En directo
    Política
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El Kremlin desestimó las imputaciones de Estados Unidos sobre presuntos ciberataques que habrían destapado los problemas de seguridad de sus sistemas nacionales.

    El 13 de diciembre, los medios estadounidenses informaron que un grupo de piratas informáticos obtuvo acceso al proveedor de programas SolarWinds, con sede en Texas, una compañía que proporciona servicios a varias agencias gubernamentales y militares del país norteamericano. El periódico The Washington Post especuló que el grupo supuestamente estaría vinculado al Gobierno ruso.

    "Las acusaciones con completamente infundadas y al parecer van en línea con la rusofobia ciega a la que recurren los estadounidenses ante cualquier incidente", indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

    En el Gobierno estadounidense hay una polémica sobre el tema. Si bien el secretario de Estado, Mike Pompeo, se inclina por imputar a hackers de Rusia, el presidente Donald Trump cree que pudieron ser piratas informáticos de China. Además, el mandatario subrayó que el ciberataque está siendo exagerado por "los medios divulgadores de noticias falsas".

    Peskov indicó que el debate crece en Estados Unidos, pero no tiene nada que ver con Rusia.

    El portavoz remarcó que el país norteamericano es últimamente impredecible.

    Asimismo, el viceministro ruso de Exteriores Oleg Siromólotov, citando informes de las empresas de seguridad informáticas, sostuvo que Estados Unidos es el origen de la mayor cantidad de los ciberamenazas en el mundo.

    "En cuanto a las ciberamenazas, según las compañías de seguridad informática más importantes, la mayor actividad maligna proviene del territorio estadounidense", dijo Siromólotov a Sputnik.

    El diplomático adujo también el estudio de una comisión del Senado ruso del 15 de julio de 2020 con la estadística de los ciberataques a los sistemas informáticos del país durante la votación sobre las enmiendas a la Constitución que tuvo lugar a finales de junio.

    "Los ataques masivos de denegación de servicio provinieron del territorio de Estados Unidos", puntualizó.

    Siromólotov agregó que también se registraron ataques DDoS desde Alemania, Reino Unido y otros países.

    A su vez, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, informó que EEUU intensificó un 15% sus actividades de inteligencia cerca de las fronteras rusas en comparación con 2019.

    "En comparación con el año anterior, las actividades de inteligencia y acciones de desafío por parte de los aviones y barcos estadounidenses se intensificaron un 15% cerca de las fronteras rusas", dijo Shoigú.

    En particular, destacó una presencia más activa de barcos estadounidenses en la región del Ártico.

    Además, según el ministro, "EEUU empezó a trasladar sus unidades de combate de Alemania a Polonia y los países del Báltico".

    Etiquetas:
    acusaciones, EEUU, ciberataque, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook