06:16 GMT +324 Septiembre 2017
En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DIA (22 de junio)

    Prensa
    URL corto
    0 6 0 0

    Moscú, RIA Novosti

     

    GACETA.RU

     

    YUKOS SERÁ REPARTIDA ENTRE ROSNEFT Y GASPROM

     

    Los gerentes de la petrolera Yukos están de acuerdo con vender la compañía si ello permite evitar su liquidación. Esto puede pasar con una probabilidad mayor después que los auditores anunciaran que el valor de los activos de Yukos era muy inferior a las deudas que había contraído la petrolera. Los expertos coinciden en que esta infortunada empresa sería repartida entre la petrolera Rosneft y el holding Gasprom.

    "Queríamos liquidar Yukos para que quedara en propiedad de los accionistas y no de los agentes de administración de justicia -confesó ayer el presidente del consejo de directores de Yukos, Víctor Gueraschenko-. Pero nuestro accionista Sibneft había bloqueado esa posibilidad y ahora el destino de Yukos será decidido en la reunión de acreedores convocada para el 27 de julio".

    "Al controlar el procedimiento de quiebra, el Estado puede estar seguro que los activos de Yukos no pasarán a manos ajenas y todo quedará para Rosneft y Gasprom -comenta el analista Alexander Razuvaev de la compañía MegatrustOil"-. Por lo tanto no debe extrañar que el intento de la liquidación voluntaria de Yukos haya sido frustrado".

    El informe de los auditores ofrece a las autoridades ventajas adicionales en el proceso de la quiebra. "Los datos de la auditoría representan un factor negativo porque posibilitan liquidar a Yukos sin largos procedimientos judiciales tal como lo establece la legislación vigente -considera Antón Rubtsov, analista de la empresa Ray, Man & Securities-. Además, en este caso ya será difícil apelar el fallo incluso en los tribunales de Europa".

    El analista Razuvaev, ya citado más arriba, estima que la venta de Yukos es una buena opción  para los accionistas de la compañía. "Porque así tienen la esperanza de que con el tiempo podrán cambiar las acciones de Yukos por las acciones de Rosneft -dice el experto-. Pero puede ocurrir que no, porque el mercado desea que los activos de Yukos sean repartidos entre Rosneft y Gasprom".

    "En fin de cuentas, todo depende del pecio: Rosneft no tiene ahora medios disponibles para comprar a Yukos, y el Estado posiblemente no desee pagar la suma que quieren los gerentes de Yukos, y por lo tanto es irrealizable la idea de Guersachenko", concluye el analista Antón Rubtsov.

     

     

    VEDOMOSTI

     

    RUSIA SE VUELVE HACIA CHINA

     

    Durante largo tiempo, las compañías chinas no tenían acceso a los yacimientos naturales de Rusia. Por ejemplo, no habían participado en la privatización de la petrolera Slavneft ni en los concursos para la compra de la empresa Yuganskneftegas o la compañía Stimul. Pero este año, la petrolera estatal Rosneft ha declarado estar dispuesta a fundar una empresa conjunta con la corporación nacional china de petróleo y gas CNPC. Es más, ha trascendido la noticia de que China Petroleum & Chemical Corp. (Sinopec) ha concluido contratos con las petroleras Udmurtneft y Rosneft.

    El director general de la Agencia de comunicaciones políticas y económicas, Dmitri Orlov, afirma que la situación ha cambiado después que fuera decidido tender hasta la ciudad china de Daquing un ramal del oleoducto de Siberia del Este. "Es un indicio de la diversificación, pues Rusia no puede depender de un reducido grupo de consumidores", explicó.

    Alexander Konovalov, presidente del Instituto de Valoraciones Estratégicas, comenta que los factores objetivos obligan a los países a olvidarse de las contradicciones o apartarlas a un lado. "Ahora las relaciones con China son excelentes, pero ese país sigue siendo un factor de incertidumbre y las relaciones bilaterales pueden empeorar -señala Konovalov-. Verdad es que los recursos minerales es algo que se puede controlar y caso que haya problemas será fácil prohibir su explotación".

    El director del Centro ruso-chino para colaboración comercial, Serguei Sanakoev, está de acuerdo con que haya ocurrido un importante viraje hacia China. "Pero no ha sido de improviso -dice él-. Aún desde 2003 se está discutiendo a nivel de jefes de Estado la posible participación de empresas chinas en la extracción y transporte de los agentes energéticos rusos".

    "Claro, las compañías rusas tienen sus intereses y no les conviene tener a un competidor como China -añade el experto-. No obstante, los intereses de Rusia están por encima de los intereses de esas compañías, y China, además, es un socio estratégico con el cual es posible desarrollar distintos sectores económicos incluido el de altas tecnologías".

     

    IZVESTIA

     

    MÁS DE LA MITAD DE LOS RUSOS RECONOCEN HABER DADO DÁDIVAS

     

    El 53% de los ciudadanos de Rusia, país que periódicamente vive ruidosos escándalos corrupcionistas, reconocen que frecuentemente o en unas ocasiones tuvieron que dar dinero o hacer regalos a la gente de que dependía la solución de unos problemas de ellos. Uno de cada diez rusos está seguro de que si los "personeros influyentes" dejan de exigir que se las hagan tales donaciones, la vida sólo se dificultará.

    Según resultados de un sondeo realizado hace poco por VTSIOM, entre quienes reciben recompensas ilegales de la población en el primer ligar figuran los galenos: a éstos les correspondieron más de la mitad de las dádivas. Una tercera parte del mercado de los servicios corrupcionistas lo ocupa la policía vial. En el tercer lugar en el ráting en cuestión  figuran los maestros y profesores, y en el cuarto, efectivos de la policía.

    Pese a las nociones difundidas, los funcionarios públicos distan mucho de ser los más inveterados concusionarios: tan sólo un 10% de los ciudadanos les pagan recompensa por formalizar documentos de privatización, herencia y propiedad de terrenos, el otro 4%  se ven obligados a dar dádivas para inscribirse en el registro domiciliario o recibir la carta de ciudadanía.

    No tenemos fundamento para no dar crédito a estas cifras. Sólo una minoría insignificante no dice la verdad, temiendo revelar un hecho poco decente cometido, máxime que lo de hacer regalos para funcionarios o médicos nunca se ha considerado algo inmoral en Rusia,  dice Igor Eidman, director de un departamento del VTSIOM.

    Verdad que el estudio realizado muestra que esta actitud cambia muy rápido. En un año y medio, aumentó del 55 al 61% la parte de quienes sostienen que lo de pagar recompensas complementarias a los médicos, profesores y empleados de servicios comunitarios es un fenómeno igualmente peligroso que la corrupción entre los funcionarios públicos.

    Pero  una tercera parte de la sociedad  que justifica las dádivas es  mucho para el país que ha proclamado una cruzada contra la corrupción.

     

    GAZETA

     

    TURKMENIA AMENAZA CON SUSPENDER LOS SUMINISTROS DE GAS A RUSIA

     

    Turkmenia dejaría de suministrar el gas natural a Rusia en el caso de que Gasprom se niegue a comprarlo a un precio de 100 dólares por 1.000 metros cúbicos. A consecuencia, este año el consorcio ruso podría sufrir las pérdidas estimadas en 600 millones de dólares que superarían la cifra de 1,5 mil millones en 2007.

    Ayer el ministro turkmeno de Petróleo y Gas anunció que dentro de dos meses expira el plazo de vigencia del contrato, por el cual Ashjabad se comprometió vender a Gasprom 30 mil millones de metros cúbicos de gas a un precio de 65 dólares.

    Todo parece indicar que el monopolista ruso se vería obligado a cumplir la exigencia del mandatario turkmeno. El invierno del año pasado Ashjabad "cerró el grifo" y Moscú tuvo que aceptar la subida en los precios del gas de 44 a 65 dólares. Pero para Gasprom sería rentable importar el gas turkmeno en sustitución de las exportaciones a Europa incluso en el caso de que las cotizaciones alcancen los niveles de 120 dólares. Además, el consorcio pretende conservar sus posiciones dominantes en Asia Central, por lo que tendría que comprar todo el gas asiático sin que este negocio le proporcione beneficios algunos. Justamente por eso en los próximos años Ashjabad seguiría modificando al alza los precios, utilizando el lenguaje de chantaje.

    Astana y Tashkent también irían subiendo los precios, ocasionando pérdidas millonarias a Gasprom. Pero lo más desagradable para el consorcio ruso podría ocurrir en Ucrania. De admitir que en Kiev aparezca un Gobierno diligente, difícilmente ose subir los precios del gas en el mercado interno este año. Gasprom tendrá que afrontar todas las consecuencias de la subida del precio del gas turkmeno, advirtieron a Moscú las autoridades ucranianas. La semana pasada el ministro de Economía, Arseni Yatscheniuk, declaró que Ucrania aumentaría las tasas de transportación de gas a Europa, si los precios de este agente energético no dejan de crecer.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik