06:46 GMT +321 Octubre 2018
En directo
    Titulares de la prensa rusa

    Prensa rusa al día

    © Flickr/ James P. Wells
    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    Se expande el motín en las cárceles rusas de los Urales/Francia descarta asumir la ‘lista Magnitski’/Los expertos esperan pocos resultados de la Cumbre sobre Cambio Climático en Doha

    Novie izvestia, Kommersant, Komsomolskaya pravda, Moskovski komsomolets

    Se expande el motín en las cárceles rusas de los Urales

    Prisioneros de cinco instituciones penitenciarias de la región rusa de Cheliábinsk (los Urales) se declararon en huelga de hambre por solidaridad con los reclusos de la colonia penal Nº6 de la ciudad de Kopeisk amotinados desde el pasado sábado 24 de noviembre, escriben en su edición de hoy los periódicos Novie izvestia, Kommersant, Komsomolskaya pravda y Moskovski komsomolets.

    Unos 250 presos se rebelaron para pedir la flexibilización del régimen de detención y exigir que se pusiera fin a la incomunicación de varios reclusos que se encontraban en una unidad de aislamiento, según las fuentes penitenciarias.

    Los reclusos salieron de los barracones y subieron a los tejados de los mismos con pancartas y carteles en los que se podían leer frases como "Tenemos a un millar en huelga de hambre" o "Ayudadnos".

    Los familiares de los reclusos se acercaron a la prisión y la mayoría se marcharon después de unas horas. Sin embargo, un grupo de jóvenes aparentemente borrachos comenzaron a crear problemas, según la policía. Los enfrentamientos se saldaron con unos 39 arrestos.

    Los reclusos continúan con la protesta. La defensora rusa de derechos humanos Dina Latínova informó al diario Kommersant de que unos 300 reos de la prisión Nº 6 permanecen en los tejados y no piensas bajar. “Piden a gritos ayuda y que los familiares que están fuera no se marchen. Mientras tanto, el acceso al territorio de la colonia está prohibido tanto para los parientes de lo prisioneros como para los militantes de organizaciones de derechos humanos. Lo único que conseguimos averiguar es que los detenidos piden que se ponga fin a los excesos, torturas y ultrajes que sufren”, dijo Latínova.

    Los miembros de la Comisión Civil de Observación por los Derechos Humanos de Rusia recuerdan que no es la primera vez que los prisioneros de esta colonia penal de Kopeisk se quejan de las malas condiciones de detención. “Lo comunicamos a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, organizamos una conferencia de prensa al respecto, pero no hubo reacción ninguna”.

    El Defensor del Pueblo de la región de Cheliábinsk, Aleksei Sevastiánov, asegura que “entre la administración de la colonia y los detenidos existe un grave conflicto desde hace tiempo”. Sevastiánov agregó que ya había informado de lo ocurrido al defensor del pueblo de Rusia, Vladimir Lukin, cuyos asesores acudirán a Kopeisk hoy lunes.

    Hasta la zona también se han desplazado varios funcionarios procedentes de la sede central de los servicios penitenciarios en Moscú.

    Rossiyskaya gazeta

    Francia descarta asumir la ‘lista Magnitski’

    Las autoridades de Francia no tienen intenciones de seguir el ejemplo de EEUU y aprobar la llamada ‘lista Magnitski’, escribe hoy el periódico gubernamental Rossiyskaya gazeta.

    Así lo comunicó en una entrevista a los medios de información rusos el embajador de Francia en Moscú, Jean de Gliniasti.
    "Según se sabe, existe una lista aprobada por varios países, sobre todo por EEUU. Dispongo de información de que Francia no planea aplicar tales medidas”, confirmó el jefe de la misión diplomática de Francia en Rusia.

    El pasado 16 de noviembre, la Cámara de Representantes del Congreso de EEUU aprobó un proyecto de ley que prevé aplicar sanciones financieras y negar visados a funcionarios rusos supuestamente implicados en la muerte del jurista Serguei Magnitski en 2009. Al mismo tiempo, el documento prevé suprimir la enmienda Jackson-Vanik que frena el comercio ruso-estadounidense desde los tiempos de la guerra fría.

    Para entrar en vigor el respectivo borrador de la ley debe ser aprobado por el Senado estadounidense, después de que los dos proyectos serán fusionados en uno y sometidos a la firma del presidente de EEUU.

    Esta campaña llevada a cabo en EEUU tuvo una amplia repercusión en la comunidad internacional y Bruselas se apresuró a manifestar su solidaridad y respaldar la iniciativa de Washington. Hace un mes, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que recomienda a los países de la UE a aprobar la ‘lista Magnitski’ y prohibir la entrada en su territorio a los funcionarios rusos supuestamente implicados en el caso.

    El embajador francés comentó esta situación de manera diplomática. “Las decisiones en el ámbito del régimen de visados las toman las autoridades competentes de los Estados soberanos”, dijo Jean de Gliniasti. “Está claro que hay normas generales que debemos cumplir. El Parlamento Europeo puede aconsejar, recomendar algo, pero este organismo no toma decisiones”, agregó.

    A diferencia de muchos países comunitarios, Paris mantiene una postura independiente en lo que se refiere al ‘caso Magnitski’.

    Serguéi Magnitski, de 37 años, abogado del fondo de inversiones Hermitage Capital Management, murió en noviembre de 2009 tras ingresar en prisión preventiva bajo cargos de evasión fiscal. El propio jurista siempre rechazó las acusaciones, sosteniendo que la causa penal fue resultado de una denuncia suya contra varios funcionarios corruptos que supuestamente habían robado decenas de millones de dólares al fisco ruso. Su muerte, que supuestamente se produjo por falta de asistencia médica, provocó una amplia resonancia pública tanto en Rusia como en Occidente.

    Kommersant

    Los expertos esperan pocos resultados de la Cumbre sobre Cambio Climático en Doha

    La Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático arrancó hoy en la la capital de Qatar, Doha, escribe hoy el periódico Kommersant.

    En el marco de esta conferencia, que se prolongará hasta el 7 de diciembre, los representantes de varios países tratarán de concertar un nuevo acuerdo mundial que reduzca las emisiones de gases y el efecto invernadero.

    Mientras, la situación parece poco esperanzadora. En las condiciones actuales de crecimiento de las emisiones del dióxido de carbono (CO2), los países no se tienen prisa por asumir nuevos compromisos internacionales. Y Rusia no ha decidido todavía si va a participar en el segundo período del Protocolo de Kioto o no.

    Según los expertos, en la actual época de crisis económica global, los países afrontan más dificultades en el proceso de búsqueda de una fórmula de compromiso sobre las acciones conjuntas dirigidas a proteger el clima.

    La Unión Europea que hace poco era locomotora de la transición hacia una economía “verde”, ahora ha reducido su actividad, debido a los problemas económicos y las discrepancias internas. EEUU suele dudar en los asuntos de la política climática global, prefiriendo destacar éxitos en el ámbito de la realización de programas regionales destinados a reducir las emisiones del CO2 que asumir compromisos a nivel federal.

    La Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático que se celebró en diciembre de 2011 en Durban (República Sudafricana) aprobó prolongar el Protocolo de Kioto aunque pospuso para 2012 la decisión de si su vigencia se extenderá a cinco o a ocho años.

    El Protocolo de Kioto, cuyo primer período se inició en 2005 y expira el 31 de diciembre de 2012, obliga a las naciones industrializadas a reducir las emisiones del dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

    En aquel momento, varios países declararon que no iban a participar en el segundo período del Protocolo de Kioto, que empezará en 2013 y se prolongará hasta 2017 o 2020.

    En la antesala de la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático en Doha, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) publicó un informe sobre el nivel actual de emisiones del СО2 en el mundo. Resulta que hoy en día, estas emisiones superan en un 14% el límite que se estimó para el 2020.

    Según los datos del UNEP la concentración de gases que contribuyen al calentamiento global, lejos de disminuir, ha aumentado en la atmósfera hasta un 20% desde 2000. Según las estimaciones de los expertos del UNEP (55 científicos provenientes de 20 países), si los gobiernos no toman acciones rápidas y concretas, las emisiones se elevarán para 2020 hasta 58.000 millones de toneladas anuales, frente a los 44.000 millones que se consideran como la cantidad que permitiría allanar el camino para efectuar mayores reducciones a costos razonables.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik