En directo
    Política
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Ceyhun Bayramov, en una entrevista con Sputnik denunció la falta de interés de Armenia por resolver de manera pacífica el conflicto en Nagorno Karabaj.

    "Es evidente que Armenia no está interesada en la solución del conflicto a través de las negociaciones; su primer ministro afirmó claramente que no hay una solución diplomática del conflicto", afirmó Bayramov.

    El ministro azerí acusó a Armenia de haber violado las tres treguas declaradas hasta la fecha.

    Además, declaró que el envío de observadores a Nagorno Karabaj debe ser acordada con Bakú.

    "Estamos hablando del territorio soberano azerí, el despliegue de cualquier fuerza, incluidos los observadores, debe ser acordado con el Gobierno de Azerbaiyán", dijo Bayramov.

    También apuntó que el monitoreo debe implementarse junto con la solución de la disputa territorial, "de lo contrario, sin compromisos concretos de Armenia con la retirada de sus fuerzas de los territorios azerbaiyanos ocupados, los observadores servirían solo para consolidar la ocupación".

    "Para el cese el fuego es necesario el apego de Armenia a sus compromisos, que se inicie la retirada de las Fuerzas Armadas armenias de los territorios azeríes", recalcó.

    Además, Bayramov indicó que las misiones de paz en Nagorno Karabaj deben desplegarse con la aprobación de Azerbaiyán.

    "Cualquier despliegue de pacificadores en el territorio soberano de Azerbaiyán requiere el consentimiento del Gobierno azerí", dijo Bayramov.

    Indicó que el tema de misiones de paz internacionales no es nuevo, "pues es uno de los elementos del proceso de solución del conflicto, parte de los principios que han sido base de las negociaciones de paz por muchos años".

    "También se menciona en la resolución de la cumbre de la OSCE de 1994 en Budapest, en la que el grupo de planificación de alto nivel fue encargado de elaborar un plan para creación y definición de la estructura y la actividad de las fuerzas de paz multinacionales de la OSCE en Nagorno Karabaj", recordó Bayramov.

    El canciller azerí desmintió la presencia de mercenarios extranjeros en Nagorno Karabaj.

    "Las informaciones sobre (...) mercenarios o paramilitares de Siria [en Nagorno Karabaj] son un ejemplo de desinformación difundida por ciertos países. Hasta la fecha no hubo ni una sola evidencia proporcionada por los que difunden estas noticias falsas", dijo.

    Subrayó que las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán —"profesionales y potentes"— no sufren falta de personal militar, "a diferencia de Armenia que lleva sufriendo una crisis demográfica por varios años" y que, según el ministro, no puede dotar su Ejército de recursos humanos.

    "No necesitamos fuerzas externas, incluidas las formaciones ilegales, para proteger la integridad territorial de nuestro país", expresó el jefe de la diplomacia azerí.

    Al mismo tiempo afirmó que Bakú dispone de "muchas evidencias" de que Armenia utilizaba a grupos terroristas y mercenarios en sus operaciones militares durante la "ocupación de Nagorno Karabaj y territorios adyacentes de Azerbaiyán".

    Se refirió en sus declaraciones a los datos obtenidos por el servicio de inteligencia que "se basan en varias fuentes".

    Según estos datos, "terroristas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán y armenios de Europa y Oriente Medio luchan del lado de Armenia", recalcó Bayramov.

    La postura turca sobre Nagorno Karabaj

    La posición de Turquía sobre Nagorno Karabaj se basa en el derecho internacional, declaró el ministro de Exteriores de Azerbaiyán.

    "La posición de Turquía sobre la solución del conflicto se basa en las normas y los principios del derecho internacional, incluyendo el Acta final de Helsinki", dijo Bayramov.

    Indicó que "Turquía apoya la integridad territorial de Azerbaiyán dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas como factor clave de la paz sostenible, la seguridad y la estabilidad en la región".

    El canciller recordó que Azerbaiyán participa en las negociaciones sobre la solución del conflicto desde hace muchos años.

    Bayramov sostuvo que la solución del conflicto requiere "una posición firme" de la comunidad internacional y que se exija a Armenia el cumplimiento de las resoluciones del Conejo de Seguridad de la ONU y el respeto de las fronteras internacionalmente reconocidas de Azerbaiyán.

    "Si la comunidad internacional, incluidos los países del Grupo de Minsk de la OSCE exigiera, tal como lo hizo Turquía, que Armenia deje de ocupar los territorios azeríes y pase a las negociaciones orientadas a un resultado, por supuesto tendríamos resultados concretos", comentó.

    Asimismo, declaró que la mediación de Irán en el problema de Nagorno Karabaj debe ser aprobada por ambas partes del conflicto.

    "Irán muchas veces ha ofrecido su ayuda y mediación entre Azerbaiyán y Armenia para encontrar una solución pacífica al conflicto; evaluamos altamente estos esfuerzos de Irán; ahora continúan las consultas en el Grupo de Minsk de la OSCE; Irán no forma parte de ella, y su papel de mediador debe ser aprobado por ambas partes [del conflicto]", afirmó el ministro.

    Los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán se reunirán el 30 de octubre en Ginebra con los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE para Nagorno Karabaj.

    El 27 de septiembre volvieron a estallar choques armados en Nagorno Karabaj, foco de conflicto entre Ereván y Bakú desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

    Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, provocaron centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.

    Azerbaiyán pretende recuperar su integridad territorial, mientras Armenia defiende los intereses de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

    Para impulsar una solución negociada del conflicto, la OSCE instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk, copresidido por Estados Unidos, Rusia y Francia.

    Desde el rebrote de las hostilidades a finales de septiembre, Azerbaiyán y Armenia han pactado ya tres armisticios en Nagorno Karabaj —a partir del 10, el 18 y el 26 de octubre— pero las treguas fueron infringidas el mismo día que entraron en vigor.

    Etiquetas:
    conflicto, resolución, Armenia, Azerbaiyán, Nagorno Karabaj
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook