21:52 GMT +321 Octubre 2018
En directo
    Titulares de la prensa rusa

    Prensa rusa al día

    © Flickr/ James P. Wells
    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    Autoridad judicial puede dictar sentencia póstuma sobre el caso de Serguei Magnitski/Lavrov califica de "provechoso" el encuentro con el presidente sirio/Medvédev exige al Servicio de Seguridad estar alerta ante posibles ataques

    Kommersant, Novie izvestia

    Autoridad judicial puede dictar sentencia póstuma sobre el caso de Serguei Magnitski

    El Ministerio del Interior finalizó la investigación preliminar por evasión fiscal, abierta en su momento contra Serguei Magnitski, jurista del Fondo de inversiones británico Hermitage Capital Management, y su ex jefe, el empresario estadounidense William Browder, y está dispuesto a presentar el caso ante el Tribunal, escriben en su edición de hoy los periódicos Kommersant y Novie izvestia.

    Los representantes del Ministerio declararon ayer que Serguei Magnitski, quien falleció en prisión preventiva mientras esperaba juicio, puede ser juzgado y declarado culpable póstumamente. Se podrá cerrar el expediente penal solo en caso de que los familiares de Magnitski renuncien a defender el honor, la dignidad y la reputación del abogado difunto.

    Según el Fondo Hermitage Capital, así se anuncia también en la carta del juez instructor del Ministerio del Interior, Boris Kibitsa, dirigida el pasado 3 de febrero a los familiares y abogados de Magnitski. La carta declara que la única manera de evitar la condena póstuma del abogado sería la renuncia de sus familiares al derecho a defender su honor y dignidad.

    Según el abogado que representa los intereses de la madre de Magnitski, Nikolai Gorójov, el Departamento de Investigación intenta de ese modo obligar a los familiares del abogado a dar su visto bueno al cierre el respectivo expediente penal para legalizar el arresto de Magnitski.

    Magnitski falleció el 16 de noviembre de 2009, a la edad de 37 años, en una prisión preventiva donde llevaba 11 meses a la espera de un juicio y en la que no tenía acceso a la asistencia médica adecuada. Su ex jefe, el empresario estadounidense William Browder, fundador de Hermitage Capital, desencadenó inmediatamente una polémica a través de los medios internacionales.

    Según su expendiente penal, Magnitski ayudó a Browder evadir el pago de impuestos por una cantidad de 2.000 millones de rublos (72 millones de dólares).

    Magnitski nunca admitió el cargo de evasión fiscal que se le incriminaba y sostuvo que la persecución penal era resultado de su denuncia contra funcionarios corruptos que habrían robado decenas de millones de dólares al fisco ruso. El proceso fue cerrado debido a la muerte de Magnitski.

    Pero en agosto pasado, la Fiscalía General de Rusia anunció la decisión de reanudar una investigación penal por el “caso Magnitski”, atribuyéndola a una resolución del Tribunal Constitucional que obliga a jueces instructores a consultar la opinión de familiares del difunto antes del cierre del respectivo expediente penal, a menos que sea por razones de rehabilitación.

    Rossiyskaya gazeta, Nezavisimaya gazeta, Moskovski komsomolets

    Lavrov califica de "provechoso" el encuentro con el presidente sirio

    El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, y el director del Servicio de Inteligencia ruso, Mijaíl Fradkov, realizaron ayer una visita a Damasco para sostener consultas con el presidente sirio Bashar Asad, y contribuir a estabilizar la situación en el país, escriben hoy los periódicos

    Rossiyskaya gazeta, Nezavisimaya gazeta y Moskovski komsomolets.

    Rusia emprendió un nuevo intento de prevenir la guerra civil en Siria y salvar así el régimen del país con el que Moscú mantiene unas relaciones de amistad.

    El canciller ruso afirmó tras reunirse con Bashar Asad que el líder sirio es partidario de poner fin a la violencia en su país y está dispuesto a dialogar con todas las fuerzas políticas.

    Lavrov calificó de “muy provechoso” el encuentro y reafirmó la disposición de Rusia para “contribuir por todos los medios a una pronta solución de la crisis a partir de las posiciones expuestas en la iniciativa de la Liga Árabe”. El presidente de Siria, según él, “declaró su total adhesión a la tarea de cesar la violencia, venga de donde venga”.

    Según el director del Centro de Ingeniería Política, Alexei Makarkin, el viaje a Siria del director del Servicio de Inteligencia, Mijaíl Fradkov, dio a la delegación rusa la posibilidad de reunirse no solo con el presidente sirio sino también con los representantes de los servicios de seguridad y fuerzas del orden público del país. “La postura de las autoridades de Siria depende no sólo del presidente”, afirma el experto. “En este país es fuerte el elemento del gobierno colectivo y las fuerzas del orden no están dispuestas a hacer cualquier concesión a la oposición”, añadió.

    Según Makarkin, el propio Asad habría podido encontrar fórmulas de compromiso con las fuerzas opositoras e incluso ofrecerles ocupar altos cargos en su Gobierno. Pero hoy en día esto ya es imposible. El punto de no retorno en las relaciones entre el poder y el pueblo ya hace un tiempo que se traspasó en Siria.

    Otros expertos consideran que el desarrollo de los acontecimientos en Siria depende del resultado de las negociaciones de Lavrov y Fradkov en Damasco. Es posible que Rusia y Siria acuerden una “hoja de ruta” para salir de la crisis que establezca la base de la siguiente resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria.

    Komsomolskaya pravda, Nezavisimaya gazeta, Rossiyskaya gazeta

    Medvédev exige al Servicio de Seguridad estar alerta ante posibles ataques

    El pasado martes 7 de febrero, el mandatario ruso, Dmitri Medvédev, intervino en la reunión de los jefes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia y exigió estar alerta ante las eventuales provocaciones por parte de terroristas y extremistas en vísperas de las elecciones presidenciales, escriben en su edición de hoy los periódicos Komsomolskaya pravda, Nezavisimaya gazeta y Rossiyskaya gazeta.

    El presidente solicitó además que se eleve el nivel de seguridad en el transporte público, lugares públicos y plantas industriales.

    Según Medvédev, las inspecciones de protección antiterrorista de las infraestructuras de transporte y lugares públicos han de ser periódicas y a veces imprevistas. Los culpables de negligencias respecto a seguridad deben ser denunciados y castigados.

    El presidente se interesó con respecto al gasto en recursos destinados a la seguridad en el transporte. Medvédev informó que durante el año 2011 los agentes del Servicio de Seguridad habían prevenido 94 crímenes terroristas, entre ellos ocho atentados. Pero confesó que no habían conseguido disminuir de manera esencial el número general de los atentados terroristas.

    El presidente ruso recordó a los jefes del Servicio de Seguridad la necesidad de luchar contra las amenazas en el espacio mediático. “Ahora son muchas y diversas, todo el mundo se está metiendo en ello”, señaló. Se trata sobre todo de la propaganda del terrorismo, el extremismo y la violencia.

    Además, Medvédev apuntó que los servicios especiales extranjeros pueden aprovechar la situación política en el país para intentar conseguir sus objetivos. Según informó, el año pasado  fueron detenidos en Rusia 41 espías y 158 agentes de servicios especiales extranjeros. Ultimamente se interesan no solo por cuestiones económicas sino también por los procesos políticos. “Por lo tanto, es imprescindible reaccionar de manera operativa ante las posibles tentativas de influir en la vida política nacional desde fuera”, subrayó el mandatario.

    Dmitri Medvédev no descartó que en vísperas de las presidenciales, convocadas para el 4 de marzo de 2012, las fuerzas subversivas del Cáucaso del Norte pudieran preparar algún ataque contra el poder institucional en Rusia y pidió al Servicio de Seguridad extremar los esfuerzos para prevenirlos.

    RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik