En directo
    Política
    URL corto
    31181
    Síguenos en

    El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no encontró tiempo para reunirse con el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, mientras este visitaba Turquía. La causa, según un diplomático estadounidense, fue un cambio en la agenda de trabajo del mandatario turco.

    Pompeo llegó a Turquía para reunirse con el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé, con el fin de discutir temas religiosos del país euroasiático y la región. El Secretario de Estado no solo fue plantado por el presidente Erdogan, sino también por todos los representantes del Gobierno turco. 

    "Tanto al Secretario, como a los funcionarios turcos, al ministro de Asuntos Exteriores Cavusoglu y al presidente Erdogan les hubiera gustado que todo esto funcionara.  Pero al final, no se pudo. No se pudo porque el horario del presidente Erdogan cambió y resultó imposible ajustarlo a los parámetros que desde el principio habíamos establecido para la visita del Secretario", explicó un alto funcionario del Departamento de Estado, citado en un comunicado del organismo.

    El diplomático observó que "no es ningún secreto" que los países tienen pendiente debatir sobre asuntos muy importantes.

    Pero al mismo tiempo, señaló que no se trató de "una medida deliberada de la Administración" turca y calificó esta idea de "un poco dramática".

    Otro funcionario del Departamento de Estado admitió que EEUU tiene "algunas preocupaciones y diferencias" con los turcos, en particular, respecto al Mediterráneo Oriental, Libia y Siria.

    La crisis en las relaciones entre Turquía y Estados Unidos se produjo después de que Ankara adquiriera los últimos sistemas de defensa aérea rusos S-400. El país otomano recibió en 2019 el primer lote del S-400 (SA-21 Growler en la clasificación de la OTAN), capaz de abatir aparatos aéreos de tecnología furtiva, misiles de crucero, misiles balísticos tácticos y táctico-operativos.

    EEUU exigía que Turquía renunciara a los sistemas rusos y a cambio comprara los estadounidenses Patriot y amenazó con demorar o suprimir la venta de los cazas F-35 a su aliado, así como imponerle sanciones de acuerdo con la ley estadounidense CAATSA (para contrarrestar a adversarios de EEUU a través de medidas restrictivas).

    Ankara se negó a ceder a la presión estadounidense y continuó las negociaciones con Moscú para la adquisición de un lote adicional de S-400.

    Etiquetas:
    rechazo, reunión, relaciones, política, visita, EEUU, Turquía, Mike Pompeo, Recep Tayyip Erdogan
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook