01:06 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DIA (1º de marzo)

    Prensa
    URL corto
    0 0 0

    RIA Novosti no asumirá responsabilidad por los artículos de prensa

    Moscú, RIA Novosti

    NEZAVISIMAYA GACETA

    RUSIA PROCURA INTEGRAR A CHINA EN UNA ALIANZA POLÍTICA Y MILITAR

    El paulatino enfriamiento de las relaciones con EE.UU. y la OTAN hace a la cúpula militar de Rusia movilizar los esfuerzos para la creación de un centro del poder autónomo, en primer término, en el continente asiático.

    El general Yuri Baluevsky, jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, tiene previsto viajar el próximo 3 de marzo a China, que en lo concerniente a la cooperación militar es la principal contraparte de Rusia después de los países postsoviéticos. El nuevo ministro de Defensa ruso, Anatoly Serdiukov, también ha escogido China como destino de su primer viaje internacional que, según las fuentes del departamento militar, tendrá lugar dentro de varias semanas.

    La Misión de Paz 2007 - ejercicios militares de gran envergadura que deben desarrollarse en la provincia rusa de Cheliabinsk del 18 al 25 de julio, con la asistencia de los países miembros del Grupo de Shanghai - va a figurar en el centro de la atención durante la estancia de Baluevsky y Serdiukov en Pekín. En el transcurso de la última cumbre del Foro APEC, que fue celebrada en Vietnam en noviembre pasado, el presidente ruso Vladímir Putin invitó personalmente a su homólogo chino, Hu Jintao, a que venga para presenciar estas maniobras.

    Algunos expertos atribuyen esas gestiones al deseo de implicar a Pekín en una alianza militar, intención que Moscú viene albergando desde hace tiempo. Vitaly Shlykov, miembro del Consejo para la Política Exterior y de Defensa, da a entender que la próxima visita de Baluevsky es una especie de señal para EE.UU. y que en el fondo se pretende irritar un poquito a la parte de ultramar.

    Más aún: a Rusia le gustaría sincronizar los ejercicios del Grupo de Shanghai con los de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), alianza postsoviética en la que Moscú  quisiera integrar al coloso chino. A diferencia del Grupo de Shanghai, cuya componente militar se limita a la lucha contra el terrorismo, la OTSC es una alianza militar prácticamente hecha y derecha. Con todo, Pekín se opone drásticamente a estas intenciones. La cúpula castrense de China ha declarado que no está dispuesta a entablar con países tan distantes como Armenia o Bielorrusia estrechos vínculos de cooperación político-militar.

    ‘No podemos descartar que China, como país miembro del Grupo de Shanghai y que aspira seriamente al liderazgo, dé algunos pasos al encuentro de Rusia - señala en condiciones de anonimato un experto próximo al Ministerio de Defensa ruso -. Sin embargo, el desarrollo de la cooperación militar técnica no significa que se esté fraguando una alianza político-militar porque los chinos, tradicionalmente, actúan con prudencia'. 

    KOMMERSANT

    LOS CRISTIANOS NO CREEN EN LOS DERECHOS HUMANOS

    Los líderes de las confesiones cristianas de los países de la CEI y el Báltico, reunidos en Moscú, debatieron la iniciativa de la Iglesia Ortodoxa de Rusa (IOR) de revisar la concepción de los derechos humanos formada en el mundo laico. Los católicos y los protestantes apoyaron la posición de la IOR y promueven ellos mismos la idea de revisar la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

    La reunión fue convocada en el marco de los preparativos de la Tercera Asamblea Ecuménica Europea a iniciativa de la IOR, la que ya en más de una ocasión intentó comunicar resonancia religiosa al tema de los derechos humanos.

    Por vez primera ello se hizo hace un año, en el Concilio Mundial del Pueblo Ruso. "Somos testigos de cómo con la concepción de los derechos humanos se encubren las mentiras y el ultraje a los valores religiosos y nacionales. Además, en el conjunto de los derechos y libertades del hombre se introducen poco a poco unas ideas que contradicen tanto las nociones cristianas como la moral tradicional", manifestó en aquella ocasión el metropolita de Smolensk y Kaliningrado, Cirilo. En opinión de él, la propaganda del individualismo lleva al decrecimiento demográfico y estimula la conducta asocial e inmoral.

    "Apoyamos la iniciativa promovida por la Iglesia Ortodoxa Rusa, porque la mentalidad seglar (la negación del factor religioso en la vida social) viola los derechos de los creyentes", manifestó a Kommersant Darius Piatkunas, pastor de la Iglesia Luterana de Lituania.

    "Es posible que estas iniciativas parezcan poco democráticas, pero la limitación de las libertades es un bien, porque permite conservar la moral y la civilización", dijo a su vez el presidente de la Unión de los Cristianos de la Fe Evangélica de Rusia, Sergei Riajovski.

    En el ataque a los derechos humanos laicos fueron más lejos que otros los protestantes. "Nos manifestamos en contra de la democracia que trae consigo la degradación de la sociedad. Necesitamos una democracia evangélica, unida a la moral evangélica, en la que el pecado se llame pecado", manifestó el cabeza de la Iglesia de los Pentecostistas Evangélicos de Rusia, Pavel Okara.

    El secretario general de la Conferencia de las Iglesias Europeas, Colin Williams, ha prometido que los cristianos ortodoxos podrán exponer su opinión sobre este problema en la Asamblea Ecuménica Europea, que se celebrará en septiembre próximo en Rumania.

    Es muy probable que en ese foro se apruebe un llamamiento de las personalidades religiosas dirigido a la Unión Europea.

    "Nos manifestamos por revisar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, porque tales derechos no pueden existir", dijo a Kommersant el pastor Konstantin Benas, uno de los dirigentes de la Unión de los Cristianos de la Fe Evangélica de Rusia. 

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik