En directo
    Política
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — En el Kremlin esperan continuar el diálogo con EEUU sobre el actual Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III), afirmó el portavoz presidencial ruso Dmitri Peskov.

    "Allí de verdad continúa el trabajo a nivel de expertos; y esperamos que esta conversación continúe con los estadounidenses, esperamos que todas las discrepancias sobre la esencia de la cuestión sean superadas a través del diálogo", dijo Peskov respondiendo a la pregunta de la prensa sobre la prolongación de START III.

    Destacó que la continuación del diálogo sirve no solo a los intereses de los dos países, sino a la seguridad y estabilidad de todo el mundo.

    La semana pasada EEUU rechazó la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de extender el tratado por un año sin condiciones.

    No obstante, el 20 de octubre la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, afirmó que EEUU está preparado para reunirse con sus homólogos rusos de inmediato para finalizar un acuerdo sobre control de armas nucleares.

    Mediante el Nuevo Tratado START, conocido también como START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

    Suscrito en 2010, el acuerdo entró en vigor en 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años. Si no se renueva, expirará en febrero próximo.

    Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas. 

    Nord Stream 2

    Además, Peskov declaró que las nuevas sanciones de Estados Unidos contra el gasoducto Nord Stream 2 son un ejemplo más de la competencia desleal por parte de Washington.

    "Se trata de una política inamistosa y destructiva, una política de restricciones a Rusia y su economía, que es otro ejemplo de competencia desleal de EEUU", dijo en una rueda de prensa.

    Peskov señaló que las sanciones dirigidas contra Rusia dañan las relaciones bilaterales.

    "Lamentablemente, esa línea destructiva continúa y causa daño a nuestras relaciones bilaterales", apuntó el representante del Kremlin.

    El gasoducto Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, conectará a los dos primeros países por el fondo del mar Báltico. La infraestructura, concebida para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

    La construcción fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba las obras.

    Se oponen al nuevo gasoducto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y algunos países europeos como Polonia, Letonia o Lituania. Ucrania, que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso, también está en contra del proyecto.

    En agosto de 2017 Estados Unidos aprobó un instrumento llamado Caatsa (Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de las Sanciones) y diseñado para impedir cualquier transacción con Rusia.

    En julio pasado, Washington extendió las sanciones impuestas en virtud de esa ley al gasoducto Nord Stream 2.

    Moscú ha subrayado en repetidas ocasiones que el proyecto de Nord Stream 2 se aplica en interés de la seguridad energética de todo el continente europeo. 

    Etiquetas:
    Rusia, START III, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook