En directo
    Política
    URL corto
    1221
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — La propuesta del presidente de Rusia, Vladímir Putin, de extender por un año y sin condiciones el nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), es un fracaso, dijo el consejero en Seguridad Nacional del Gobierno de EEUU, Robert O'Brien.

    "La respuesta del presidente Putin de extender el nuevo START sin congelar las cabezas nucleares es un fracaso", dijo el funcionario en Twitter.

    O´Brien destacó que la propuesta de EEUU de extender el acuerdo por un año y que ambos países congelaran el número de cabezas nucleares en ese periodo, hubiera sido positivo para las dos naciones.

    El consejero de la Casa Blanca dijo haber pensado que Moscú estaba dispuesto a aceptar la propuesta de EEUU, cuando se reunió con sus contrapartes rusas en Ginebra.

    "EEUU habla en serio sobre el control de armas para mantener al mundo a salvo. Esperamos que Rusia revise su postura antes de que sobrevenga una carrera armamentística", expresó O'Brien.

    Posición de la ONU 

    Por su parte, el portavoz de las Naciones Unidas, Stephane Dujarric, dijo el 16 de octubre que el secretario general de la ONU, António Guterres, cree que la extensión del Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Nuevo START) debe seguir siendo una prioridad y espera que Rusia y Estados Unidos acuerden un camino a seguir.

    "Para el secretario general, la extensión del nuevo tratado START debe seguir siendo una prioridad, y esperamos que las partes, la Federación de Rusia y Estados Unidos, acuerden un camino a seguir", afirmó Dujarric en ruedad de prensa. 

    Más temprano este 16 de octubre, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso prolongar el tratado por un año sin condiciones.

    "Tengo una propuesta que consiste en prolongar el actual tratado sin condiciones por al menos un año, para poder celebrar negociaciones sustantivas sobre todos los aspectos de los problemas que se gestionan con tales acuerdos", dijo el mandatario ruso.

    Mediante el nuevo START, conocido también como START III, EEUU y Rusia se comprometieron a reducir sus arsenales hasta 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva, para el 5 de febrero de 2018.

    Suscrito en 2010, el acuerdo entró en vigor en 2011 por un periodo de diez años, prorrogable por cinco años. Si no se renueva, expirará en febrero próximo.

    Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas.

    Etiquetas:
    armas, relaciones bilaterales, Rusia, Vladímir Putin, START III, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook