicamente inicio al proceso de mejora de las relaciones entre los dos países que se puso a su fin en 2012.

    En 2012, Moscú cifraba grandes esperanzas en las elecciones presidenciales en EEUU celebradas el pasado 6 de noviembre. Se vinculaba la falta de progreso en la solución del problema del escudo antimisiles que está desplegando EEUU en Europa con la carrera presidencial en EEUU.

    El motivo para estas esperanzas lo dio el propio Obama. En una conversación privada con el entonces presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, Obama dijo que si era reelegido tendría más flexibilidad y podría resolver el problema del sistema de defensa antimisiles y otros asuntos.

    Pero después de las elecciones no pasó nada nuevo. Mientras, la aprobación de la ‘ley Magnitski’ en EEUU y la consiguiente elaboración por parte de los diputados rusos de la ley que prohíbe la adopción de niños rusos por ciudadanos de Estados Unidos volvieron a poner las relaciones ruso-estadounidenses en un estado más habitual de guerra con uso de palabras y gestos.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik