13:59 GMT +318 Octubre 2017
En directo
    Prensa

    PRENSA RUSA AL DÍA (6 de junio)

    Prensa
    URL corto
    0 2 0 0

    Moscú, RIA Novosti

     

    ROSSIYSKAYA GACETA

     

    LA ADMISIÓN DE UCRANIA EN LA OTAN OBLIGARÁ A RUSIA A INGRESAR EN ALIANZAS ANTIOCCIDENTALES, OPINA EXPERTO

     

    En Washington y Kiev hablan en serio del más pronto ingreso, antes de 2008, de Ucrania en la OTAN. Se conocen asimismo los planes de inserción de Ucrania en la alianza sin ninguna clase de referéndums que ora darían sepultura a la idea de la ampliación (siempre y cuando sus resultados no sean falseados) ora provocarían una escisión aun mayor de la sociedad.

     

    Pretenden impulsar el ingreso de Ucrania en la OTAN aquellos sectores que no están seguros de sus fuerzas, de la viabilidad del Estado ucraniano, que temen una Rusia más competitiva y que abrigan los designios de uncir Ucrania a la máquina político-militar de Occidente.

    Se puede adivinar algunos motivos de Occidente, aunque no todos. En primer término, es el deseo de atar con mayor firmeza a Ucrania inestable y vacilante al sistema occidental. Seguramente, de cara a las elecciones, algunos políticos norteamericanos quisieran ganarse las simpatías de los electores procedentes de Europa del Este. Se intenta crear otro (aparte de Polonia) puntal político pronorteamericano en Europa. Máxime que el puntal polaco funciona mal. Varsovia resultó poco menos que en un aislamiento político en la gran Europa. Al propio tiempo, los tradicionalistas polacos sueñan con restablecer el dominio sobre Ucrania que habían perdido hace unos siglos.

    Pero tampoco se debe desatender un factor como la incomprensión de las consecuencias que puede acarrear el ingreso de Ucrania en la OTAN. Entre Rusia y Ucrania no hay frontera delimitada. La frontera existe sólo en papel y sirve de fuente de ingresos para aduaneros corruptos. El acondicionamiento de una frontera con todas las de la ley generaría enormes problemas. Millones de ucranianos que trabajan en Rusia podrían perder su trabajo, millones de familias serían separadas. Surgirían decenas cuando no centenares de conflictos, el síndrome del pueblo dividido que hasta ahora se lograba evitar. Los sucesos podrían tomar un cariz parecido al yugoslavo, tal vez más suave, tal vez no.

    Rusia no es Serbia. Rusia soportará, aunque por algún tiempo se debilitaría, viéndose forzada a ingresar en alianzas antioccidentales. Muchos en Moscú abandonarían el deseo de aplicar una política moderada. Espero que se logre evitar la confrontación con Occidente. Pero de todas formas nos veremos a dar una réplica dura y, posiblemente, en ocasiones desproporcionada, opina Serguei Karaganov, presidente del consejo editorial de la revista “Rusia en la política global”.

     

    NOVIE IZVESTIA

     

    NO HAY NINGUNA DEPENDENCIA ENERGÉTICA DE EUROPA RESPECTO A RUSIA, AFIRMA EXPERTO

     

    No hay ninguna dependencia energética de Europa respecto a nuestro país. Además, los europeos recuerdan perfectamente que incluso en la época de la guerra fría la URSS fue una segura suministradora de agentes energéticos. Ni la URSS ni la Federación Rusa nunca habían utilizado los hidrocarburos como instrumento de presiones políticas, razón por la cual nuestros vecinos occidentales nunca renunciarán a las relaciones mutuamente beneficiosas.

    Objetivamente nos favorece la diversificación de los importadores. Ya ahora es una realidad, y no sólo en la dirección del Este. Vamos a suministrar petróleo a China y otros países de la zona asiática del Pacífico. A través del gasoducto Flujo Azul suministraremos gas a los países del Sur. Ello no obstante, el problema estriba en que las direcciones alternativas exigen tiempo y fuertes inversiones en la infraestructura.

    En Rusia se suele hacer pronósticos de las consecuencias que pueda tener una eventual caída de los precios de petróleo. Y no es de sorprender. Los generales siempre se preparan para las guerras pasadas. Mientras tanto, yo no veo motivos por qué los precios de petróleo deben bajar en un futuro visible. Otro tema es el agotamiento de los yacimientos ya descubiertos. Las reservas de petróleo barato se acabarán, se tendrá que extraerlo de otras fuentes que requieren más inversiones, en Siberia del Este y en los zócalos de los mares. Según algunos pronósticos, hacia 2030, el costo de la extracción de petróleo en Rusia será de $40 a $60 por barril. En vista de tal situación, es menester dialogar con Europa. El asunto no radica en el dinero. Rusia dispone de dinero. Ni tampoco en las tecnologías. Se las puede adquirir. Lo fundamental son las valiosas experiencias europeas de extracción de petróleo “caro”. Es otro motivo sólido para que nuestras relaciones energéticas con la Unión Europea sean las de cooperación y no de conflicto, opina Víctor Ivanter, director del Instituto de Pronóstico Económico (Academia de Ciencias de Rusia).

     

     

    VEDOMOSTI

    DECENAS DE YACIMIENTOS SE CATALOGARÁN ENTRE LOS ESTRATÉGICOS EN RUSIA

    El Ministerio de Recursos Naturales de Rusia propone bajar sustancialmente el umbral que permite catalogar yacimientos entre los estratégicos. Ganará más que otros de ello el consorcio GAZPROM: para los yacimientos de gas el indicador será 10 veces más bajo que el actual. El inversionista extranjero podrá explotar un sector más o menos importante del subsuelo ruso sólo como consocio menor de una compañía rusa.

    El Gobierno proponía restringir el acceso para los no residentes a los yacimientos de gas con reservas mayores de 1 billón de metros cúbicos; a los de petróleo, de más de 150 millones de toneladas; a los de oro, de más de 700 toneladas, y a los de cobre, de más de 10 millones de toneladas. De regir tales criterios, entre los estratégicos figurarían  sólo 3 ó 4 yacimientos de petróleo y gas, dice Valery Nesterov, experto de “Troika Dialog”.

    El proyecto de ley “Del subsuelo” se atascó en el Gabinete de la Presidencia. Allí declararon que el documento protege insuficientemente  los intereses nacionales. Según el viceministro de Recursos Naturales, Yuri Tiomkin, para el gas el umbral se ha bajado hasta 75 mil millones de metros cúbicos, para el petróleo todavía no se ha fijado, pero será de menos de 150 millones de toneladas. Además, para el petróleo servirán de criterio no las reservas geológicas sino las que se puede extraer realmente, dijo.

    En la lista redactada definitivamente figuran siete materias primas, cuyas reservas se agotarán en 35 años, manteniéndose el actual ritmo de extracción. Además del petróleo y el gas, el cobre y el oro,  fueron incluidos el níquel, los platinoides y los bimetales.

    Si los criterios anunciados se constituyen en ley, entre los estratégicos se catalogarán unos veinte yacimientos de petróleo y gas del fondo del subsuelo no distribuido. Considerando los no explorados todavía en Siberia Oriental, la isla de Sajalín y las Tierras Árticas, los yacimientos en cuestión podrían ser varias decenas, pero no más de un centenar, dijo Tiomkin.

    El cambio de los criterios en cuestión refleja la aspiración del Estado a recrudecer el control sobre los recursos naturales, hace constar Steven Dashevski, de “Aton”, calificando tal actitud como una “sana protección de los intereses económicos”. El interés de las compañías rusas por atraer inversiones las empujará a crear consorcios conjuntamente con no residentes, supone él, alegando la realización de los proyectos de Sajalin y los yacimientos de Stockman y Rusia del Sur.

    NEZAVISIMAIA GACETA

     

    LA EMPRESA MINERA "NORNIKEL" PUEDE PASAR BAJO CONTROL DEL ESTADO

     

    Las autoridades estudian la posibilidad de incluir los yacimientos de níquel en la lista de reservas estratégicas. En este caso, señalan expertos, pasarían bajo control del Estado las propias empresas mineras, en primer lugar "Nornikel".

     

    "El esquema es fácil –dice el analista Dmitri Parfionov de "Prospekt"–. Primero se anuncia que los yacimientos de níquel son reservas estratégicas, y después se hablará del control estatal sobre 'Nornikel'".

    Según estiman analistas, las empresas mixtas con capital extranjero podrán participar en la explotación de yacimientos estratégicos únicamente si la participación de las compañías nacionales en esas empresas alcanza al menos un 51%. Es el esquema al que se atiene el proyecto que ejecuta "Nornikel" con la empresa anglo-australiana RIO Tinto. Se trata de la fundación de una empresa conjunta con un 49% de participación extranjera.

    "Ya se sabía que el Estado anunciará los yacimientos de níquel reservas estratégicas, al igual como había pasado con las minas de oro y los yacimientos de cobre –explica el analista Viacheslav Zhabin de "BrokerCreditService"–. El hecho de que el Estado 'estudiará la posibilidad de ejercer el control' no significa nada porque basta ver los precios de los metales en el mercado mundial y las tendencias a su crecimiento".

    "La decisión será tomada muy pronto", agregó.

    A su juicio, la actitud del Estado es absolutamente justificada: en el mundo no cesa la lucha por los recursos minerales y por lo tanto es inadmisible perder el control sobre las reservas de materia prima con que cuenta el país. "Claro, el carácter estratégico de las reservas complicará la vida a las compañías extranjeras que participan en las explotaciones, pero ya sabrán resolver esos problemas", afirmó el experto.

    KOMMERSANT

     

    NOKIA PODRÍA PERDER HASTA UN 10% DE SU CUOTA DE MERCADO EN RUSIA

     

    Dos empresas de San Petersburgo, Teleko y VVP, que importaban a Rusia por canales grises una tercera parte de los celulares Nokia últimamente, se han visto obligadas a cesar del todo sus operaciones después de que la Policía confiscó un lote de 40.000 móviles, por valor de casi quince millones de dólares.

    Para Nokia, ello significa que su cuota de mercado, estimada ahora en torno al 21%, podría reducirse en diez puntos hasta finales del año y que los precios de estos celulares en el mercado minorista habrán subido en un 10-15% hacia septiembre, afirma Eldar Murtazin, jefe de Mobile Research Group.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik