En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DIA (28 de junio)

    Prensa
    URL corto
    0 1 0 0

    Moscú, RIA Novosti

    VEDOMOSTI

    A RUSIA LE RESULTA MÁS FÁCIL LLEGAR A ACUERDOS CON SUS VECINOS ASIÁTICOS QUE CON OCCIDENTE

    Al repasar ayer las tareas de la política exterior de Rusia, Vladimir Putin no sólo dedicó mucha atención a las relaciones con los países asiáticos sino que habló de éstas con mucha afición. La explicación de ello es bien sencilla: también Rusia les cae bien a los países asiáticos. Ni China ni India someten a críticas la estrategia energética del Gobierno ruso ni le reprochan al Kremlin la violación de los derechos humanos y de los principios democráticos.

    Según pronósticos de la CERA, ya hacia 2015, a los países asiáticos les corresponderá el 50% del consumo mundial de recursos energéticos, por lo cual China e India están muy interesadas en mantener buenas relaciones con Rusia. No menos interesados en mantener tales relaciones están los países de Occidente, pero aplican una táctica distinta, tratando de obligar a Rusia (de momento, infructuosamente) a incrementar la extracción de petróleo y gas y de dar acceso a su mercado interno a jugadores independientes.

    El modo de actuar de los asiáticos es típicamente oriental. Sin poner condiciones ni pretensiones poco a poco se van infiltrando en el mercado ruso. India ya es el mayor inversionista en el sector energético de Rusia. La india ONGC posee el 20%  de las acciones en el proyecto Sakhalin-1 y tan sólo durante el primer trimestre de este año invirtió en el mismo alrededor de mil 500 millones de dólares.

    Las evidencias vienen a apuntar que la afluencia de capitales asiáticos al sector energético de Rusia proseguirá. Según pronostica el banco británico HSBC, en tiempos próximos, China será el principal inversor en la industria petrogasífera.

    Rusia realmente necesita inversiones y, gracias a muchas características parecidas, le resulta más fácil llegar a acuerdos con los vecinos asiáticos. Tanto en India como en China, la industria petrogasífera es controlada por el Estado, por lo cual las reglas de juego en los mercados son afines. En su tiempo, la Corporación China de Petróleo y Gas (CNPC) sin armar ningún alboroto renunció a los propósitos de adquirir la empresa rusa Yuganskneftegas e incluso ayudó a la empresa pública Rosneft (Rusia) a cancelar los créditos (a cambio de los suministros garantizados de crudo) y ahora sostiene con ésta negociaciones sobre la creación de una empresa mixta para explotar yacimientos rusos. De otro lado, la empresa pública china Sinopec, al adquirir la empresa rusa Udmurtneft, traspasará el 51% de las acciones a Rosneft.

    GACETA

    TODOS LOS TEJEMANEJES DE ARCELOR BUSCAN EL ÚNICO OBJETIVO DE DISUADIR A SEVERSTAL

    La transacción entre Arcelor y Mittal Steel, que ya se da por inminente, podría cancelarse en el supuesto de que la rusa Severstal, principal competidora del grupo siderúrgico hindú, decidiera adquirir el cien por cien de acciones en la empresa europea, según el anuncio hecho por Joseph Kinsch, presidente del Consejo de Administración de Arcelor. Los analistas rusos señalan que es una probabilidad muy dudosa, cuando no surrealista.

    Dentro de Arcelor no hay propietarios capaces de ofrecer un paquete del cien por cien, y es prácticamente imposible adquirir esa participación en el libre mercado. Si fuese viable, sería a un precio desorbitado de todas formas. Los expertos estiman que Arcelor cuesta entre 30 y 35 mil millones de dólares, suma que Severstal jamás podrá reunir. Ni siquiera si pacta una alianza con el magnate ruso Román Abramovich, a quien le interesa más bien diversificar el negocio propio que hacer tamañas inversiones fuera. Las transacciones de ese tipo suelen pagarse con los títulos pero sería igual de complicado usar en este caso los de Serverstal.

    El Gobierno ruso, a pesar de que había respaldado las ambiciones de Severstal con respecto a Arcelor, tampoco podría ayudarle a Alexey Mordashev con algunas medidas reales. Los máximos dirigentes de Rusia difícilmente pedirán a otras empresas la creación urgente de un pool siderúrgico para que Mordashev pueda comprar el 100% de Arcelor. ‘Es un asunto de la empresa' - señala un funcionario del Kremlin.

    En otros países hay recelos de que Rusia pueda reforzar su posición en las grandes multinacionales, observa Dimitri Parfenov, analista de Prospekt. ‘Los americanos y los europeos piensan, probablemente, que ya es suficiente con una alianza, la que Moscú y Berlín han pactado en materia del gas, y nadie quiere que surja otra más, en el mercado del acero' - dice él.   

    NEZAVISIMAYA GAZETA

    TODAVÍA NO SE VEN COLAS DE LOS DESEOSOS DE MUDARSE A RUSIA

    El programa de apoyo a los compatriotas que viven en el exterior y quisieran mudarse a Rusia no ha suscitado mucho interés en ellos. Máxime que no los invitan a instalarse en ciudades grandes o la parte Sur del país, sino en la región de Tierras No Negras y Siberia.

    Eduard Poletaev, politólogo y director de la revista internacional "El mundo de Eurasia" (Kazajstán), se presenta como un potencial cliente del programa, pero en el momento actual no está listo a dar tal paso. Para decidir mudarse, se necesitan causas  objetivas, como por ejemplo la inestabilidad política o económica, o un precedente positivo: un pariente o amigo que, gracias al programa en cuestión, ha mejorado su situación, dice él.

    Tras el decreto firmado por Putin, a Rusia se dirigirá un número aún mayor de gente . Y a quienes ya se encuentran allí trabajando en condiciones ilegales, se les presenta una posibilidad para legalizarse, dice el diputado del parlamento y ex primer ministro de Moldavia, Dmitri Bragish. Pero le preocupa que después de  hacerlo, los repatriados procuren llevar a Rusia también a sus familiares y, como resultado, dejen de mandar dinero a Moldavia.

    El director de la Filial de Tayikistán del Fondo Internacional de Apoyo a los Compatriotas, Victor Radililovski, señala que el nivel de la vida en la república sigue siendo muy bajo, lo que obliga a sus ciudadanos a buscar trabajo en otros países, fundamentalmente en Rusia. El programa aprobado en Moscú está destinado para las personas de 18 a 40 años de edad, pero a estás les corresponde no más del 10% entre los rusos y la población del habla rusa de Tayikistán. Los demás ya son jubilados, y difícilmente querrán mudarse a rincones perdidos de Rusia, dijo.

    Con él se solidariza Ekaterina Solovieva, oriunda del Territorio de Krasnodar, que vive Bakú: Si alguien decide trasladarse de Bakú a Rusia, querrá vivir sólo en Moscú o San Petersburgo.

    A la gente le interesa, en primer lugar, la vivienda y el trabajo. Si el programa prevé otorgarlos, alguna parte de la población se decidiría a irse. Podría parecer atractivo el salario de unos 400-500 dólares, para los bielorrusos una retribución así ya es un dinero grande. Y en lo que atañe a encontrar raíces rusas, lo pueden hacer casi todos los deseosos en la república, dice el presidente del Partido Unificado de la Ciudadanía de Bielorrusia, Anatoly Lebedko.

    KOMMERSANT

    CONSTRUCTORES DE BUQUES RUSOS DISPUTAN EL CONTRATO ARGELINO

    Los astilleros rusos se enfrascaron en la lucha por un nuevo contrato importante. Argelia envió al Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar la solicitud de adquisición de dos fragatas. Los Astilleros del Norte ya quedaron escogidos como empresa que ejecutará el contrato, valorado en 800 millones de dólares. No obstante, Rosoboronexport propone a Argelia construir buques en Tartaria y en Kaliningrado. Este hecho se explica con que quedaron atascadas las conversaciones entre el Estado y el Mezhprombank sobre la venta al primero de las empresas que controla el segundo.

    A juicio de los expertos, el deseo de Rosoboronexport de dejar sin contrato a los Astilleros del Norte no tiene connotaciones económicas.

    El año pasado el Mezhprombank se negó a formar parte del holding de construcciones navales y poner bajo el control del Estado las empresas que controla. A consecuencia, a principios de este año quedó cedido a los astilleros Yantar de Kaliningrado el contrato de construcción de tres fragatas para la India (1,5 mil millones de dólares).

    Luego, Rosoboronexport propuso al Mezhprombank venderle los Astilleros del Norte y la Planta Báltica. No obstante, las negociaciones no se coronaron de éxito. "El banco fijó el precio muy por encima del que había pagado por la Planta Báltica (de 150 a 170 millones de dólares, según los estimados de los expertos)", explicó una fuente próxima a las negociaciones.

    No es casual que a primeros de junio el vicepresidente del Gobierno y ministro de Defensa, Serguei Ivanov, haya sometido a críticas la calidad de productos que lanzan los Astilleros del Norte y la Planta Báltica.

    A juzgar por todos los indicios, el contrato argelino pasaría a ser un instrumento de presión en el conflicto entre las estructuras oficiales y el Mezhprombank.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik