18:47 GMT +320 Noviembre 2017
En directo
    Prensa

    Prensa rusa al día (7 de abril)

    Prensa
    URL corto
    0 1 0 0

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

     

     

    Moscú, RIA Novosti

     

     

    Vedomosti

     

    India va a por el gas turkmeno

     

    India y Turkmenistán firmaron el domingo un memorando de comprensión mutua en materia del petróleo y el gas. El documento proporciona a empresas hindúes el acceso a la producción y el refinamiento del crudo turkmeno, así como a la construcción de gasoductos y plantas licuadoras del gas.

     

    La suscripción del memorando tuvo lugar en Ashjabad, al término de las negociaciones entre el mandatario turkmeno, Gurbangulí Berdymujammédov, y el vicepresidente hindú, Hamid Ansari, quien calificó a Turkmenistán como "socio natural" de la India. Su anfitrión turkmeno valoró en términos positivos la participación de Nueva Delhi en el proyecto que contempla tender un gasoducto desde Turkmenistán, vía Afganistán y Pakistán,  a la India, para transportar el hidrocarburo que proviene del yacimiento Dovletabad.

    En la actualidad, Turkmenistán vende un volumen anual de casi 42,8 mil millones de metros cúbicos del gas al grupo ruso Gazprom y envía otros 8 mil millones de metros cúbicos a Irán. Un acuerdo firmado en 2006 con China prevé el suministro anual a este país de 30 mil millones de metros cúbicos durante tres décadas y ya se está construyendo una tubería para implementar el plan.

    El experto ruso Andrei Grozin, del Instituto para los países de la CEI,  piensa que India ha llegado tarde al reparto de los recursos energéticos del Asia Central. Lo mismo que Pakistán y Turquía, India tendrá que contentarse con un papel secundario en comparación con Rusia, China, EEUU y la Unión Europea. Lo máximo que podría hacer en Turkmenistán es explorar yacimientos terrestres de menor tamaño y poco prometedores, o implicarse en proyectos conjuntos para la licuación del gas.

    Iván Safranchuk, director de la consultoría Latuk, califica de "ciencia ficción" el  plan de exportar el gas turkmeno a la India, a través de Afganistán y Pakistán. El gas que produce Turkmenistán no alcanza siquiera para cumplir los contratos existentes, por no hablar ya de un volumen tan grandioso como 20 mil millones de metros cúbicos al año que se requiere para llenar la nueva tubería. La construcción del gasoducto vía Afganistán y Pakistán va a tropezar con dificultades políticas, advierte Safranchuk. Con todo, él admite que Turkmenistán es para la creciente economía hindú el socio más prometedor en materia energética, puesto que Kazajstán - punto siguiente en el viaje de Hamid Ansari - acoge los proyectos conjuntos con mayor grado de frialdad.

     

     

    Vedomosti

     

    Bush y Putin no abrieron nuevos horizontes

     

    La Declaración sobre el marco estratégico de las relaciones ruso-estadounidenses, adoptada en Sochi por Vladímir Putin y George W. Bush, constató que los principales problemas de la agenda bilateral - el despliegue del escudo antimisil de EEUU en Europa, la reducción de las armas estratégicas ofensivas y la ampliación de la OTAN - siguen sin resolver. En los ocho años de su labor conjunta, Bush y Putin no sobrepasaron el marco pero tampoco ofrecieron una perspectiva estratégica.

     

    En cierto sentido, lo anterior es perdonable en el caso de Bush. El 81% de la población estadounidense piensa que la situación en el país va empeorando constantemente, según indica un reciente sondeo realizado por The New York Times y CBS News. Otra encuesta, que el portal History News Network llevó a cabo entre historiadores profesionales, demuestra que el 98% califica como fracaso la presidencia de Bush. Pero a Rusia no le corresponde más que una parte de la política implementada por el actual mandatario de EEUU.

    Para los rusos, la rivalidad con EEUU es mucho más importante de lo que se ve a la inversa. Apenas el 2% de los estadounidenses interpreta a Rusia como amenaza, según Gallup. Notablemente más peligrosos les parecen Irán (25%), Iraq (21%), China (14%), Corea del Norte (9%), el propio EEUU (3%) y Afganistán (3%). Para los rusos, EEUU es el enemigo número uno.  El 24% de la población rusa, según se desprende de un estudio del Centro VTsIOM, cree que en los próximos 10 ó 15 años puede haber una relación de hostilidad con EEUU. Georgia es la segunda nación que se menciona en este contexto (19%) y está seguida por Gran Bretaña, Ucrania y los países del Báltico (cada cual, 7%).

    El vector de los comentarios dentro del país será positivo para Putin: la culpa, por supuesto, la tienen los enemigos que no han tomado en cuenta nuestros intereses ni han apreciado nuestras iniciativas. Pero ¿no sería más conveniente acaso, a la hora de perfilar la política propia, asumir que los enemigos van a prescindir de nuestros intereses y elaborar en función de ellos las propuestas?

    Claro que no podemos interpretar las reuniones entre los líderes de EEUU y Rusia exclusivamente en el plano de la conveniencia. En grado considerable, aquellas constituyen una tradición, un rito, una obra de teatro. Esta tradición se remonta a los tiempos de Gorbachov y Reagan y se desarrolló plenamente en la época de Yeltsin y Clinton. En esta obra, Bush y Putin jugaron los respectivos papeles de forma profesional pero no abrieron nuevos horizontes.

     

     

    Rossiyskaya Gazeta

     

    El embajador ruso en la OTAN cree positiva la reciente cumbre de Bucarest

     

    Rusia consiguió todos los objetivos que se proponía de cara a la reciente cumbre de la OTAN en Bucarest, afirma Dmitri Rogozin, el embajador ruso ante esta organización.

    "Previamente a la cumbre teníamos dudas muy serias acerca de si la Alianza iba a tenernos en consideración durante la toma de decisiones importantes. No podemos decir que la situación haya cambiado por completo a nuestro favor pero un hecho es innegable: Rusia pasó a ser un factor inalienable en la toma de todas las decisiones dentro de la OTAN. Es un resultado muy importante", explicó el diplomático.

     

    Vladímir Putin, según él, habló sin ambages en Bucarest para exponer la postura de Rusia sobre los temas que siguen siendo objeto de discrepancias entre Moscú y Occidente: el escudo antimisil estadounidense en Europa, la secesión de Kosovo, el control sobre los armamentos o la filosofía de la cooperación con la Alianza. "Lo importante es que ambas partes, sin esconderse en las trincheras la una de la otra, mantienen el diálogo", subrayó Rogozin. Fue una cumbre "positiva" en el sentido de que Rusia resolvió las tareas que tenías previstas. "Así, la ampliación de la OTAN hacia el Este se quedó al nivel de los planes, sin pasar a la fase de la implementación. A pesar de las palabras hermosas que se han dicho a Kíev y a Tbilisi, Ucrania y Georgia no han recibido invitación alguna al Plan de Acción para el Ingreso. Lo anterior supone un resultado muy importante", dijo el embajador. Otro resultado loable es el acercamiento de posturas con respecto a Afganistán, en particular, el permiso de usar ferrocarriles rusos para que la Alianza transporte cargas civiles destinadas a la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán).

    Más que poner trabas al ingreso de Georgia y Ucrania en la OTAN, Rusia tratará de prevenir a la Alianza "sobre los procesos irreversibles que se van a iniciar a raíz de tal incorporación", al decir de Rogozin. El presidente georgiano, según él, busca en la OTAN "una indulgencia" para usar la fuerza contra las repúblicas rebeldes de Abjasia y Osetia del Sur. "Quiere empujar a la Alianza a que participe en hostilidades en el Cáucaso del Sur, muy lejos de los límites de la OTAN", señaló Rogozin. Con respecto a Ucrania, él recordó la necesidad de organizar "un referéndum previo al ingreso de cualquier país en la OTAN".

    "Quiero decir que Rusia no hará porquerías algunas a Ucrania y Georgia para impedir su ingreso en la Alianza. Lo que estamos diciendo simplemente es que no nos agrada tener aparcado cerca de nuestras puertas un carro militar ajeno chirriando las orugas", resumió Rogozin.

     

     

    Kommersant

     

    Putin amenaza a la OTAN con adoptar contramedidas

     

    La intervención del presidente de Rusia en la reunión del Consejo Rusia - OTAN, celebrada en Bucarest a puerta cerrada, llegó a ser una sensación. Según datos de "Kommersant", Vladímir Putin informó que Moscú  acoge el acercamiento de la OTAN a las fronteras rusas como una amenaza real para los intereses del Estado ruso y prometió adoptar contramedidas adecuadas.

     

    "El presidente ruso habló de Georgia en un tono muy tranquilo, como si lo hiciese de paso. Pero cuando se trató el tema de Ucrania, se encolerizó",  refirió al rotativo su fuente en delegación de un  país de la OTAN. Al dirigirse a su homólogo estadounidense, Putin dijo que Ucrania ni es Estado, pues  una parte de sus territorios formó parte de Europa del Este, mientras que otra  - y bastante considerable - le fue regalada por Rusia.

    Según la fuente, Putin "hizo una insinuación muy clara que, de verse admitida en la OTAN, Ucrania dejará de existir como Estado. O sea, él de hecho amenazó con que Rusia pueda provocar la separación de Crimea y Ucrania del Este".

    Varios politólogos y expertos cercanos al Kremlin ya el sábado pasado empezaron a afirmar en espacios televisivos que el ingreso de Ucrania en la OTAN  estaría preñado del desmoronamiento del país y que Ucrania, en opinión de ellos, jamás lo va a hacer. O sea que la insinuación hecha por Putin en Bucarest empezó a divulgarse.

    Ciertos expertos opinan que el aplazamiento de la invitación a Ucrania a unirse al Plan de Acción para Afiliación a la OTAN se debió a la necesidad de obtener precisamente en Bucarest de Rusia su visto bueno para el transporte de cargas otanianas a Afganistán.

    "La derrota del Talibán y la lógica culminación de la operación en Afganistán le importan muchísimo a Bush. Ese problema debe quedar resuelto en otoño, antes de celebrarse las elecciones presidenciales en EEUU. Cuando el Talibán esté derrotado, Rusia perderá su as de triunfos en el regateo con la OTAN. Por ello en diciembre, en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza Atlántica, ya no habrá por qué negarle a Ucrania su incorporación al cumplimiento del Plan en cuestión", opina Andrei Serenko, experto del Centro de Estudio del Afganistán Contemporáneo.

     

    RBK Daily

    Polonia tendrá que financiar el gasoducto Nord Stream contra su propia voluntad

    Polonia se verá obligada a financiar las obras de construcción del gasoducto Nord Stream, al tendido del cual se opone, tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, en el caso de que Nord Stream AG, operadora del proyecto, pida un préstamo al Banco Europeo de Inversiones (BEI), pues hacen aportes al capital social del mismo todos los miembros de la UE, incluida Polonia.

     

    El Tratado de Lisboa, firmado en la cumbre de la UE el 13 de diciembre de 2007 en sustitución de la Constitución comunitaria, amplía la lista de decisiones que se toman según el criterio de mayoría calificada. El documento ha de entrar en vigor a principios de 2009.

    Antes los participantes en el proyecto Nord Stream no podían negociar un crédito con el BEI por gozar Varsovia del derecho a veto. No obstante, tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, serán suficientes 18 votos y el 68% del capital social para aprobar la concesión del préstamo. Y las objeciones de Polonia, al igual que de Lituania, Letonia y Estonia los que también están en contra de la construcción de la tubería, importarán un bledo, ya que los países mencionados cuentan con sólo el 2,4% de las acciones del banco.

    Según las palabras de la portavoz de Nord Stream AG, Irina Vasílieva, un 70% de los gastos en el proyecto, valorado en 7,4 mil millones de euros, se cubrirá con cargo a las fuentes de financiación externas. "También se prevé captar para estos fines los recursos de agencias internacionales de crédito a la exportación. El Banco Europeo de Inversiones aún no aparece en la lista de posibles acreedores", indicó la portavoz.

    En caso de necesidad sería posible reunir la mayoría de 18 votos para aprobar la concesión de un crédito por el BEI, dice el analista de Metropol, Alexandr Nazárov. No obstante, también se podría negociar préstamos en otras entidades de crédito. "Gazprom es el prestatario corporativo ruso de mayor confianza con excelente historia crediticia. Si actúa como garante de créditos, Nord Stream AG no tendrá problemas de financiación", opina el experto.

    "Gazprom no tendrá dificultades, si decide captar crédito -señala el jefe del departamento analítico de Veles Kapital, Mijaíl Zak-. En este plano es significativa la reciente colocación de eurobonos por el consorcio ruso. No faltan los deseosos de dar dinero prestado a Gazprom o a una compañía afiliada."

    Polonia, como cualquier Estado soberano, se esfuerza por demostrar su valía, pero habida cuenta de que casi la mitad de Europa y Rusia quieren construir Nord Stream, es poco probable que Varsovia salga con la suya, concluye Zak.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik