15:05 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Prensa

    Prensa rusa al día

    Prensa
    URL corto
    0 2 0 0

    14 de julio

    Moscú, RIA Novosti.

     Komsomolskaya Pravda

    Detectives australianos descubren red de pedófilos en Rusia a través de satélite

    Detectives australianos localizaron a través de satélites una red criminal rusa especializada en pornografía infantil, escribe hoy el periódico Komsomolskaya Pravda.

    Todo empezó hace un año, cuando en Australia fue detenido un distribuidor de vídeos para pedófilos. Para averiguar quién le suministraba el material, los detectives locales se pusieron en contacto con sus colegas de Interpol y decidieron iniciar la búsqueda en Rusia, dado que en las películas se hablaba ruso.

    "Resulta muy difícil resolver semejantes delitos, habida cuenta de que los vídeos de pornografía  infantil suelen rodarse en un país, casi siempre, un país pobre donde un  pequeño "actor" mantiene a toda su familia; luego se colocan en una web alojada en otro Estado; se venden a través de una tercera nación; y se ven básicamente en los países ricos de Europa, Norteamérica y Australia", comentó Piotr Gorodov, un alto cargo de la oficina rusa de Interpol.

    Sin embargo, había una pista para empezar la investigación. La película estaba ambientada en un aula escolar cuyas ventanas dejaban trasver el fragmento de un edificio, algunos árboles y matas de la calle y una carretera. A partir de este trasfondo, los expertos reconstruyeron en ordenador  una imagen tridimensional del lugar, tal y como podría verse desde el espacio extraterrestre, y la procesaron mediante un programa especial que la cotejó con los mapas de Rusia en Google. El programa indicó una escuela situada en una pequeña ciudad rusa cuyo nombre es secreto sumarial.

    Los detectives australianos empezaron a vigilar el lugar sospechoso a través de un satélite y descubrieron que había rodaje en el interior: de noche, un aula se iluminaba con la luz típica de reflectores de cine, y cerca del edificio aparecía siempre un mismo coche.

    Al poco tiempo, la oficina rusa de Interpol recibió de Australia un vídeo con la petición de identificar a los presuntos pedófilos. Se adjuntaban la dirección del supuesto lugar del crimen y la matrícula del auto. "Menuda sorpresa nos hemos llevado al recibir desde el otro extrema del planeta un expediente tan completo", confesó Gorodov.

    A la Policía rusa sólo le quedaba realizar las detenciones a los pocos días del aviso. "Hemos identificado a todos los sospechosos. Algunos ya están detenidos; otros, todavía no, pero tenemos pruebas suficientes. Dentro de poco vamos a presentar los cargos contra todos los implicados en la violencia contra menores", dijo.

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik