En directo
    Política
    URL corto
    96060
    Síguenos en

    El medio británico Daily Mail acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, de usar la supuesta "propaganda anti-vacunas para matar a los británicos". Sputnik analiza qué hay detrás de estas acusaciones infundadas.

    "Vladímir Putin no quiere que tomes la vacuna contra el Covid-19", reza el artículo de Daily Mail, redactado por el periodista británico Dan Hodges.

    El medio asegura que los presuntos bots rusos son los responsables de la desinformación sobre el uso de las vacunas en el territorio británico.

    Según el autor de la publicación, "Putin comenzó a aprovechar el movimiento anti-vacunas como parte de su operación de desestabilización mucho antes de la aparición del Covid-19".

    "Erosionan la confianza del público en la vacunación, exponiéndonos a todos al riesgo de enfermedades infecciosas", dice el artículo refiriéndose a un informe de la Universidad Johns Hopkins de 2018. 

    No obstante, Rusia fue el primer país en registrar una vacuna contra el COVID-19, la Sputnik V. El fármaco fue presentado en la ONU y estará disponible para otros países a principios de 2021. Más de 100.000 rusos de grupos de riesgo ya recibieron la vacuna. Dados estos hechos, parece poco lógico acusar al Gobierno de Rusia de alguna especie de propaganda contra la vacunación, opinó el doctor Mijaíl Kóstinov, director del laboratorio del Instituto de investigación de vacunas Mechnikov.

    "Este tipo de artículos sólo los pueden escribir personas que están de mal de la cabeza. Saben que ofrecimos nuestra vacuna a los funcionarios de la UE, a los empleados de la ONU. ¿Cómo podemos estar en contra de la vacunación, cuando decimos a todos que estamos dispuestos a compartir los datos?", dijo el profesor en declaraciones a Sputnik.

    En septiembre, Putin dijo en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que ofreció proporcionar a los empleados de la ONU las vacunas Sputnik V sin costo alguno.

    Según Kóstinov, el artículo de Daily Mail y las publicaciones similares están relacionadas con la "guerra por el mercado de las vacunas".

    Mientras tanto, otros expertos opinan que las acusaciones del diario británico están asociadas con las teorías de conspiración sobre el supuesto daño de las vacunas que existen en el Reino Unido desde hace tiempo. Es decir, buscan acusar a Rusia de sus problemas internos. 

    "Presentan a Putin como un enemigo al que hay que oponerse. Usando los métodos de la Guerra Fría tratan de llamar a los británicos a vacunarse", comentó al canal Rossiya 1 Alexéi Naúmov, experto del Consejo ruso para los asuntos exteriores y vicerrector del departamento de política exterior de la editorial Kommersant. 

    Mientras tanto, la propia Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido advirtió a las personas que tienen un historial de reacciones alérgicas "significativas" que no deben vacunarse

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Sputnik Mundo (@sputnikmundo)

    Según el profesor Kóstinov, la alergia normalmente no entra en la lista de contraindicaciones de las vacunas, al menos de las rusas, contra el COVID-19.

    "Existen procedimientos especiales para vacunar a las personas con alergias, pero no es una contraindicación", comentó a Sputnik. 

    Rusia ha condenado en varias ocasiones los intentos de politizar el tema de la vacunación contra el COVID-19 y ha anunciado su disposición a cooperar con otros países para aumentar la disponibilidad de vacunas. 

    El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) recibió solicitudes de más de 50 países para la adquisición de 1.200 millones de dosis de la vacuna anti-COVID rusa Sputnik V, informó la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

    Etiquetas:
    propaganda, vacuna contra coronavirus, Sputnik V (vacuna), vacunación, Rusia, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook