En directo
    Política
    URL corto
    150
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia considera inadmisible cualquier acción que pueda aumentar el potencial de conflicto en la zona del Mediterráneo Oriental, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en su intervención en la conferencia internacional 'Mediterráneo: diálogo de Roma'.

    "Debo mencionar la situación en el Mediterráneo Oriental. Consideramos inadmisible cualquier acción que aumente el potencial de conflicto. Para resolver cualquier discrepancia de manera eficaz existe la plataforma universal que es la Organización de las Naciones Unidas", dijo.

    El ministro ruso recordó que la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 estipula los mecanismos para la delimitación de las zonas económicas exclusivas y las plataformas continentales, y subrayó la necesidad de utilizarlos.

    El canciller ruso subrayó que Moscú no está en contra de que en la región del Mediterráneo se implementen nuevos proyectos energéticos encaminados a diversificar los suministros de gas a Europa.

    "Al mismo tiempo rechazamos la politización de la cooperación en este ámbito. Son los países consumidores los que deben elegir [a sus proveedores], partiendo de la lógica de una competencia libre y la relación costo-beneficio, y no bajo la presión de ultimátum y amenazas procedentes desde el otro lado del océano", afirmó.

    El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente del Gobierno de Acuerdo Nacional de Libia, Fayez Sarraj, suscribieron en noviembre de 2019 un memorando de entendimiento sobre zonas marítimas en el Mediterráneo, que provocó disputas diplomáticas.

    Turquía publicó un mapa con las zonas marcadas conforme a este documento, según el cual una parte considerable de las aguas que Grecia considera su zona económica exclusiva figuran como turcas.

    La actividad de Turquía en el mar Mediterráneo
    © Sputnik
    La actividad de Turquía en el mar Mediterráneo

    Atenas acusa a Turquía de estar atentando contra sus derechos soberanos, Ankara a su vez declara que el memorando en cuestión se basa en el derecho internacional.

    Situación política en Libia

    Además, Lavrov indicó que Rusia constata con preocupación la falta de avances en la situación política en Libia.

    "Preocupa la situación política en Libia (...). Las recientes reuniones no dieron el resultado que todos estaban esperando", dijo.

    El canciller señaló que a juicio de Rusia en la etapa actual la tarea principal consiste en que la comunidad mundial preste ayuda a los libios en lo de eliminar la desconfianza y buscar avenencias, sin emprender intentos de imponerles unas recetas desde el exterior ni señalar como prioritaria a una de las partes libias.

    Lavrov recordó que sigue pendiente el asunto de designación de un nuevo enviado especial del secretario general de la ONU para Libia, agregando que EEUU frena la solución de este problema "menospreciando la posición de la Unión Africana e intentando dictar sus condiciones".

    El marzo pasado, el enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salame, renunció a este cargo alegando razones de salud para su decisión. Para cumplir sus funciones provisionalmente fue designada Stephanie Turco Williams, pero el puesto del nuevo enviado especial sigue vacante.

    Como probable candidato se indicó el actual coordinador especial de la ONU para la normalización en el Oriente Medio, Nikolay Mladenov, pero según unos datos, los países africanos quieren que para este puesto se designe un representante de África.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que la caída del que fuera su líder durante décadas, Muamar Gadafi, en 2011, derivó en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en Libia hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, presidido por Aguila Saleh y que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio (ENL), y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), encabezado por Fayez Sarraj y avalado por la ONU, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

    El Gobierno de Acuerdo Nacional goza de apoyo por parte de Turquía y Catar, mientras al ENL lo apoyan Egipto y los Emiratos Árabes Unidos.

    La Cancillería rusa en más de una ocasión declaró que los esfuerzos que se desarrollan en Libia deben estar dirigidos a recuperar la soberanía del país y a restablecer las instituciones de Estado. 

    Política de doble rasero respecto a Siria

    El canciller ruso también declaró que los países occidentales muestran una actitud contradictoria al no prestar ayuda a Siria en plena crisis humanitaria.

    "Occidente muestra un doble rasero denegando la ayuda a Siria incluso cuando se trata de problemas humanitarios y siguiendo, de esta manera, su política dirigida a asfixiar la economía de la República Árabe Siria", afirmó Lavrov en una conferencia.

    El canciller ruso lamentó que, en vez de una respuesta adecuada a su actuación constructiva, Damasco tenga en su territorio presencia militar ilegal de EEUU, que alimenta el separatismo y obstaculiza la recuperación de la integridad nacional del país.

    En este contexto, Lavrov condenó las sanciones europeas y estadounidenses y sus "infundadas" acusaciones contra Siria de emplear armas químicas y cometer delitos militares.

    Un soldado del Ejército sirio en Deir Ezzor
    © Sputnik / Servicio de prensa del presidente de Siria
    Además, según Lavrov, bajo presión de EEUU la Organización de Naciones Unidas se limitó a participar como observador en la reciente Conferencia internacional sobre refugiados sirios celebrada los días 11 y 12 de noviembre en Damasco.

    "Desafortunadamente, bajo la fuerte presión de EEUU, muchos países tanto europeos, incluidos los miembros de la Unión Europea, como regionales no enviaron sus delegaciones a ese evento", comentó el jefe de la diplomacia rusa al destacar la participación activa de Rusia en esa conferencia.

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    Actualmente se promueven al primer plano la búsqueda de una solución negociada de la crisis, el retorno de los refugiados y la reconstrucción de Siria. 

    Etiquetas:
    Serguéi Lavrov, política, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook