En directo
    Política
    URL corto
    0 240
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Rusia, Vladímir Putin, negó motivos ocultos tras el hecho de no haber felicitado aún a Joe Biden, el candidato demócrata al que los principales medios de EEUU dan por ganador de las presidenciales del 3 de noviembre.

    "No hay ningún mensaje oculto en eso, ni nada que pueda servir de base para seguir destruyendo nuestras relaciones", dijo el líder ruso en un programa del canal Rossiya 1.

    Según el mandatario, Rusia respeta tanto al actual presidente de EEUU, Donald Trump, "como al candidato a ese puesto, el señor Biden".

    "Trabajaremos con cualquier persona que se gane la confianza del pueblo estadounidense. Pero debe ser marcado mediante las tradiciones políticas quién posee un mayor grado de confianza, cuando una de las partes reconozca la victoria de la otra, o mediante el anuncio de los resultados finales de las elecciones de una manera legítima y legal", subrayó Putin.

    El jefe de Estado indicó que, en su opinión, el sistema electoral del país norteamericano tiene ciertos fallos, pero aseguró que Moscú no tiene la intención de criticarlo.

    Las elecciones presidenciales estadounidenses se han visto empañadas por denuncias de fraude masivo.

    Si bien Trump y su rival el demócrata Biden se proclamaron ganadores, hasta el momento no fue formulada ninguna declaración oficial sobre el vencedor del sufragio.

    Sin embargo los grandes medios estadounidenses dan por ganador a Biden, que el 20 de noviembre cumplió 78 años. 

    Armisticio en Nagorno Karabaj

    Comentatando la crisis en el Cáucaso, Putin resaltó que Rusia actuó únicamente como mediador para lograr el cese de hostilidades entre las fuerzas armenias y azeríes en Nagorno Karabaj.

    "Rusia se ha limitado al papel de mediador y ha contraído […] el compromiso de separar pacíficamente a las partes. Es lo que estamos haciendo", dijo Putin.

    Sobre la declaración que puso fin a las hostilidades en Nagorno Karabaj, el líder ruso señaló que "el texto ha sido redactado a tres bandas".

    "No había otra manera porque, de hecho, era un acuerdo entre dos partes" [del conflicto] , añadió.

    Las hostilidades en Nagorno Karabaj, que volvieron a estallar a fines de septiembre pasado y provocaron miles de muertos durante un mes y medio de combates, cesaron el 10 de noviembre gracias a una declaración acordada por los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia.

    Por acuerdo entre las partes, Rusia envió sus fuerzas de paz a la zona del conflicto, por cinco años en un principio, e instaló allí 23 puestos de vigilancia. El despliegue del contingente de paz, de unos 2.000 efectivos, comenzó paralelamente a la retirada gradual de fuerzas armenias desde los distritos de Agdam, Kelbecer (Kalbajar) y Lachín, ocupados durante la guerra de 1992-1994.

    Los militares rusos ejercerán el control de la línea divisoria entre las fuerzas armenias y azeríes, así como del corredor de Lachín que conecta a Nagorno Karabaj con Armenia. Por su parte, Armenia deberá garantizar el transporte entre la república autónoma de Najicheván, el exclave azerí que se encuentra entre su territorio, Irán y Turquía, y las zonas del oeste de Azerbaiyán. 

    Etiquetas:
    Nagorno Karabaj, Vladímir Putin, Joe Biden, EEUU, Rusia, Elecciones presidenciales en EEUU 2020
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook