En directo
    Política
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    EREVÁN (Sputnik) — En Armenia detuvieron a 10 líderes opositores después de una manifestación en la capital, Ereván, durante la cual se exigía la renuncia del primer ministro, Nikol Pashinián, informó la página web del Comité Especial de Investigación del país.

    Ese servicio abrió un caso penal relacionado con la protesta, que la oposición organizó la víspera cerca de las sedes del Gobierno y el Parlamento pese a la ley marcial vigente.

    "En el marco de la causa penal iniciada, fueron detenidas 10 personas", afirma el ente estatal.

    En particular, según el comité, fueron detenidos el líder del partido Armenia Próspera Gaguik Tsarukián, el jefe del partido Seguridad Nacional Garnik Isagulián y el politólogo Surén Sureniants.

    Además en la lista figuran el exjefe del Servicio de Seguridad Nacional Artur Vanetsián, los ex vice presidentes del Parlamento Ara Saakián y Eduard Sharmazánov, el fundador del partido Armenia Unida Artur Kazinián, entre otros.

    Los detenidos se acusan de la "organización y celebración de una reunión en violación del orden establecido por la ley", y pueden ser condenados a un arresto de hasta dos meses.

    Isagulián, Sureniants, Vanetsián, Kazinián y el opositor Ishján Sagatelián además pueden estar implicados en la infracción de las restricciones temporales en el marco de la ley marcial, que pudo provocar graves consecuencias, delito castigado con hasta cinco años de prisión.

    Los manifestantes exigían la renuncia del primer ministro armenio debido a la firma de un acuerdo de alto el fuego en Nagorno Karabaj.

    El 9 de noviembre, los presidentes de Azerbaiyán y Rusia, Ilham Aliyev y Vladímir Putin, emitieron junto con Pashinián una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en la zona del conflicto a partir del 10 de noviembre.

    En el marco del acuerdo, Rusia ya procedió al envío de fuerzas de paz —1.960 militares, 90 transportes blindados y 380 medios técnicos— que se desplegarán en la línea de separación entre las partes beligerantes y a lo largo del llamado corredor de Lachín, que conecta Nagorno Karabaj con Armenia.

    Los bandos del conflicto deben permanecer en sus posiciones actuales, intercambiar prisioneros de guerra, otros detenidos y los cuerpos de los caídos.

    Según la declaración, las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj se emplazarán por cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes notifique la intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

    Etiquetas:
    CNFORS, Nagorno Karabaj, protestas, manifestación, Armenia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook