11:14 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Prensa

    Prensa rusa al día

    Prensa
    URL corto
    0 0 0 0

    20 de julio

    Moscú, RIA Novosti.

    Gzt.Ru

    Rusia estudia aumentar pedidos militares de 13 a 20 billones de rublos

    El Ministerio ruso de Defensa  admitió que examina conjuntamente con Finanzas el posible aumento de pedidos militares de 13 billones de rublos en 2011 a 20 billones de rublos, o US$0,65 billones, en 2020, escribe el diario digital Gzt.Ru.

    Expertos consultados hoy por el diario temen que esta suma, suficiente para el rearme total del Ejército, acabe siendo despilfarrada.

    Fue el viceministro primero de Defensa, Vladímir Popovkin, quien hizo el anuncio el lunes en la feria aeronáutica de Farnborough, en Gran Bretaña. Rehusó explicar para qué se requiere un incremento de siete billones de rublos pero comunicó que el nuevo presupuesto podría aprobarse en el tercer trimestre de 2010, simultáneamente con el programa de desarrollo de la industria de defensa.

    Reporteros lograron sonsacarle a Popovkin que el Ejército planea en particular adquirir cerca de un millar de helicópteros, novísimos misiles estratégicos RS-24 Yars, así como organizar la producción doméstica de aparatos aéreos no tripulados.

    Konstantín Makienko, subdirector del Centro de análisis de estrategias y tecnologías, considera que "un billón de rublos, como máximo, daría abasto para el rearme de las cuatro flotas nacionales" (las del Báltico, Norte, Pacífico y mar Negro), de modo que "quedarían otros 19 billones de rublos para los demás equipos".

    Vitali Shlíkov, en el pasado, coronel de la Dirección General de Inteligencia y, hoy en día, miembro del Consejo para la política exterior y de defensa, urgió al departamento militar a "crear un eficaz sistema de control sobre el gasto de esos recursos".

    "A la industria se le presenta ahora una oportunidad singular: meterle al Ejército los trastos viejos para repartirse el dinero conjuntamente con los funcionarios, o bien, sentar las bases para el futuro creando algo realmente válido", dijo. "Ya veremos en 10 años cómo aprovecha esta oportunidad", agregó.

    El experto recordó que en Rusia no existe un procedimiento definido para establecer los precios de material bélico, lo cual permite a las empresas de defensa inflarlos varias veces. Lo importante, a su juicio, es invertir en la creación de una industria novedosa, que esté orientada al sector civil pero al mismo tiempo sea capaz de fabricar armas económicas. Si una empresa se orienta exclusivamente a la producción de componentes contados para misiles Topol, sus productos costarán un ojo de la cara y no necesariamente serán los mejores, señaló.

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik