En directo
    Política
    URL corto
    El alto el fuego en Nagorno Karabaj (119)
    0 52
    Síguenos en

    EREVÁN (Sputnik) — Si no se hubiese firmado el acuerdo sobre el alto el fuego en Nagorno Karabaj habrían podido quedar cercados más de 20.000 militares, declaró el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián.

    "En caso de perder Stepanakert caerían Askerán y Martakert, y entonces habrían quedado bloqueados más de 20.000 soldados y oficiales, amenazados de muerte o prisión", dijo en una alocución televisada.

    Pashinián afirmó que el Estado Mayor le había informado de la necesidad de cesar cuanto antes las acciones bélicas, y también el presidente de Nagorno Karabaj le había advertido del peligro de perder Stepanakert (capital de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj).

    Serguéi Lavrov, canciller ruso
    © Sputnik / Servicio de Prensa de la Cancillería rusa
    También dijo que firmó el acuerdo sobre Nagorno Karabaj por faltar en la retaguardia fuerzas aptas para el combate y capaces de influir en la situación.

    "En la retaguardia ya no había fuerzas capaces de influir realmente en la situación…No quedó más remedio que firmar ese documento", dijo Pashinián al insistir en que lo hizo para salvar las vidas de los militares.

    "En todo caso, el problema de Nagorno Karabaj sigue sin solución", agregó el primer ministro armenio.

    Estatus de Karabaj

    Asimismo, Nikol Pashinián declaró que ahora existen argumentos de peso para lograr el reconocimiento internacional de Nagorno Karabaj.

    "Reviste una especial importancia la necesidad de decidir definitivamente el estatus de Artsaj [autodenominación de Nagorno Karabaj]. El reconocimiento internacional de la República de Artsaj se impone como una prioridad absoluta, ya hay argumentos de peso para obtenerlo", dijo.

    Pashinián no concretó qué argumentos son.

    El 9 de noviembre, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, y los presidentes de Azerbaiyán y Rusia, Ilham Aliyev y Vladímir Putin, emitieron una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj a partir del 10 de noviembre.

    En el marco del acuerdo, Rusia ya procedió al envío de fuerzas de paz —1.960 militares, 90 transportes blindados y 380 medios técnicos— que se desplegarán en la línea de separación entre las partes beligerantes y a lo largo del llamado corredor de Lachín, que conecta Nagorno Karabaj con Armenia.

    Los bandos del conflicto deben permanecer en sus posiciones actuales, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los caídos.

    Según la declaración, las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj se emplazarán por cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes notifique la intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

    Pashinián reconoció que le costó mucho aceptar el nuevo acuerdo del cese del fuego. Aliyev a su vez calificó la firma de este documento como una capitulación de Armenia y dijo que —concluida la etapa militar— se puede empezar a debatir las cuestiones políticas.

    Nagorno Karabaj, de población mayoritariamente armenia, es foco de conflicto desde que decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

    Tema:
    El alto el fuego en Nagorno Karabaj (119)
    Etiquetas:
    Azerbaiyán, Armenia, Nagorno Karabaj, Nikol Pashinián
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook