En directo
    Política
    URL corto
    31124
    Síguenos en

    La republicana Marjorie Taylor Greene consiguió una banca como diputada por un distrito de Georgia y se convirtió en la primera legisladora abiertamente simpatizante de QAnon, el movimiento derechista que denuncia una conspiración contra Donald Trump. Taylor Green reclama "detener el socialismo" y amenaza a sus oponentes con fusiles.

    Las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos no solo dejan al país con un nuevo presidente sino también con 34 nuevos senadores —un tercio de la Cámara Alta— y la totalidad de las 435 bancas de la Cámara de Representantes. El recambio permitió que ingresara por primera vez al Congreso una diputada que abiertamente apoya al movimiento derechista QAnon.

    Se trata de Marjorie Taylor Greene, licenciada en administración de empresas y empresaria de 46 años que resultó electa como diputada por el distrito 14 del estado de Georgia. Nacida en la ciudad de Milledgeville, Taylor Greene se lanzó de lleno a la vida política recién en 2020 y con la intención de disputar la candidatura a la Cámara Baja por el Partido Republicano.

    Su camino fue más sencillo de lo que pensaba gracias a que Tom Graves, que ostentaba el cargo de diputado republicano por el 14° distrito de Georgia, decidió no presentarse. De todas formas tuvo que ganarle la interna a John Cowan para competir en la elección del 3 de noviembre con el demócrata Kevin Van Ausdal.

    Taylor Greene corría con la ventaja de saber que el distrito 14 de Georgia es tradicionalmente republicano pero su camino se hizo todavía más sencillo cuando Van Ausdal abandonó sorpresivamente la carrera electoral y se mudó a Indiana como consecuencia de un divorcio abrupto.

    Pero lo más llamativo de Taylor Greene no fue su rápido ascenso político sino su gusto por las teorías conspirativas. En efecto, la congresista electa es señalada como simpatizante de QAnon, un movimiento que sostiene, por ejemplo, que el presidente Donald Trump es víctima de una conspiración impulsada por figuras del Partido Demócrata como Joe Biden, Hilary Clinton o Barack Obama, así como el empresario George Soros. La misma teoría relaciona a esas figuras a una supuesta red de pedofilia y tráfico de menores.

    La congresista electa Marjorie Taylor Greene durante un acto de campaña
    © AFP 2020 / Dustin Chambers
    La congresista electa Marjorie Taylor Greene durante un acto de campaña

    En consonancia con esas ideas, la campaña de Taylor Greene tuvo como eslogan "salva a América, deten el socialismo" y mantuvo un perfil combativo hacia los demócratas y las protestas sociales que se multiplicaron en el país en contra del racismo, la discriminación y el Gobierno de Donald Trump.

    La candidata ganó notoriedad cuando Facebook censuró una publicación suya que incluía un fotomontaje en el que sostenía un fusil AR-15 junto a las diputadas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Rashida Tlaib, integrantes de lo que denominan The Squad (el equipo).

    También lució un arma de fuego en un vídeo en el que se dirige a los integrantes Antifa, luego de que fueran catalogados como una "organización terrorista" por Donald Trump. "Aquí está mi mensaje para los terroristas de Antifa: manténganse alejados del noroeste de Georgia", decía, mientras cargaba su arma.

    Como representante de Georgia, Greene es una de las figuras políticas que más defiende a Trump en la idea de que hubo irregularidades en los comicios del 3 de noviembre. Incluso llegó a desarrollar un sitio web dedicado a juntar firmas contra lo que llamó "la operación de fraude electoral más grande en la historia estadounidense".

    La petición afirmaba que Trump "tiene los votos" para ganar "pero los demócratas, las grandes tecnológicas y los medios de fake news están tratando de robar la elección".

    Etiquetas:
    Donald Trump, Georgia (EEUU), Partido Republicano de EEUU, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook