En directo
    Política
    URL corto
    0 522
    Síguenos en

    Irán está dispuesto a cumplir todas las condiciones del PAIC si EEUU vuelve al acuerdo, confirmaron los representantes del país persa durante las consultas de los representantes del grupo P5+1. El alivio de las tensiones en las relaciones entre EEUU e Irán abre camino para las empresas chinas, cree un experto consultado por Sputnik.

    Para el 21 de diciembre está prevista una reunión ministerial sobre el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) sobre el programa nuclear de Irán.

    Las consultas sobre el PAIC

    Los participantes en las consultas que tuvieron lugar en un formato virtual el 16 de diciembre analizaron a fondo todas las posibilidades de la realización práctica del PAIC, teniendo en cuenta los desafíos existentes, según un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. 

    El principal reto son las acciones de EEUU destinadas a crear obstáculos para la plena aplicación del acuerdo nuclear. 

    Durante las consultas, Irán ha confirmado su disposición a volver al cumplimiento del PAIC, si EEUU cambia su política.

    "Irán siempre ha dicho que sus medidas para reducir los compromisos del acuerdo nuclear son una respuesta a la política estadounidense. Pero al mismo tiempo, Irán siempre ha advertido que está listo al 100%, para la casi plena aplicación de lo que se acordó en 2015. Esto se confirmó hoy", declaró Mijaíl Ulianov, representante permanente de Rusia ante las organizaciones internacionales en Viena, tras las consultas. 

    Según el diplomático ruso, las declaraciones de Joe Biden y su equipo señalan definitivamente el regreso al PAIC como una opción muy real.

    Las negociaciones entre Irán y EEUU son posibles, pero serán muy difíciles y largas, cree Irina Fiódorova, experta en relaciones entre EEUU e Irán del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias. 

    "La situación se complica con las sanciones que Trump ha impuesto a Irán. Son muy difíciles de levantar. Irán cree que EEUU debe primero volver al PAIC y levantar todas las sanciones, cumplir con todas las obligaciones como firmante de este documento. Por su parte EEUU cree que Irán debe cumplir primero con sus obligaciones en virtud del PAIC", explicó la experta, al añadir que, en general, la situación es bastante complicada.

    Asimismo, en Irán crece la insatisfacción con las políticas del presidente reformista Hasán Rohaní y con la situación acerca del PAIC, agregó Fiódorova.

    "Recientemente, la posición de los conservadores en Irán se ha vuelto tan fuerte que se reflejó en la demanda del Parlamento de recortar en su totalidad todos los compromisos de Irán en el PAIC a más tardar en febrero del próximo año", reveló al detallar que la ley fue aprobada por el Consejo de Expertos de Irán.

    La cooperación chino-iraní y EEUU

    A pesar de las sanciones impuestas por la Administración Trump a Irán, China sigue siendo uno de los principales socios comerciales del país persa, destacó Fiódorova. En particular, las empresas chinas encontraron oportunidades para exportar sus productos a Irán e importar petróleo iraní para eludir las restricciones extraterritoriales de EEUU. 

    El regreso de EEUU al PAIC y el, al menos parcial, levantamiento de sanciones contra Irán permitiría tanto a China como a otros países comenzar a desarrollar vínculos comerciales y económicos con Irán de manera bastante intensa.

    "En la cooperación chino-iraní, el factor estadounidense juega un papel extremadamente importante", opinó Ji Kaiyun, director del Centro de Estudios Iraníes de la Universidad del Sudoeste de China, en una entrevista con Sputnik.

    "Las duras sanciones de EEUU y la contención iraní dificultan el desarrollo de empresas con capital chino en Irán. Con la flexibilización de las relaciones entre EEUU e Irán, las empresas chinas en Irán obtendrán más comodidad en la financiación o en las transacciones de exportación e importación de bienes y tecnología", aseguró. 

    Al mismo tiempo, aumentará la competencia con las empresas de Europa, Japón, Corea del Sur y EEUU, puntualizó.

    "Con la flexibilización de las sanciones de EEUU, Irán podrá atraer a más empresas europeas y estadounidenses para fomentar la cooperación en materia de inversiones, mientras que las empresas chinas se enfrentarán a la presión competitiva de empresas de Europa, América del Norte, Japón y Corea del Sur", explicó Ji Kaiyun. 

    El experto resumió que la mitigación de la tensión entre EEUU e Irán dará a las empresas chinas en Irán más oportunidades de desarrollar la cooperación en lugar de traer riesgos porque "hay fuertes interconexiones entre las estructuras económicas y los sistemas de relaciones comerciales exteriores de China e Irán".

    Mientras tanto, el 18 de octubre expiró el embargo sobre las entregas y las exportaciones de armas convencionales de Irán. Teherán ya ha firmado acuerdos de exportación de armas con varios países, anunció el ministro de Defensa iraní, Amir Hatami, al señalar que planea más ventas de productos militares que compras.

    El país persa tiene acuerdos de cooperación militar y técnico-militar con China y Rusia tras el levantamiento de este embargo, recordó Irina Fiódorova.

    Según ella, China está interesado en vender equipo militar a Irán, además de aumentar las importaciones de petróleo.

    "Si EEUU al menos levanta las sanciones extraterritoriales, sería muy beneficioso, muy favorable para China. En términos geopolíticos, el país asiático podrá reforzar su presencia en Irán y su influencia en la región del golfo Pérsico", afirmó.

    El PAIC y la situación en el golfo Pérsico

    Para aliviar aún más las tensiones en el golfo Pérsico, China propuso crear una plataforma para el diálogo multilateral sobre la situación en la región.

    Esta iniciativa china podría tener grandes implicaciones positivas para la estabilidad de la región, incluyendo la mejora de las relaciones irano-estadounidenses, afirmó a Sputnik Zhu Weilie, experto en Oriente Medio y profesor del Instituto de Lenguas Extranjeras de Shanghái.

    "La razón es que, además de las tensas relaciones entre Irán y EEUU, las relaciones de Irán con los países del golfo Pérsico son también muy complicadas", detalló.

    También, en la propia región, las relaciones entre Catar y Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto aún no se han restablecido plenamente, agregó.

    "De esta manera, no se trata solo de que EEUU vuelva a un acuerdo nuclear con Irán, sino también de las tensiones regionales existentes, ya que estas cuestiones tienen una cierta interconexión", subrayó el experto.

    El especialista indicó que China quiere que EEUU vuelva al acuerdo nuclear con Irán. Sin embargo, la clave es cómo funcionarán los contactos entre los dos países, puntualizó, al precisar que las relaciones chino-iraníes y chino-estadounidenses deben considerarse por separado. 

    "En las relaciones chino-estadounidenses de hoy en día, hay muchas cosas que necesitan ser reconstruidas o reiniciadas. Por otra parte, hay buenos contactos en las relaciones chino-iraníes, y las partes tienen una amplia asociación estratégica", declaró.

    En las últimas semanas del mandato presidencial de Donald Trump, su Administración ha aumentado la presión de las sanciones sobre Irán. EEUU impuso sanciones a las empresas de China y los EAU, acusándolas de facilitar la exportación de productos petroquímicos iraníes.

    Según los expertos, las actuales sanciones del Departamento del Tesoro de EEUU pueden complicar el camino del presidente electo Joe Biden hacia una revisión de la posición estadounidense sobre el acuerdo nuclear con Irán.

    Etiquetas:
    acuerdo nuclear, Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), relaciones bilaterales, Irán, EEUU, China, Joe Biden
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook