En directo
    Política
    URL corto
    41222
    Síguenos en

    El Gobierno británico se apoderó de los archivos personales de Adolf Hitler tras la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el Reino Unido no los compartió con la URSS por temor a que Moscú se diera cuenta de sus contactos tras bastidores con los nazis, según nuevos documentos desclasificados.

    Con motivo de su 100 aniversario, el Servicio de Inteligencia Extranjera de Rusia —SVR— desclasificó una serie de materiales secretos. El libro con la recopilación de estos documentos denominado 'Servicio de Inteligencia Extranjera de la Federación de Rusia. 100 años. Documentos y testimonios' fue presentado al público el 17 de diciembre.

    Muchos de estos documentos que antes tenían el sello de 'Clasificado' arrojan luz sobre aspectos hasta ahora desconocidos de la Segunda Guerra Mundial y las posteriores relaciones entre los aliados.

    Entre los papeles publicados por el Servicio se encuentra un telegrama cifrado que fue enviado a Moscú el 5 de junio de 1945 por un agente soviético apodado Bob desde la sede de la inteligencia en Londres.

    "En el territorio de Alemania … los servicios de EEUU se apoderaron de los archivos personales de Hitler. Los archivos personales de Hitler cayeron en manos de los británicos. Las autoridades británicas tienen la intención de mostrarlos a las autoridades estadounidenses, pero no a las soviéticas. Los británicos temen que, si muestran los archivos personales de Hitler a las autoridades soviéticas, entonces estos últimos se darán cuenta de su contacto con Hitler. También esperan encontrar en los archivos de Hitler materiales sobre el Tratado de no Agresión soviético-alemán", reza el texto del telegrama.

    No es la única evidencia de las conversaciones que mantuvo tras bastidores el Gobierno británico con los nazis. También lo confirman otros documentos revelados por el servicio de inteligencia exterior.

    El 27 de mayo de 1942 el agente ruso en Suecia Boris Rybkin envió un mensaje de Estocolmo a Moscú. En el texto se refirió a las condiciones que había plantado el vicecanciller del Tercer Reich, Hermann Göring, para las negociaciones de paz con el Reino Unido.

    "Göring supuestamente estableció las siguientes condiciones: Alemania concluye una alianza sagrada con Inglaterra y EEUU contra el 'peligro amarillo' [un término racista para referirse a la amenaza de pueblos orientales para Occidente]. Francia como una gran potencia dejará de existir. Inglaterra conserva todas sus posesiones coloniales, Alemania obtiene el control de Europa con la parte europea de la URSS. El Imperio Británico estará garantizado por Alemania y Estados Unidos", comunicó Rybkin.

    En lo que se refiere a Hermann Göring, fue juzgado durante los Procesos de Núremberg por cometer crímenes de lesa humanidad. Lo declararon culpable y condenaron a morir en la horca, pero en vísperas de su ejecución se suicidó.

    Etiquetas:
    documentos clasificados, Servicio de Inteligencia Extranjera (SIE), Reino Unido, Adolf Hitler, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook