En directo
    Política
    URL corto
    Se agrava el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj (272)
    0 120
    Síguenos en

    EREVÁN (Sputnik) — El Gobierno de Armenia decidió suspender las importaciones de bienes desde Turquía a partir del 31 de diciembre.

    "El Gobierno de la República de Armenia, por decisión del 20 de octubre, introdujo una prohibición temporal a la importación de bienes de consumo final de origen turco. La prohibición entrará en vigor el 31 de diciembre de 2020", dice un comunicado gubernamental a disposición de Sputnik.

    Se precisa que la suspensión de la importación de productos turcos obedece a las necesidades de seguridad, "teniendo en cuenta los numerosos hechos confirmados de complicidad y apoyo abierto de Turquía a las acciones militares y terroristas desatadas por Azerbaiyán contra la República de Artsaj [como se autodenomina la república autoproclamada de Nagorno Karabaj]".

    "La prohibición a la importación de bienes de origen turco detiene la financiación del tesoro estatal turco de fuentes armenias y, al mismo tiempo, se suprime la posibilidad de penetración de posibles amenazas en Armenia a través de la importación de bienes de consumo final de un país hostil", subraya en comunicado.

    "El problema de Nagorno Karabaj no tiene solución diplomática"

    El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, declaró que el conflicto de Nagorno Karabaj no tiene solución diplomática en la etapa actual y no la tendrá durante mucho tiempo.

    "El problema de Nagorno Karabaj no tiene solución diplomática en estos momento ni la tendrá durante un largo tiempo. La práctica muestra: lo que es aceptable para Armenia, es inadmisible para Azerbaiyán, de ahí que no tiene sentido hablar de una solución diplomática, al menos en la etapa actual", señaló en un video publicado en Facebook.

    Además instó a las autoridades locales, los partidos políticos y las ONGs "a formar unos destacamentos de voluntarios, que se subordinen al jefe del Estado Mayor General".

    El primer ministro subrayó que se debe luchar por los derechos de Nagorno Karabaj y llamó a los estudiantes y los empresarios de esta república autoproclamada a dirigirse a Stepanakert para alistarse en el Ejército de Defensa.

    Dijo que, según estimaciones de la parte armenia, Azerbaiyán está movilizando sus últimas reservas y "teme la proclamación del armisticio humanitario", porque tiene "unos 10.000 soldados abatidos, incluidos mercenarios y turcos, y la maquinaria de guerra destruida por un costo de alrededor de 1.500 millones de dólares".

    Asimismo, el presidente de Armenia, Armén Sarkisián, al término de su reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Bruselas, llamó a Turquía a contribuir al cumplimiento del alto el fuego en Nagorno Karabaj.

    "Si un Estado miembro de la OTAN como Turquía dejara de ser parte en el conflicto y contribuyera al alto el fuego (…) entonces realmente lograríamos un alto el fuego, y después de eso podríamos sentarnos a la mesa de negociaciones en el formato del Grupo de Minsk y podríamos encontrar una solución pacífica al conflicto", dijo Sarkisián.

    Reacción de Turquía

    A su vez, el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, acusó al primer ministro armenio de renuencia a solucionar el conflicto por vía diplomática.

    "La declaración de Pashinián sobre que no hay solución diplomática en Nagorno Karabaj demuestra las intenciones de Armenia. Queda claro que quiere una guerra. Eso confirma que Turquía y Azerbaiyán tienen razón", tuiteó Kalin.

    También subrayó que el "Cáucaso Sur tendrá paz y estabilidad solo cuando Nagorno Karabaj sea liberada de la ocupación".

    El 27 de septiembre volvieron a estallar los choques armados en Nagorno Karabaj, foco de conflicto entre Armenia y Azerbaiyán desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

    Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, provocaron centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.

    Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia defiende los intereses de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

    Desde las 00:00 del 18 de octubre (GMT+4) entró en vigor una nueva tregua humanitaria en Nagorno Karabaj, la segunda en lo que va de esta espiral de hostilidades en la zona. Al igual que en la primera ocasión, el 10 de octubre, las partes en conflicto se acusan de violar el armisticio.

    Pashinián, en una entrevista con la agencia iraní IRNA, expresó que los copresidentes del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), no lograrán influir sobre el desarrollo de la situación en Nagorno Karabaj.

    "Ellos hacen declaraciones, expresan posiciones, pero no logran ejercer una influencia real", dijo.

    El texto de la entrevista se publicó en la web del Gabinete de Ministro de Armenia.

    Para impulsar una solución negociada del conflicto, la OSCE instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk, copresidido por Estados Unidos, Rusia y Francia.

    El grupo incluye además a Alemania, Bielorrusia, Finlandia, Italia, Suecia y Turquía, así como Armenia y Azerbaiyán, y la troika de la OSCE, o los países que representan la presidencia de turno, la anterior y la siguiente.

    Tema:
    Se agrava el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj (272)
    Etiquetas:
    importación, Turquía, Armenia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook