En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DÍA (11 de septiembre)

    Prensa
    URL corto
    0 2 0 0

    Moscú, RIA Novosti

    GACETA

    PUTIN ADMITE DECLIVE DE POTENCIAL NUCLEAR RUSO

    La declaración de que Rusia debería renunciar al rango de superpotencia nuclear y centrarse en el desarrollo del sector energético para modernizar la economía es el detalle más interesante del encuentro que Vladímir Putin mantuvo el sábado con varios expertos occidentales, miembros del Club de Discusión Valday. Los extranjeros vieron en el dirigente ruso a un defensor del pragmático económico y a una persona segura de sí misma. Las palabras cruciales de Putin - prácticamente, una renuncia oficial a las ambiciones nucleares - pueden interpretarse también como constatación de que el potencial nuclear de Rusia se ha visto debilitado.

    Una declaración tan seria iba destinada, obviamente, a la audiencia occidental en primer término porque en el interior de Rusia sería percibida como algo sacrílego por la mayoría de la gente, preocupada por la defensa de los intereses nacionales y el mantenimiento del escudo nuclear. ¿Será posible que la energía, en calidad de instrumento de influencia, tenga el mismo peso que una bomba nuclear?

    Expertos militares dan a entender que la renuncia al rango de superpotencia nuclear es, en un futuro previsible, una decisión forzosa y atribuible a la evaluación objetiva del potencial acumulado en esta materia. ‘De hecho, Putin se ha anticipado con sus palabras a un declive natural del poderío nuclear ruso - sostiene Leonid Ivashov, general retirado y vicepresidente de la Academia para problemas geopolíticos -. Algunos sistemas de misiles estratégicos de emplazamiento naval y terrestre serán dados de baja - por ejemplo, los Voyevoda (Satán, en la clasificación occidental) y los Topol - pero no se desarrollan sustitutos equivalentes para ellos. Cuando EE.UU. se haya convencido de que Rusia no puede asestar un golpe de represalia, podrá dictar sus condiciones en la política y en la economía globales, en calidad de monopolio nuclear'.

    Víctor Esin, ex jefe del Estado Mayor de Fuerzas Coheteriles Estratégicas, dice que el sistema norteamericano de defensa antimisil no podrá reducir la eficiencia de misiles rusos hasta el año 2020 pero rehúsa ofrecer pronósticos a plazo más largo.

    KOMMERSANT

    PROGRAMA DE REPATRIACIÓN DE RUSOS ÉTNICOS CHOCA CON RESISTENCIA DE ALGUNOS PAÍSES POSTSOVIÉTICOS

    La repatriación de los rusos étnicos residentes en los países de la ex URSS - programa federal que Moscú ha lanzado oficialmente a partir de este mes - se encara con problemas serios: la mayoría de las regiones en Rusia no están preparadas para absorber a los inmigrantes ni pueden proporcionarles los privilegios prometidos por el Gobierno central. Un funcionario del Kremlin señala que el programa tropieza también con la resistencia de las autoridades en algunos países postsoviéticos.

    Calculado para el período de 2007-2012, el programa tenía que aportar la mano de obra calificada a las regiones rusas, aparte de cumplir una misión propagandística: transmitirles a las comunidades rusohablantes de la ex URSS el mensaje de que son recordados y bienvenidos en la Madre Patria.

    Para el 1 de septiembre pasado, doce regiones piloto debían haber definido el número de inmigrantes que podrían absorber. Sin embargo, algunas no han presentado hasta la fecha solicitud alguna, y otras han pasado proyecciones mínimas.

    El Gobierno central ha creado un montón de problemas nuevos en lugar de contribuir a la solución del problema demográfico en las regiones, señala Konstantin Zatulin, director del Instituto para la CEI. Las provincias no tienen dinero para alojar a tantos inmigrantes, así que prefieren desmarcarse del programa, dice él.

    Un funcionario del Kremlin afirma que el proyecto ha tenido buena acogida en tres países postsoviéticos: Tayikistán, Uzbekistán y Kirguizistán. En este último, hay una cola de 55.000 personas para trasladarse a Rusia ya, de un total de 600.000 rusohablantes que podrían hacerlo en el futuro. Kazajstán y Ucrania, en cambio, ponen trabas fuertes a este proceso. ‘Nos dieron a entender por canales oficiales que Ucrania no quiere el éxodo de los rusos' - señala esta fuente.

    ‘Que Rusia intente repatriar a la diáspora, me parece muy bien. Está en su derecho, aparte de que las autoridades de Ucrania han desatendido la cultura, las tradiciones y el idioma ruso en los últimos quince años - confiesa Leonid Grach, jefe de un comité en el Parlamento ucraniano -. Ahora bien, el éxodo de 10 ó 12 millones de rusos étnicos desde Ucrania supondría una catástrofe en plano científico, técnico y humano, así que es necesario impedirlo, desde luego'.

    VEDOMOSTI

    BRIDGESTONE CONSTRUIRÁ UNA PLANTA EN SAN PETERSBURGO

    Los productores de neumáticos se han lanzado al mercado ruso siguiendo a las grandes corporaciones automotrices. La japonesa Bridgestone será probablemente la siguiente en establecer una planta en Rusia, después de Michelin y Nokian Tyres.

    Fuentes próximas a la Administración de San Petersburgo dicen que ya se ha reservado para Bridgestone un terreno de diez hectáreas en la zona industrial de Kamenka, cerca del recinto en que se está construyendo una planta de Nissan. Según algunas previsiones, la empresa nipona invertirá alrededor de US$30 millones en una primera etapa para poder producir localmente un millón de neumáticos al año.

    En las inmediaciones de San Petersburgo ya funciona una fábrica de Nokian Tyres. La empresa habrá producido casi 1,9 millones de neumáticos en 2006 y pretende elevar el volumen a 4 millones dentro de dos años, y a ocho millones en el futuro.

    La francesa Michelin produce en Rusia 2,1 millones de neumáticos al año, en una planta inaugurada en 2004 en las afueras de Moscú.

    Las grandes empresas internacionales ya controlan un 19% de la producción de neumáticos en Rusia, según los datos de Deutsche UFG. Las ventas de marcas locales, entretanto, se han reducido de un 64% a un 47% en los últimos seis años.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik