En directo
    Política
    URL corto
    0 160
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El presidente ruso, Vladímir Putin, condenó los ataques perpetrados el 2 de noviembre en el centro de Viena al tacharlos de brutales y cínicos, informó el servicio de prensa del Kremlin.

    "El jefe del Estado ruso condenó enérgicamente ese crimen brutal y cínico que volvió a revelar una naturaleza inhumana del terrorismo", dice el texto de un telegrama de condolencias que el líder ruso envió a su homólogo de Austria, Alexander Van der Bellen, y al canciller austriaco, Sebastian Kurz. 

    El presidente ruso expresó la confianza en que las fuerzas del terrorismo fracasarán en "sembrar la discordia y el odio entre las personas de distintas religiones".

    "Putin reafirmó la disposición de Rusia a incrementar la cooperación con Austria y otros miembros de la comunidad internacional en la lucha contra todas las formas y manifestaciones del terrorismo", subraya el texto.

    Agrega que el presidente ruso expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas del atentado y les deseó una pronta recuperación a todos los heridos.

    Por su parte, la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, señaló que Rusia reitera su llamamiento a la comunidad internacional para que aúne esfuerzos en la lucha contra el terrorismo.

    "Este es el tema que Rusia ha planteado y plantea desde hace muchos años, a saber, unir esfuerzos para combatir la amenaza terrorista", dijo Zajárova a la cadena Rossiya 24.

    Recordó que Rusia planteó esta cuestión en diversas plataformas y foros internacionales al nivel más alto.

    "Creemos que este problema debe abordarse colectivamente, buscar salidas colectivas, y solo en este formato es posible lograr el resultado más efectivo, el que todos esperan, es decir, la lucha intransigente contra el terrorismo internacional", concluyó la portavoz.

    Al menos cuatro personas fallecieron y 18 resultaron heridas en una serie de ataques perpetrados con el uso de armas de fuego la noche del 2 de noviembre en el centro de Viena, uno de ellos cerca de una sinagoga.

    El presunto atacante fue abatido por la Policía, que atribuye el atentado a "motivos islamistas". El sospechoso portaba entre otras armas un fusil de asalto, así como un cinturón explosivo que resultó falso.

    Por el momento no está claro si tenía cómplices. El portavoz del Ministerio del Interior, Harald Sörös, dijo que las autoridades suponen que había un máximo de cuatro perpetradores. Según el portavoz, la investigación está "en plena marcha". 

    Etiquetas:
    terrorismo, ataque, Austria, Viena, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook