En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DIA (11 de julio)

    Prensa
    URL corto
    0 0 10

    Moscú, RIA Novosti

    VEDOMOSTI

    LIQUIDADO EL TERRORISTA CHECHENO NÚMERO UNO

    Shamil Basaev está liquidado, informó al presidente Putin el director del FSB, Nikolay Patrushev. La muerte de Basaev se confirma asimismo en el Sitio kavkazcenter.org, allí se dice que Basaev se hizo shahid por voluntad de Alá y que no hubo ninguna operación de servicios secretos. Las instituciones armadas ayer no adujeron ningunas pruebas de que la explosión en que perdió la vida Basaev era obra de ellas.

    El presidente de Chechenia, Alu Aljanov, manifestó que el día de la desaparición de Basaev puede percibirse como la fecha del fin de la durísima lucha que se libraba contra los grupos armados ilegales.

    La liquidación de Basaev, quien tenía la fama de inalcanzable, presenta aún mayor importancia desde el punto de vista psicológico. De 2000 a 2005 la noticia de su muerte apareció en 6 ocasiones. Pero Basaev invariablemente la refutaba él mismo.

    La liquidación de Basaev es un hecho significativo: está eliminado el último líder de los extremistas chechenos de mucha fama. Es un hecho análogo en importancia a la eventual liquidación de Ben Laden por los estadounidenses, dice Alexey Makarkin, del Centro de Ingeniería Política.

    Basaev estuvo encarnando el terrorismo en el Cáucaso  durante 10  años, y a lo largo de todo este tiempo la opinión pública exigía del Estado su liquidación, dice Dmitry Badovski, del Instituto de Sistemas Sociales. Putin ha probado ser un presidente eficaz, este acontecimiento se catalogará en sus principales logros, añadió.

    Desde ahora, el tema de eventuales negociaciones con los extremistas chechenos definitivamente se retirará del orden del día, sostiene Tad Carpenter, experto del instituto CATO.

    El primer ministro de Chechenia, Ramzan Kadirov, quien se ha acostumbrado a compartir laureles con los efectivos federales en la lucha antiterrorista, esta vez ha tenido que reconocer que no tuvo nada que ver con la liquidación de Basaev. Expertos sostienen  que ello debilita las posiciones de Kadirov. La liquidación de Basaev era tanto un asunto de honor para el clan de Kadirov, como un importante proyecto político que le permitiría fortalecer su poder y llegar a ser presidente de Chechenia, señala Badovski.

    En opinión de Makarkin, si la situación en Chechenia se normaliza, entre ello gracias a la desaparición de Basaev, el Kremlin podrá dejar de apostar por Kadirov solamente, y empezar a fortalecer otras figuras políticas, por ejemplo la del actual presidente de Chechenia, Alu Aljanov.

    NEZAVISIMAYA GACETA

    OPOSITORES RUSOS ESPERAN PROVOCACIONES

    En Moscú se inaugura el martes, en vísperas de la cumbre del G-8, una conferencia llamada ‘La Otra Rusia', en la cual podrían participar en principio los funcionarios de siete países más industrializados del planeta. La delegación de EE.UU. será la más representativa y estará presidida por dos subsecretarios de Estado, según ha anunciado William Burns, embajador norteamericano en Rusia.

    Los organizadores del foro opinan que la reunión del G-8 en San Petersburgo difícilmente aportará resultados buenos. ‘No nos hacemos muchas ilusiones con respecto a la capacidad de los líderes occidentales para negociar con Putin e incluir en este regateo el tema de la democracia en Rusia - señala Garry Kasparov, dirigente del Frente Cívico Unificado -. El señor Bush o la señora Merkel defienden los intereses de ciudadanos propios... No podemos pasarles una reclamación por ello'.

    Kasparov señala que el embajador británico en Moscú ha anunciado su firme intención de intervenir en el foro, a diferencia de los representantes de Canadá y Alemania que han rehusado hacerlo alegando que no pueden comentar la política interna de Rusia. Desde Francia no ha llegado respuesta alguna, y en cuanto a Japón, todavía se ignora quién va a representarlo. El ministro de Exteriores ruso Sergey Lavrov ha declinado la invitación, por una agenda muy apretada.

    La celebración de la conferencia, según el Comité organizador, es financiada por ciudadanos particulares rusos y dos ONG extranjeras: National Endowment for Democracy y Open Society Institute. ‘En total, son varios millones de rublos' - precisa Alexander Osovtsov, uno de los miembros del Comité.

    Los organizadores no descartan provocaciones durante el evento. ‘A mí no me extrañaría nada - confiesa Osovtsov -. Ni que llegaran alarmas de bomba por teléfono, ni que los militantes de algunas organizaciones juveniles intentasen irrumpir en la sala'.

    El dirigente de la Unión rusa de Fuerzas de Derecha, Nikita Belykh, se negó el lunes a comparecer en la conferencia diciendo que no quiere participar en un mismo foro con Eduard Limonov, líder del Partido Nacional-Bolchevique.

    Georgy Satarov, miembro del Comité organizador y presidente de la Fundación Indem, calificó esa negativa como ‘ingenuo intento de salvar la cara ya perdida'.

    Las organizaciones Yabloko y Patria habían descartado su participación en ‘La Otra Rusia' anteriormente.

    KOMMERSANT

    FALTAN TRES DÍAS PARA EL INGRESO EN LA OMC

    Ayer, el titular de Desarrollo Económico y Comercio, Guerman Gref, inesperadamente manifestó que Rusia y Estados Unidos estaban a punto de firmar en los próximos días, aun antes de comenzar la cumbre del G-8 (San Petersburgo, 15-17 de julio), el documento principal que facilitará el ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio.

    Fuentes en la delegación rusa que sostienen negociaciones con EE.UU., ayer confirmaron a reportero de "Kommersant" que lo dicho por Gref se corresponde con la realidad. También el embajador de EE.UU. en Rusia, William Burns, comunicó ayer que Rusia y Estados Unidos estaban a punto de llegar a acuerdo.

    La versión definitiva de la fórmula de compromiso que planean refrendar las partes es como sigue. EE.UU. le hace a Rusia dos concesiones: los negociadores norteamericanos han retirado la exigencia de la apertura de sucursales de bancos occidentales en Rusia y se mostraron conformes con el mejoramiento paulatino de la protección de la propiedad intelectual, sin exigir la adopción de medidas inmediatas.  Rusia, a su vez, en el transcurso de un período de transición de siete años, elimina todas las restricciones de acceso de capitales extranjeros al mercado nacional de seguros y reduce las exigencias de un posible apoyo estatal al sector agropecuario, anteriormente anunciado en torno a $9.200 millones anuales. En opinión de personas versadas en la materia, estas cuestiones son fundamentales, las demás contradicciones, según se afirma, ya están eliminadas.

    En Estados Unidos no todos, ni mucho menos, están contentos con la fórmula de compromiso político, en proceso de preparación, que le propiciaría a Rusia el ingreso en la OMC. El acuerdo de avenencia tendrá precisamente un carácter político y no mercantil. Lo evidencia el mensaje dirigido al presidente George Bush por 16 entidades que representan los intereses de los grandes negocios de EE.UU., incluyendo Chamber of Comerce y Emergency Comittee for American Trade.

    Sólo los primeros mandatarios George Bush y Vladimir Putin saben qué otros temas pueden adquirir primordial importancia en la etapa final de las negociaciones sobre el ingreso de Rusia en la OMC. Cabe recordar que hace una semana, Vladimir Putin hizo una declaración bastante rígida de que Rusia podría dejar de observar voluntariamente las normas de la OMC en caso de que tal actitud no sea respaldada por la membresía de Rusia en esta organización.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik