En directo
    Política
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — Julian Assange seguirá retenido hasta el 4 de enero en la cárcel de máxima seguridad de Londres, según confirmó el juez de distrito Paul Goldspring durante una vista que se celebró en la Corte de Westminster.

    El fundador de WikiLeaks no compareció ni en persona ni por vídeoconferencia en la audiencia, de carácter administrativa, que debería ser la última antes de que se conozca la decisión judicial sobre su extradición a Estados Unidos.

    La ausencia del informático y periodista australiano se debió a motivos de salud, de acuerdo con su representante legal.

    El penal de Belmarsh, donde el programador y periodista está recluido desde abril de 2019, sufrió un brote de COVID-19 en las últimas semanas y al menos 52 prisiones dieron positivo, según datos ministeriales de finales de noviembre.

    Assange tiene un historial clínico de dolencias respiratorias que le identifican como población vulnerable a la pandemia del coronavirus.

    La vista apenas duró los minutos necesarios para constatar que Assange tenía autorización judicial para excusarse debido al fuerte riesgo de contagios en el traslado desde la celda al locutorio de la prisión con conexión audiovisual externa. 

    El exeditor de WikiLeaks fue honrado esta misma jornada en una ceremonia en recuerdo del premio que le concedió en 2019 la Comisión de la Dignidad catalana en reconocimiento de su esfuerzo, apoyo y divulgación informativa del nacionalismo, la democracia y los presos políticos catalanes.

    Un grupo de simpatizantes se manifestó ante la Corte de Magistrados de Westminster en solidaridad con Assange y en demanda de su puesta en libertad.

    Este mes se cumplieron diez años desde que el patrón de WikiLeaks fuera detenido en Londres en conexión con alegaciones de abuso y violación sexual en Suecia, que finalmente fueran desestimadas.

    El Sindicato de Periodistas y otras organizaciones nacionales e internacionales difundieron esta semana un mensaje en el que advierten de que "el Reino Unido no será un espacio seguro para periodistas ni editores mientras Assange continúe en prisión afrontando la extradición", solicitada por la Administración Trump.

    La Justicia estadounidense reclama al exdirector de WikiLeaks para procesarle por un cargo de conspiración para acceder a sistemas informáticos gubernamentales y otros 17 por supuestos delitos de obtención y difusión de información confidencial en violación de la ley de Espionaje.

    Una protesta contra la extradición de Julian Assange en Londres
    © Sputnik / Justin Griffiths-Williams
    El profesional australiano se enfrenta a una posible condena de 150 años en prisión si es entregado a las autoridades de EEUU y juzgado allí por los 18 presuntos crímenes.

    Ambas partes podrán recurrir la decisión que adopte el tribunal de Westminster en este extraordinario pulso, que bien podría llegar hasta el Supremo británico y la Corte europea de Derechos Humanos.

    La jueza Vanessa, que preside el caso en primera instancia, tiene previsto dictar sentencia para el 4 de enero.

    El veredicto definitivo indicará si la libertad de prensa tiene prioridad sobre la protección de secretos de Estado, máxime si estos encubren abusos de poder, como sugieren imágenes e informes oficiales estadounidenses difundidos por WikiLeaks y otros medios internacionales.

    Etiquetas:
    arresto, WikiLeaks, Julian Assange
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook