En directo
    Prensa

    Prensa rusa al día

    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    10 de febrero

    Moscú, RIA Novosti

    Rossiyskaya Gazeta

    Anthony Hopkins: "Los humanos aspiran a ser robots"

    El célebre actor británico Anthony Hopkins se siente "profundamente preocupado por la mecanización" de la humanidad, según él mismo confiesa en una entrevista publicada hoy en Rossiyskaya Gazeta.

    "Los humanos aspiran a convertirse en robots", deplora Hopkins al poner a guisa de ejemplo  "el mundo de las pasarelas donde desfilan modelos iguales, anoréxicas", a quienes compara con "máquinas impersonales e incorpóreas".

    En el celuloide, a su juicio, se observa "la misma ilusión de transformarse en una máquina, un cyborg" al estilo de Hombre de Hierro, Hombre Araña, Superhombre u Hombre Lobo, por mencionar la película homónima ("The Wolfman", 2010) que se estrena en estas fechas mundialmente y cuyo reparto incluye a Benicio del Toro, Emily Blunt, Anthony Hopkins y Hugo Weaving.

    Hopkins interpreta en esta cinta a John Talbot, un caballero aparentemente civilizado pero de esencia todavía más diabólica que la del asesino en serie Dr. Hannibal Lecter ("El silencio de los corderos"), papel que le mereció al actor británico un Óscar en 1992.

    "Lo humano merma y lo mecánico está en alza", constata  Hopkins. Otra de las "barbaridades contemporáneas", en su opinión, es el "repugnante" alboroto en torno a las "estrellas, que les deniega privacidad.

    El mundo está lleno de violencia y destrucción  y, a lo mejor, es parte del plan divino, admite Hopkins. Aún así, el único consejo que da a sus 72 años es "no lamentar el pasado ni preocuparse por el futuro", "vivir a pleno y no mirar nunca hacia atrás".

     

    Rossiyskaya Gazeta / Kommersant

    Irán procura otra vez embaucar a todo el mundo

    Expertos consultados por la prensa rusa dan a entender que Irán podría tardar años en el proceso de enriquecimiento de uranio y que su verdadero objetivo es ganarse el tiempo y, en lo posible, provocar división entre seis potencias implicadas en la negociación sobre su programa nuclear.

    Alexei Malashenko, del Centro Carnegie de Moscú, está convencido de que "Irán procura nuevamente embaucar al mundo entero para que empiece una discusión internacional y todos se peleen".

    Víctor Mijáilov, director del Instituto de estabilidad estratégica, no ve impedimentos tecnológicos para que Irán enriquezca uranio al 20% pero cree "descartable lo de la bomba, pues se requiere una concentración del 90% o al menos 70% del isótopo U-235 para obtener una carga nuclear cabal".

    Gueorgui Mirski, colaborador del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales, señala que Irán es consciente de que "el tiempo trabaja a su favor" porque EEUU, enfrascado en las campañas de Iraq y Afganistán, no puede permitirse nuevas operaciones militares, e Israel difícilmente se atreverá a atacarle solo.

    Todo el mundo se quedará ahora con la idea de que Teherán desarrolla una bomba atómica pero "no la necesita, simplemente no tiene contra quién lanzarla", en opinión de este experto que rehúsa dar por agotado el repertorio de recursos diplomáticos en relación con Irán. Lo que sí les interesa a los iraníes, a su juicio, es "enriquecer uranio hasta el grado que permita fabricar tal bomba en plazos reducidos para después proclamar la transformación de Irán en un país nuclear y dialogar con Occidente desde una posición de fuerza".

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik