En directo
    Prensa

    Prensa rusa al día (9 de octubre)

    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

    Moscú, RIA Novosti

    Nezavisimaya Gazeta

    Moscú seguirá polemizando con Occidente

    El proceso negociador entre Occidente y Rusia está atravesando por un período de renacimiento: hay demasiados temas acuciantes, de cara a los cuales Moscú mantiene discrepancias con EEUU y los países europeos.

    A la visita del presidente francés, Nicolás Sarkozy, quien llega a Moscú el martes, seguirán a finales de esta semana las negociaciones ruso-estadounidenses al nivel de ministros de Exteriores y Defensa sobre el plan del escudo antimisil para Europa y el futuro tratado de armas y fuerzas convencionales (FACE).

    El 14 y el 15 de octubre, Vladímir Putin se reunirá en Wiesbaden con la canciller alemana Ángela Merkel. Y el día 26, esta ronda de debates políticos terminará  con la cumbre Rusia-UE en Lisboa.

    La cooperación económica sigue siendo, al parecer, una asignatura con pocos problemas. El comercio entre Francia y Rusia, evaluado en 13,5 mil millones de dólares, crece a un ritmo anual del 30-40%, y la francesa Total ya se adjudicó el 25% del yacimiento Stockman. La construcción del gasoducto Nord Stream, a su vez, es un símbolo de excelentes relaciones económicas entre Berlín y Moscú. El volumen del intercambio comercial entre Alemania y Rusia ascendió el pasado año a un nivel récord, de 50 mil millones de euros.

    La agenda internacional parece mucho más complicada. Con respecto a Kosovo, por ejemplo, las partes persiguen a veces el mismo objetivo pero mantienen diferencias en planteamientos tácticos. Algo similar sucede con el problema nuclear iraní. El tema más arduo será el de defensa antimisil. La solución que propone EEUU, en opinión de Moscú, entraña una amenaza a la seguridad de Rusia e implica consecuencias negativas para la situación en Europa y para el conjunto de las relaciones entre el Este y Occidente. Moscú sugiere a Washington explotar conjuntamente los radares de Gabala (Azerbaiyán) y Armavir (Rusia) para neutralizar la eventual amenaza de misiles por parte de Irán. EEUU está dispuesto a examinar dicha propuesta exclusivamente en calidad de suplemento a su plan, el cual contempla estacionar en Polonia y República Checa algunos elementos del sistema de defensa antimisil. Este enfoque parece inaceptable a Moscú.

    Las diferencias de postura con respecto a los temas importantes de política europea e internacional dejan escaso espacio para un avance radical en el transcurso de los próximos encuentros. Agilizar el diálogo y los contactos directos es una necesidad que ha madurado de manera natural. Las evidencias apuntan a que Occidente intentará también aprovechar esta ocasión para adivinar la política del Kremlin en el período transitorio de las elecciones en Rusia. En esta etapa, Moscú no debería polemizar demasiado con Occidente. Y en caso de que las próximas negociaciones ayuden a bajar el tono de esta polémica, será un resultado de por sí provechoso.

    RBK Daily

    El futuro de la OTAN se decide en Afganistán

    El general Dan McNeill, actual comandante de la fuerza internacional de asistencia a la seguridad en Afganistán (ISAF), denunció el lunes los intentos de sabotear las operaciones de la OTAN en el territorio afgano.

    La renuencia de los países miembros de la OTAN a enviar refuerzos a Afganistán pone a la Alianza al borde de un colapso, reconoció McNeill. El general comentó de esta manera el anuncio del ministro holandés de Defensa, Eimert van Middelkoop, de que Holanda procederá al traspaso gradual de su contingente de 1.700 militares, estacionado en el sur de Afganistán, a la condición de observadores. Canadá, que tiene 2.500 efectivos desplazados en Kandahar, manifiesta últimamente intenciones similares.

    Si se van los holandeses y los canadienses, la OTAN simplemente no tendrá con quién sustituirlos. En teoría, es posible trasladar desde el norte a los alemanes pero no hay garantía alguna de que ellos acepten cambiar la zona tranquila de Mazar-i-Sharif por las hostilidades en Kandahar.

    El futuro de la Alianza Noratlántica se decide precisamente en Afganistán, subrayó McNeill.

    "La cúpula de la OTAN reconoció finalmente que hay una crisis profunda en el seno de la Alianza", comentó a este respecto Alexandr Jramchigin, colaborador del Instituto ruso de análisis político y militar.

    "La situación de la OTAN es casi anecdótica: todo el mundo quiere ingresar en esta alianza pero nadie está dispuesto a pelear por ella", constató él. "Lo ideal habría sido disolverla en1991, apenas desapareció el Pacto de Varsovia, pero EEUU se afanaba por preservar un instrumento de influencia en Europa, así que la OTAN se quedó allí, váyase a saber para qué ni contra quién", dijo el experto. En plano militar, la eficiencia de la OTAN es casi nula, lo cual se pone de manifiesto en una actuación de sabotaje o deserción explícita que los países miembros demuestran en Afganistán, opina Jramchigin.

    Vedomosti

    ¿Podrá Rusia dar un salto tecnológico?

    Todo el mundo dice que China está a punto de dar un salto tecnológico pero muy pocos esperan lo mismo de Rusia a pesar de que este país ocupa el segundo lugar a escala global en cuanto al número de los ingenieros, constatan los analistas de Morgan Stanley. Las empresas del software van creciendo en el territorio ruso como hongos después de la lluvia, y aunque algunas de estas compañías, lo mismo que sus rivales hindúes, dependen de contratos extranjeros, Rusia no se parece en nada a un offshore informático barato. Con el transcurso del tiempo, su influencia en el mercado mundial del software va a incrementar.

    Este pronóstico optimista se sustenta en la presencia de un fuerte fundamento intelectual. Ya en los tiempos de la Guerra Fría, Rusia mantenía una orientación técnica en el ámbito de la educación en Rusia. La fuga de cerebros debilitó la base científica y educacional pero, aún así, se mantuvo en pie y empezó a recuperarse gracias al apoyo por parte del Estado ruso y algunas fundaciones extranjeras. El 40% de los grados científicos que se conceden en Rusia a día de hoy corresponde a las asignaturas técnicas. En EEUU y la Unión Europea, este indicador es del 32% y el 35%, respectivamente.

    Solamente China y Japón aventajan a Rusia en el número de técnicos con diploma universitario. En Rusia hay 900.000 ingenieros y la cifra aumenta cada año en 200.000. India registra un nivel similar pero su población es casi 8 veces superior.

    De acuerdo con algunas previsiones, la exportación de equipos informáticos desde Rusia ascenderá a mil millones de dólares en un futuro próximo. Alrededor de 1.400 empresas rusas se especializan en la producción del software, según los datos de Russoft. Y además, los empresarios occidentales que colaboran con ellas señalan como ventaja la afinidad cultural, inexistente en los rivales asiáticos de Rusia. Las grandes corporaciones mundiales planean ampliar sus divisiones de ingeniería en este país.

    Nezavisimaya Gazeta

    Los rusos tienen una noción muy vaga acerca del Plan de Putin

    Los rusos son apolíticos y tienen una noción muy vaga acerca de la línea que viene aplicando su actual presidente, señalan los sociólogos. Y encima, solamente el 7% de los ciudadanos se muestra dispuesto a confiar la ejecución del Plan de Putin a Rusia Unida, a pesar de que el partido gobernante ha escogido semejante título para su programa electoral.

    El dirigente del partido oficialista, Borís Gryzlov, define el Plan de Putin como "vector de la futura evolución de Rusia" pero un 40% de la población que ha oído algo a este respecto, según la encuesta del Centro VTsIOM, tiene dificultad a la hora de precisar su contenido. El 15% piensa que el plan apunta al incremento del bienestar y al desarrollo social; el 11% cree que se centra en el desarrollo de la economía; y el 9% dice que el objetivo es elevar el prestigio de Rusia.

    El 42% de los entrevistados mantiene la convicción de que el jefe de Estado se atuvo desde un principio a "un plan claro y riguroso". Un porcentaje similar opina que "no hubo ningún plan" y que "Putin actuó a partir de las circunstancias", aunque hoy sabe cómo construir la política nacional.

    La encuesta fue realizada antes de que Putin aceptase encabezar la lista de Rusia Unida pero no deja de ser emblemática por ello. Apenas el 2% de los entrevistados piensa que el Plan de Putin es "el que usa en su labor Rusia Unida" y el 7% considera que la ejecución de aquél corresponde precisamente al partido oficialista. Resulta que los rusos no asocian el Plan de Putin con Rusia Unida, y por tanto, la lucha en torno a ello no ha terminado aún.

     

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik